Novedad editorial

Una biografía de Carlos Cano contada a través de los testimonios de sus amigos

  • La Diputación y la familia del cantautor han editado un libro de homenaje con fotografías y entrevistas de figuras cercanas al artista

Una biografía de Carlos Cano contada a través de los testimonios  de sus amigos

Justo un día después del que hubiese sido el 75 cumpleaños del cantautor granadino, la Diputación de Granada presentó ayer el libro Carlos Cano. Voces para una biografía, con textos del periodista Omar Jurado e imágnes del fotógrafo Juan Miguel Morales. Se trata de un recorrido por la vida y la trayectoria profesional del artista a través de testimonios y reflexiones de 50 personas, familiares y amigos, junto a fotografías inéditas.

Colaboran en el libro su compañera Alicia Sánchez y sus hijas, Paloma y Amaranta; y amigos, como Pilar del Río, Antonio Gala, Paco Ibáñez, Marina Rosell, Benito Moreno, Diego de los Santos, Alejandro Rojas Marcos, Ignacio Martínez, Diego Cañamero, Manuel Gerena, Luis Pastor, Fernando Bellver, Fernando G. Lucini, Gualberto, Santiago Auserón, Juan de Loxa, Martirio o Lluis Llach, entre otros.

Precisamente, los responsables del mismo ya tenía experiencia en la elaboración de un proyecto así en la biografía de este último músico y eso fue lo que dio la idea a Amaranta Cano que contactó con ellos hace más de cinco años.

El presidente de la institución, José Entrena, asistió ayer a la presentación del volumen en el Palacio de los Condes de Gabia, junto a los autores vía streaming, además de su hija Amaranta –como portavoz de Carlos Cano Producciones, que colabora en el proyecto– o el director del Instituto Cervantes, Luis García Montero, entre otros.

“He conocido mis orígenes gracias a este trabajo”, manifestó Amaranta Cano, quien apuntó que el libro está dedicado al abuelo de Carlos Cano, que fue fusilado en el 36, y a su madre, Alicia Sánchez.

Luis García Montero reconoció que Voces para una biografía le ha emocionado “como lector”, y que le ha hecho sentir “orgullo de ser granadino”. “Impresiona la fuerza que la cultura comprometida ha tenido en esta ciudad, es parte de nuestra identidad”, manifestó García Montero, quien subrayó el papel de Carlos Cano en el “andalucismo democrático”.

“Aconsejo vivamente su lectura y por muchos puntos de vista que me afectan a mí pero también pueden afectar a muchas personas”, subraya el director del Instituto Cervantes. Para García Montero, a través de su lectura uno toma conciencia de lo que significó esta ciudad en un momento en el que el rock se abría camino de la mano de Miguel Ríos, el mundo del cante destacaba con Enrique Morente, Juan de Loxa y el ambiente universitario que acompañaba a Poesía 70 en el que andaba Joaquín Sabina... “Muchos nombres con itinerarios personales muy fuertes y que marcaron un rumbo en nuestra cultura de mucha importancia”.

Por su parte, Juan Miguel Morales, que trabajó cinco años junto al cantautor, manifestó que su labor como fotógrafo en esta biografía ha sido “una apasionante aventura”. Y Omar Jurado agradeció el esfuerzo de la Diputación de Granada y de Amaranta Cano en la preparación del libro, en el que ha buscado un relato coherente de los personajes que intervienen sin perder la viveza de la lengua oral de cada uno: “Lo que ellos podían aportar al puzle, que es este libro”. El resultado es un collage que permite un retrato poliédrido del artista en su múltiples facetas.

Foto de familia de la presentación ayer en Condes de Gabia Foto de familia de la presentación ayer en Condes de Gabia

Foto de familia de la presentación ayer en Condes de Gabia / R. G. (Granada)

“Teníamos que estar en un proyecto como este, que aborda la trayectoria de un creador único y una persona querida y admirada en toda la provincia, por su sensibilidad creativa y por su compromiso social y su conexión con la tierra, con el ser y la identidad granadina y andaluza”, afirmó el presidente de la Diputación, que se refirió al cantautor como un hombre que “imponía con su presencia, con su voz, y con una sinceridad extrema, incómoda para los convencionalismos sociales de la época”.

Para Entrena, Cano “entendió mejor que nadie lo que era ser andaluz y granadino”. También recordó que “en un tiempo de mucha confusión, contribuyó a que toda una generación, que había sido muy golpeada, tomara conciencia de su propia trascendencia histórica y reclamara lo que le pertenecía por derecho”. Además, subrayó en que “es muy importante mantener vivos a nuestros referentes y confió en que este libro sirva para “que más generaciones se sumen a quienes, desde siempre, admiran a Carlos Cano”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios