En su 23 edición

Manuel Liñán gana el Premio Max del Público por su defensa del travestismo en '¡Viva!'

  • El coreógrafo granadino se hace con el galardón gracias a su última obra, "un canto a la libertad del movimiento, al transformismo y a la pluralidad del baile"

Una de las últimas funciones del espectáculo '¡Viva!' antes de la crisis del coronavirus. Una de las últimas funciones del espectáculo '¡Viva!' antes de la crisis del coronavirus.

Una de las últimas funciones del espectáculo '¡Viva!' antes de la crisis del coronavirus. / Miguel Ángel González

El grito de libertad y la defensa del travestismo que hace el coreógrafo granadino Manuel Liñán en el espectáculo ¡Viva! ha sido el ganador del Premio Max del Público, gracias a los 894 votos de los 5551 que se han contabilizado para un galardón que deciden los espectadores.

La obra coreografiada, dirigida y bailada por Liñán (1980) es "un canto a la libertad del movimiento, al transformismo y a la pluralidad del baile". En la pieza, los bailaores Manuel Betanzos, Jonatán Miro, Hugo López, Miguel Heredia, Víctor Martín y Daniel Ramos exploran con Liñán en el universo de lo femenino desde lo masculino a partir de "la memoria más íntima" de la infancia del granadino.

La idea surgió de sus recuerdos, de cómo, de pequeño, se encerraba en su cuarto y se vestía con una falda de su madre, se adornaba el pelo con flores, se maquillaba y bailaba a escondidas: "Ese baile era impensable fuera de esas cuatro paredes", explica Liñán en el comunicado de la Fundación SGAE.

Una celebración de la pluralidad del baile

"¡Viva! trata el travestismo con honestidad y con formalidad, lo que reivindicamos es hacerlo público y, para ello, quise contar con determinados compañeros que intuía y conocía podrían haber vivido experiencias similares a la mía", aclara el bailaor. El espectáculo muestra "un trabajo en común, una celebración en grupo" de las distintas "pluralidades" que tiene el baile y sus distintas formas, entendiendo la transformación "no como una manera de enmascararse, sino más bien una desnudez" ante el espectador.

"Este premio es un gran honor que nos ha llenado a todos de alegría, viene de un público que nos ha arropado mucho. Estamos emocionados de ver su reacción con este espectáculo y toda esa aceptación", señala el coreógrafo.

El creador basa su propuesta, que tiene su próxima representación en el ciclo Lorca y Granada en los jardines del Generalife el 3 y el 12 de agosto; en septiembre en Alcalá de Henares (Madrid) y en octubre en Burgos, en un extracto de Juego y teoría del duende, de García Lorca, y el montaje cuenta con Alberto Velasco como asesor de escena y dirección musical de Francisco Vinuesa.

La compañía de Liñán prepara para su próximo estreno Performance, que se estrenará en octubre en el Teatro Conde Duque de Madrid. Liñán recuerda las difíciles circunstancias en las que están los creadores a consecuencia de la pandemia y recalca que todos intentan "reubicarse, luchar y mantener toda la ilusión, para que poco a poco podamos se pueda ir volviendo a los escenarios".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios