Antonio Carmona. Músico

"Aquí me dicen el hijo del Habichuela, no Antonio Carmona ni el de Ketama"

  • Tras sus graves problemas de salud, el cantante granadino regresa a su tierra natal para presentar en la Sala Industrial Copera este viernes 16 de marzo su disco 'Obras son amores'

Antonio Carmona ha estado visitando su ciudad natal para promocionar su último trabajo. Antonio Carmona ha estado visitando su ciudad natal para promocionar su último trabajo.

Antonio Carmona ha estado visitando su ciudad natal para promocionar su último trabajo. / Alex cámara

-Después del susto, ¿se toma uno las cosas con más calma o con más ganas?

-Con muchísimas más ganas. Y más en el caso de este concierto porque es mi tierra y es mi gente, aquí tengo muchos amigos que son músicos. Hay mucha responsabilidad delante de ellos. Me pasó todo esto en el mejor momento de Obras son amores y he estado cuatro meses de recuperación. Ahora estoy impaciente por presentarlo.

-Estará abrumado por las muestras de afecto, porque su familia estaba desbordada.

-Mi familia y toda España. Vinieron de todos los lados a Madrid, sobre todo de Granada, de Alicante que son las ciudades de mi padre y mi madre. Imagínate, es que hubo un momento que fue muy crítico, pero gracias a Dios está superado. Estuvo Joaquín Cortés, Lolita, Rossy de Palma, amigos de toda la vida de mi infancia, de mi barrio, del campamento...

-Ha comentado que vio a Ángel Nieto, además de a su padre, junto a su cama. ¿Le unía una relación muy estrecha con el piloto automovilístico?

-Con Ángel tenía mucha vinculación porque era muy colega. Lo vi justo en el momento en el que me sacaban del coma.

-Usted era muy creyente. ¿Toda esa experiencia le ha cambiado en algo?

-Yo creo que hay algo ahí que todos tenemos y el paso por la vida está definido por ese algo. Me he criado en ambientes religiosos, aunque no voy a la iglesia. Tengo mi fe y mi creencia en Dios porque me ha dado muchas cosas: me ha sacado de un momento crítico y, sobre todo, por la mi vida que he tenido, con mis dos hijas y la posibilidad de currar todavía con 52 años, y disfrutar del momento. Empecé en esto con trece años y 40 años después aquí sigo.

-¿Está completamente recuperado? ¿Se plantea esta gira a otro ritmo o es como las de antes?

-Sí, estoy recuperado y listo para empezar la gira, que va a ser muy potente. Lo que quiero es estar en la furgoneta y tocar, tocar y tocar. Me voy a Canarias, donde recibo el premio Cadena Dial. Luego a Barcelona y Andorra.

-Ha terminado con toda la parte médica o tiene que seguir compaginándola con la gira.

-No, ya he terminado, he estado cuatro meses de recuperación y estoy totalmente bien.

-Ya ha podido ver recientemente a sus seguidores y amigos de Granada en el Lemon Rock el pasado día 8 de marzo.

-Sí, estuve con Antonio Arias, que tocó unas músicas de la Alpujarra. Es un músico muy inquieto que me encanta. Y después de eso promoción y hotel, promoción y hotel, promoción y hotel y así estamos hasta ahora.

-Obras son amores tiene un tema para su padre. ¿Le resulta ahora especialmente emotivo?

-Mi padre es que ha sido mi mentor. Yo voy por Granada y me dicen: "Miran, el hijo del Habichuela, no Antonio Carmona ni Ketama". Para mí ha sido un honor haberlo tenido tan cerca y haber aprendido todo lo que he aprendido con él cuando he salido de gira acompañándolo. Hemos tenido un vínculo muy especial hasta que se ha muerto y ahora lo tengo ahí arriba cuidándome.

-¿Ha elegido la sala Industrial Copera por algo?

-Simplemente me lo propusieron y me parece que es una sala que suena muy bien. Además de tener un sonido muy bueno y posee unas características de aforo para disfrutarlo y gozarlo.

-Para el concierto en su tierra hay algo especial previsto.

-El concierto es sobre todo Obras son amores pero hay también un repaso de Ketama y Antonio Vega. Llego con 8 o 9 músicos entre los que hay guitarras eléctricas. También habrá algún tema que cantamos mi hija y yo en francés, porque ella estuvo en el Liceo. Pero lo hacemos como una bulería, una cosa más flamenquita.

-Su hija le acompaña en toda la gira.

-Sí, ella canta conmigo. También Juanito Carmona, que es el hijo de mi hermano Juan, y Carlos, el hijo de mi tío Carlos Habichuela. Vienen las generaciones nuevas para que den frescura. Me apetecía esta arropado por ellos.

-¿Cómo se sintió al volver a subirse a un escenario?

-En mi vuelta estuve muy emocionado. A veces tocas temas que te emocionan y la gente se emociona también, pero fue algo muy normal y muy natural.

-¿Hubo lágrimas?

-Sí, en el público, en mi familia... A todos se les saltaban las lágrimas. Fue muy bonito.

-Ahora también llega el espectáculo 'Oh Cuba' a Madrid, que se estrenó en la Alhambra este verano.

-Lo tenemos en el Teatro Fernán Gómez y vamos a estar todo el mes. La gente lo está disfrutando mucho.

-¿Ha sufrido muchos cambios en ese traslado de la Alhambra a Madrid?

-El espectáculo es el mismo pero claro, en el Generalife, veas lo que veas te gusta. Pero aquí también estamos dando lo mejor. Luego empezaremos de gira con esta obra y estamos hablando de ir a Cuba, lo que sería algo magnífico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios