Actual

Rachid Hanbali, Primer Premio de Creatividad en el Salón de Pekín

  • El pintor marroquí afincado en Granada ha sido invitado a realizar nuevas exposiciones en diferentes ciudades de China gracias a su estilo personal

Comentarios 7

Rachid Hanbali, un pintor marroquí aficando en Granada desde 1995, acaba de regresar de China con un jugoso trofeo bajo sus brazos: nada menos que el Primer Premio de Creatividad en Pintura del Salón Internacional de Arte Contemporáneo de Pekín. Eso le ofrece la oportunidad de regresar al país asiático en los próximos meses para exponer en diversas galerías.

"Yo me quedé sorprendido del premio, sobre todo cuando casi todos los medios de comunicación del mundo árabe se hicieron eco de la noticia", dice el pintor, nacido en Sidi Ifni en 1970. "Y es curioso, porque yo iba representando a España en ese Salón Internacional, no a Marruecos".

En el Salón Internacional de Arte Contemporáneo acogió desde el pasado 11 de agosto la presencia de 75 galerías de todo el mundo. Cada galería presentaba un mínimo de 10 artistas. Rachid Hanbali se presentó por libre junto a otros artistas dentro del proyecto Art Fusion, en el que cada pintor presentaba seis o siete cuadros.

La concesión del Premio de Creatividad le ha servido al pintor residente en Granada para obtener una invitación de la ciudad Wan Zu en diciembre y entrar en el circuito de exposiciones en núcleos como Hong Kong. "Wan Zu es una de las ciudades culturalmente más importantes de China y cada año organiza varios salones internacionales de pintura", explica Hanbali.

"Me ha dado mucha alegría este premio porque los cuadros que presenté estaban relacionados tanto con Granada como con Marruecos", señala el pintor, que es diplomado por el Instituto Superior de Bellas Artes de Tetuán y que sigue la escuela de realismo pictórico fundada en la ciudad marroquí por el pintor granadino Mariano Bertuchi.

La temática de la obra de Hanbali son tanto paisajes como gentes retratadas en Granada y en Marruecos. Acostumbra a reproducir escenas cotidianas, como los zocos marroquíes y las fiestas del país alauita. De Granada capta, sobre todo, aquello que más relacionado está con Al-Ándalus.

El pintor ha comenzado ahora a introducir nuevos elementos en su pintura, como el aguarrás, que difumina gran parte de las líneas y ofrece a las pinturas un aspecto menos realista y más de ensueño. Con ello ha logrado que, poco a poco, su pintura tenga un reconocimiento cada vez mayor a nivel internacional, puesto que ya ha expuesto en países como Canadá.

Hanbali expone su obra actualmente en la Medina Art Gallery de Tánger. "Yo, esencialmente, hago lo que me gusta", dice. "No me interesa seguir determinadas modas". Su pasión por la influencia de Bertuchi ha demostrado que el arte no tiene fronteras.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios