Festival

El Zaidín Rock se despide de la treintena con aires celtas

  • Los vallisoletanos Celtas Cortos fueron los encargados de poner el broche final a la treintena de conciertos del festival gratuito granadino, que el año que viene cumplirá las cuarenta ediciones

El cantante de Número Pi, al comienzo de su espectáculo sobre el escenario El cantante de Número Pi, al comienzo de su espectáculo sobre el escenario

El cantante de Número Pi, al comienzo de su espectáculo sobre el escenario / Jesús Jiménez / Photographerssports

El Zaidín Rock despidió ayer con algo de tristeza pero con mucho ritmo y rock and roll su 39º edición. El festival con entrada gratuita con más antigüedad de Europa bajó el telón para cerrar así unas jornadas musicales que comenzaron de una forma extraña el pasado jueves debido a las lluvias intermitentes y con un público que solo se animó con la aparición de Tequila, y que cogió velocidad el viernes hasta llenar el recinto a última hora de la noche pese a estar llegando una invitada sorpresa al cartel, la DANA, que finalmente no hizo acto de presencia durante los conciertos.

La jornada de ayer era especial, pues se cerraba la tercera década de antigüedad de la serie de conciertos que llenan durante tres días la explanada entre el Estadio Nuevo Los Cármenes y el Palacio de Deportes. Unos 39 años muy bien llevados por parte del festival, que el año que viene soplará las velas de su 40 cumpleaños con una muy buena forma y sin ningún síntoma que haga pensar en una crisis de los cuarenta. Y a buen seguro que la gran afluencia vista en los últimos años se repetirá y más siendo un número de edición tan redondo como el que se llevará a cabo en 2020.

El dúo Paciente sin Clínica invita a los asistentes a participar en su espectáculo El dúo Paciente sin Clínica invita a los asistentes a participar en su espectáculo

El dúo Paciente sin Clínica invita a los asistentes a participar en su espectáculo / Jesús Jiménez / Photographersssports

Para el final countdown de los tres días de música rockera, el cartel del Zaidín Rock tenía preparadas las apariciones estelares de cinco grupos sobre sus tablas, que no dejaron a ninguno de los asistentes a la zona indiferente. Unos conciertos que se alargaron hasta bien entrada la madrugada y que tuvieron a un grupo como el protagonista principal de este día, Celtas Cortos.

Los vallisoletanos repasaron sus últimas canciones y también dejaron espacio para interpretar sus temas más conocidos por el público, que entonaron a viva voz sus letras y celebraron el grande el final del espectáculo.

El grupo granadino Número Pi posa tras su actuación junto a los miles de asistentes al Zaidín Rock El grupo granadino Número Pi posa tras su actuación junto a los miles de asistentes al Zaidín Rock

El grupo granadino Número Pi posa tras su actuación junto a los miles de asistentes al Zaidín Rock / Jesús Jiménez / Photographerssports

Antes, y como acompañantes de lujo, iniciaron la música Fasama y Sara Nievas, Pacientes Sin Clínica. Con un estilo urbano y fresco, sus canciones llenaron poesía y mensajes reivindicativos de cultura y mitología.

A ellos le siguieron el rock granadino de Número Primo, que engancharon a la gente con sus temas llenos de ritmo, acordes, guitarras brillantes y bajos contundentes.

Después, ya rozando la media noche llegó, el turno de Antílopez y su chiripop absurdo, uno de los conciertos más esperados de la edición, para finalmente poner el broche de oro al Zaidín Rock de 2019 con los extremeños del rock rural Sinkope y los ya mencionados Celtas Cortos.

Al cierre de esta edición, la noche transcurrió con una muy buena afluencia de público, que fue llenando la zona del festival poco a poco.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios