33 edición de los Premios Anuales de la Academia Reverso de 'Campeones' en los Goya

  • El filme de Javier Fesser se alza con el Premio a Mejor Película y 'El reino' se lleva un buen puñado de estatuillas

  • La granadina 'Azahar' no consigue el galardón a mejor largometraje de animación

El reparto de 'Campeones' sube al escenario para recoger el Goya a Mejor Película. El reparto de 'Campeones' sube al escenario para recoger el Goya a Mejor Película.

El reparto de 'Campeones' sube al escenario para recoger el Goya a Mejor Película. / Juan Carlos Muñoz

No pudo ser. El equipo de Azahar, la única película granadina nominada a los Goya este año, no se llevó el premio al mejor filme de animación. "Lo teníamos asumido. Aún así, sólo con estar aquí ya nos sentimos premiados", reconoció su director, Rafael Ruiz, desde su asiento en el Fibes de Sevilla. El artista agradeció "el apoyo de tanta gente" a lo largo de 10 años, el tiempo que Granada Film Factory ha tardado en terminarla. Granada se fue de vacío en la 33 edición de los premios de la Academia, pero al menos el equipo de Azahar vio reconocido su trabajo.

El largometraje con guión de Ruiz y Juan Ramón Ruiz de Somavía (Ozzy) competía en la categoría con Bikes the Movie, una película protagonizada por bicis antropomórficas; Memorias de un hombre en pijama, la adaptación del cómic de Paco Roca; y la que se alzó con el galardón –y que partía como favorita–, Un día más con vida, otra adaptación de un libro, en este caso de la novela del reportero Ryszard Kapuscinski. "Nuestro protagonista fue un artista y un reportero legendario", destacó al recoger el premio uno de sus directores, Raúl de la Fuente.

La gala, con Andreu Buenafuente y Silvia Abril como maestros de ceremonia, arrancó con un final imaginado, con la proyección de un vídeo en el que los presentadores eran víctimas de una persecución policial por "haberse cargado la fiesta del cine español". En su monólogo inicial, los presentadores lanzaron algún dardo a los políticos, criticando la ausencia del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez -"le da tiempo a llegar a llegar después del mitin", dijeron-, o diciendo de Pablo Echenique (Podemos) que su vida "es un travelling". Al término de la fiesta del cine, muchos espectadores definieron la gala como "una de las mejores en la última década".

'El reino' casi se corona

La gran triunfadora de la noche fue El reino, un trepidante thriller sobre la corrupción política española de los últimos años, que casi al final de la gala ya se había hecho con cinco premios -mejor vestuario, guion original, sonido, actor de reparto y actor protagonista-. Sin embargo, fue Campeones de Javier Fesser quien se llevó la estatuilla a mejor película en un giro maravilloso de los acontecimientos.

El actor malagueño Antonio de la Torre, ganador del Goya a Mejor Actor Protagonista por su interpretación en El reino, recordó en su discurso "a los políticos que se levantan cada mañana deseando cambiar el mundo". De la Torre, que en esta 33 edición ha roto la maldición de 12 nominaciones sin lograr recompensa alguna, expresó su alegría por haber obtenido este reconocimiento. "Este Goya se queda en esta tierra de pasión y talento que se llama a Andalucía, que abraza al que viene de fuera y así seguirá siendo", aseguró al final de su intervención.

Uno de los momentos más conmovedores de la gala llegó con el discurso de Jesús Vidal, premiado con el Goya al mejor actor revelación por su papel en Campeones. "Señoras y señores de la Academia, ustedes han distinguido como mejor actor revelación a un actor con discapacidad. No saben lo que han hecho. Me vienen a la cabeza tres palabras: inclusión, diversidad, visibilidad, ¡qué emoción! ¡Muchas gracias!", exclamó Vidal, que anoche se convirtió en la primera persona con discapacidad visual en ganar un Goya.

Vestida de un rojo vibrante, Rosalía se comió el escenario en la 33 edición de los Goya. La cantante interpretó una dulce y sentida versión de una de las canciones más memorables de Los Chungitos, Me quedo contigo. El guiño a la banda sonora de Deprisa deprisa de Carlos Saura no lo hizo sola. La acompañaron el Cor Jove de l’Orfeó Català y el Guincho. Sin olvidar la actuación de James Rhodes -solo al piano- y la de Amaia Romero, Judit Neddermann y Rozalén, arropadas por Manu Guix a las teclas.

Pedro Almodóvar recordó el 30 aniversario de Mujeres al borde de un ataque de nervios justo antes de entregar el galardón a mejor película. El director aprovechó para mencionar a Carmen Maura, Antonio Banderas, Kiti Mánver y María Barranco; y para rendir homenaje a la actriz que hizo de portera en el filme, la mítica Chus Lampreave, ya fallecida.

El largometraje de Fesser finalmente se llevó tres de los 11 galardones a los que aspiraba –mejor película, actor revelación y canción–. El director ensalzó el cambio que ha provocado el filme desde su estreno el año pasado ya que "antes de ese momento se hablaba de discapacitados". "Ahora se habla de personas con capacidades diferentes. Se ha acuñado un nuevo término: Campeones", subrayó.

En su discurso, acompañado por todo el elenco y el equipo de baloncesto que inspiró esta historia de superación, Fesser dio gracias "a todo el universo de las personas con discapacidad" y expresó su "enorme felicidad" por el nuevo término acuñado por la producción, que también engloba a "las personas capaces de defendir aquello que aman y lo que creen". Un reverso, como dirían los amantes del baloncesto, de Campeones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios