Manuel Mateo / Músico “Federico siempre quiso ser músico. De hecho, no dejó de serlo toda su vida”

  • Manuel Mateo es el responsable del taller La maleta sonora incluido en el programaFederico en tu ruta en el que presenta un repertorio musical "bastante desconocido" del poeta

Manuel Mateo durante el taller 'La maleta sonora' Manuel Mateo durante el taller 'La maleta sonora'

Manuel Mateo durante el taller 'La maleta sonora'

Lleva toda la vida dedicado a la música –es uno de los artistas históricos de la ciudad dedicados a músicas celtas y tradicionales–, aunque sus dotes creativas le han permitido moverse en campos como el de la didáctica. En la actualidad es el responsable del taller La maleta sonora del programa Federico en tu ruta, –organizado por el del Patronato Federico García Lorca, dependiente de la institución provincial–. Un proyecto que encierra un paquete de actividades dirigidas y diseñadas especialmente para los escolares que visitan el Museo-Casa Natal Federico García Lorca en Fuente Vaqueros y que se desarrollará hasta mayo.

Manuel Mateo renueva en esta edición el taller encajado en el programa y como parte del mismo centra su actividad en los viajes de Lorca. Viajes que son abordadostambién desde varias perspectivas creativas –Rubén Garrido con la exposición Viajar es un primor o el taller de Inma Rodríguez de tarjetas animadas Lorca pop up!–. La maleta sonora muestra a los participantes del taller un recorrido por aquellos lugares que Lorca visitó y donde no faltó la música.

Así, Manuel Mateo se transforma en un personaje indeterminado, que no es Federico, es un amigo: Dalí, Pepín Bello... y abre su maleta gigante de cuero de la que salen cancioneros originales, un libro de viaje donde Federico apunta sus canciones, e instrumentos como la zafoña, el dulcimer o un guitarro y entonces comienza a cantar...

–... Parece un repertorio desconocido en el que no suenan las conocidas letras que grabó con la Argentinita en Canciones populares españolas. ¿En qué se ha centrado para componer este taller?

–En todos los viajes que el poeta hizo. Primero con 16 años y con 18 después con Martín Berrueta, su profesor. Los que realizó con Manuel de Falla a la Alpujarra, a Cadaqués con Dalí, los muchos con La Barraca y antes con su viaje aNueva York, a Cuba, Argentina y Uruguay. El eje es el viaje y la música, la que sus coetáneos nos cuentan que le gustaba cantar. Un repertorio bastante desconocido Me he basado en las referencias de las personas que andaban con él –familia y  amigos–,me heido a los cancioneros que él consultó y a algunos delos tenía en su biblioteca. De Segovia he indagado en las canciones de Pedrell, de las asturianas me he ido al cancionero de Martínez Torner, canciones de Salamanca deDámaso de Ledesma... Cuando se fue a EEUU también escuchó jazz en el Smalls Paradise, he buscado una canción que intuyo que tocaba la banda que había en ese momento y que probablemente Lorca pudo escuchar. En Cuba, en Santiago de las Vegas o en Argentina he incluido un tema de Gardel, que se conocieron en Buenos Aires. Porque además pretendo llevar a los participantes del taller a esos lugares, a ese folclore...

Manuel Mateo con su guitarra y la maleta con la que viaja con los escolares en su taller. Manuel Mateo con su guitarra y la maleta con la que viaja con los escolares en su taller.

Manuel Mateo con su guitarra y la maleta con la que viaja con los escolares en su taller.

–¿Cuánto tiempo le ha llevado montar un taller como este?

–Llevo meses investigando sobre esto. Y aunque el eje de mi vida ha sido la tradición oral, en la que nado bien, me ha costado llegar hasta los temas originales, porque las referencias eran, por ejemplo, solo un nombre... Ha sido un trabajo duro a la vez que satisfactorio. 

–Lorca y la música... ¿Una fuerte conexión?

–El joven Federico quiso ser músico. Fue su primer impulso, y de hecho no deja de serlo durante toda su vida. En La Barraca mete música, letras de un cancionero les pone música de otro.... Pero en su intimidad, cuando Federico se sentaba al piano, todo el mundo se sentaba a su alrededor a cantar... Falla decía que si se hubiese dedicado a la música habría sidoun gran pianista...De hecho,el primer libro que Lorca publica Impresiones y paisajes, surge del viaje de estudios con Martín Berrueta, es un ejemplo de como amaba este arte porque se lo dedicó a su profesor de música. ¡Su primer libro!

"Su primer impulso fue ser músico, lo que pasó es que su poesía eclipsó totalmente"

–Después de haber militado durante los años ochenta en uno de los grupos más originales de la provincia, Lombarda, que recuperó músicas tradicionales de La Alpujarra, se embarcó en el proyecto del grupo Supervivientes, un cuarteto que tocaba instrumentos como el bodhran, el  violín, el dulcimer, la gaita, la mandolina o el whistle... ¿Considera que la música de tradición oral está protegida?

–Sí, la recuperación de la música de tradición oral en Granada se hizo y al albor de aquel trabajo nacieron muchas escuelas de folclore; en Andalucía no tanto porquela tradición oral se la come el flamenco porque es muy potente. Con Lombarda tuve que dar explicaciones de qué música hacía. Ahora, hay jóvenes que están aprendiendo esa tradición oral,lógicamente no como antes porque la mayoría delas tradiciones están asociadas al ámbito rural y a los trabajos en el campo, si ya no se va a la aceituna como antes porque ahora hay máquinas... esas canciones no se usan porque estamos en otro momento. Es producto de la evolución de la sociedad.

"las fuentes de las que bebe Rosalía son enormes, no tienen nada que ver con las que bebía un señor que cantaba un canto de trilla en Salamanca"

–Claro, algo como lo que ha sucedido con Rosalía...¿Evolución?

–Rosalía ha cogido de distintas fuentes, no le ha bastado con irse a una peña flamenca o escuchar a un cantaor... no. Es que ahora tiene tanto donde escuchar que las fuentes de las que bebe son enormes, nada que ver con las que bebía un señor que cantaba un canto de trilla en Salamanca. Esa evolución de la transmisión de padre a hijo era la magia de la tradición oral – yo la canto y tú la escuchas y la reinterpretas y la haces a tu manera–. Por ejemplo, yo he buceado mucho en Youtube para buscar el repertorio que te comentaba antes, cuando empecé en el mundo del folclore eso no existía. O cuando me hice con el único dulcimer, que había en Granada, entoncestuve que buscarme la vida para aprender a tocarlo... ahora pones tutorial para tocar el dulcimer y te salen 70. Es la propia sociedad que está evolucionando.

–En Lombarda, el grupo Supervivientes... La música es donde la mayoría de la gente lo reconoce... ¿En qué anda ahora?

–Empecé a tocar muy joven, en la música soy un hombre de grupo. En la actualidad, estoy en Canto Amigo, tenemos varios repertorios. También escribo adivinanzas. En 2013 publiqué La Alhambra se adivina y más adelante Aquí Lorca se adivina (2015). Tengo muchos libros de este género que no han visto la luz por ahora.

"Estoy convencido de la bondad delas adivinanzas como herramienta para transmitir conocimiento”

-Acertijos...

–Sí, son una herramienta para transmitir conocimiento. Estoy convencido de la bondad de este género para enseñar jugando.Mis adivinanzas son cuartetas, coplas de cuatro versos octosílabos. En cuatro versos tienes que concentrar mucha información para que sea adivinable. Son grupos muy específicos con un marcado carácter didáctico. Tú no vas a adivinar 42 enigmas de la Alhambra por mucho que sepas de ella, pero síadivinas 10, esas te hacen interesarte por las otras 32 y esas 32 te ayudan a conocer en su conjunto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios