Moda

Pilar Dalbat regresa a la esencia de la firma

  • La diseñadora granadina ha presentado este fin de semana en la Mercedes Fashion Week una colección de verano que repasa sus 20 años en la moda

Pilar Dalbat regresa a su esencia Pilar Dalbat  regresa a su esencia

Pilar Dalbat regresa a su esencia

La diseñadora granadina Pilar Jiménez Torrecillas, alma de DalBat, sigue uniendo una visión contemporánea absolutamente contemporánea de la moda con un gusto por los diseños atemporales. Prueba de ello es su última colección 2020, parte II.Summer 2021, para la que recupera y revisa los modelos más icónicos de sus colecciones de verano. La presentación se desarrolló este sábado en Matadero Madrid durante la 72 edición de la MercedesBenz Fashion Week Madrid.

Para la ocasión, la creadora ha realizado “un intenso trabajo de investigación, experimentación con materiales y adaptación de patronaje” en un ejercicio “de síntesis y reutilización de recursos”, pero sin perder nunca de vista las señas de identidad de la marca que fundó en el año 2000.

La propuesta, que completa el trabajo llevado a cabo en su última colección de invierno 2020, parte I, es una retrospectiva de 28 looks de siluetas alejadas del cuerpo, oversize, globo y túnicas en las que prima el bienestar y la comodidad.Se trata de una propuesta de moda perdurable, responsable y sostenible que suma la artesanía y el trabajo de los pequeños talleres como elemento enriquecedor y a la vez diferenciador de la producción en cadena.

Además, en esta colección pone el énfasis “en las piezas desmontables, fáciles de interpretar, que permiten jugar y combinarse entre ellas, saltando de un look a su opuesto; del día a la noche, del ambiente urbano al rural, del trabajo al espíritu de las ansiadas vacaciones, del confinamiento a la libertad en espacios abiertos”.Para ello crea “gabardinas trampantojo” que se descomponen en tres piezas, sobrefaldas “capaces de intervenir visualmente faldas”, y pantalones y vestidos que se completan con tops, blusas y chaquetas dibujando el armario más completo de las colecciones de la diseñadora.

Uno de los 'looks' de la pasarela del pasado fin de semana Uno de los 'looks' de la pasarela del pasado fin de semana

Uno de los 'looks' de la pasarela del pasado fin de semana / G. H.

En cuanto a los tejidos, muchos de los clásicos de las colecciones de la creadora granadina como el lino, la muselina de seda natural y la tafeta que se mezclan con otros texturizados o metalizados. Y, como otra de las señas de identidad de la marca, las prendas más elaboradas están bordadas a mano con cuarzo y metacrilato, ribeteadas con bieses o forradas a contraste.

En la paleta de color ha predominado el azul cobalto y marino, a ellos se suma el turquesa en el estampado de rayas asimétricas para el próximo verano. Blanco, negro y plata, siempre presentes, regresan en pinceladas pero también en total looks.

Y como Dal Bat está originalmente ligada a la arquitectura y a la puesta en valor de espacios patrimoniales para generar emociones y de ser el punto de partida y referencia de cada una de sus propuestas. Si en otras ocasiones fueron la Estación Alcázar del Genil o la Abadía del Sacromonte los espacios que sirvieron de musas, la primera entrega de esta colección conmemorativa se presentaba en la exquisita Casa de la Panadería y ahora ha elegido la sala Intermediae de Matadero Madrid para mostrar su último trabajo. Un espacio es un referente nacional e internacional del arte y la cultura contemporánea con el que la marca se corresponde en términos plásticos y de identidad.

Y para su puesta en escena, la granadina ha vuelta a recurrir a los nuevos formatos híbridos. La marca –pionera en España en presentar una colección en realidad virtual (Abadía 360, 2017) o en utilizar el formato inédito A DEAF RUNWAY para hacer desfiles “sordos”– se ayuda ahora de un proyecto audiovisual para sumergir al público en la perspectiva real del trabajo en su taller, “la autenticidad que hay detrás de la moda lenta y así potenciar el valor de la costura y el hecho a mano que tanto caracteriza la firma”, además de interpretar su vinculación con la ciudad de Granada. Porque durante estos veinte años la creadora ha demostrado que es un híbrido entre dos perfiles: el de diseñadora como alma creadora y el de marca, por su capacidad de producción y comercialización.

Anne Igartiburu fue una de las invitadas al desfile Anne Igartiburu fue una de las invitadas al desfile

Anne Igartiburu fue una de las invitadas al desfile / R. G. (Granada)

Cada prenda es diseñada y elaborada, de principio a fin, y distribuida desde sus talleres en Granada. Y como prueba de su gran sensibilidad artística, buena parte de sus colecciones se han desarrollado en colaboración con otros artistas plásticos para temas tan variados como los estampados o los complementos.

Jiménez Torrecillas forma parte de la Asociación de Creadores de Moda de España y también participa y siempre ha demostrado su compromiso con el patrimonio. El legado histórico está siempre presente en las colecciones de DalBat, por eso sus fashion shows se alejan de la pasarela clásica y ponen en valor el carácter cultural de la moda desde los lugares más emblemáticos de su ciudad natal a los de Madrid.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios