Actual

El alcalde propone a la OCG un plan de saneamiento a tres años

  • Cuenca se compromete con los músicos a garantizar las nóminas y abonar los atrasos con un incremento del 10% en este ejercicio

Imagen de la reunión mantenida ayer en el Auditorio Manuel de Falla. Imagen de la reunión mantenida ayer en el Auditorio Manuel de Falla.

Imagen de la reunión mantenida ayer en el Auditorio Manuel de Falla. / g .h

La Orquesta Ciudad de Granada vio ayer cómo empiezan a cristalizarse las promesas y buenas intenciones por parte de las administraciones públicas. El primer paso en firme lo ha dado el alcalde de Granada, Francisco Cuenca, que ayer se reunió con todos los músicos de la OCG en el Auditorio Manuel de Falla.

Durante la reunión, Cuenca propuso a la OCG distintas fórmulas para dar estabilidad a la formación, garantizando sus nóminas y abonando los atrasos, esto último a través de un plan de pagos que permita afrontar la deuda entre 2018 y 2020. Así, cada año se pagaría de forma extraordinaria las pagas extra que adeudan a los trabajadores.

Además, el alcalde puso sobre la mesa varias soluciones para sufragar los gastos extraordinarios que tiene la orquesta -invitación de directores destacados, solistas de primer nivel o la restauración de instrumentos-. Cuenca apuesta por que estos asuntos, esenciales para el funcionamiento de una orquesta como la OCG, sean sufragados a través de aportaciones público-privadas, evitando que salga del capítulo de Personal como ocurría hasta ahora.

El regidor quiso trasladar también su pretensión de seguir trabajando en la captación de nuevos patrocinios, también desde entidades privadas, que permitan dar "estabilidad" a la orquesta. Desde el Ayuntamiento explican que la reunión se desarrolló en un clima "positivo", en el que Cuenca ha trasladó en primer lugar a los músicos que el pago de sus nóminas está garantizado con la aportación extraordinaria del 10 por ciento que Junta y Ayuntamiento van a aplicar este mismo año.

Cuenca quiso aprovechar el encuentro para "solidarizarse" con los músicos ante la situación que están atravesando y que ha achacó a la "desidia" que el anterior gobierno mantuvo en torno a la gestión de la orquesta.

Para el pago de los atrasos en los nóminas, que básicamente se ciñen a varias pagas extras, el primer edil ofreció a los profesionales un plan de pagos desde el Consorcio Granada para la Música que permita afrontar esa deuda entre 2018 y 2020. El objetivo es que todas las entidades implicadas afronten este montante de manera escalonada, mientras que las aportaciones extras del 10% comprometidas por Junta y Ayuntamiento mantendrán las nóminas al día.

Los acuerdos con entidades privadas de cara a obtener aportaciones y patrocinios contribuirán a dar esa estabilidad que tanto ansían los músicos. En dicho encuentro, el regidor quiso en primer lugar tranquilizar a los trabajadores y demostrarles con ese gesto su "compromiso", "solidaridad" y que sus preocupaciones son las del Consistorio, explican desde el equipo de Gobierno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios