Actual

La escena granadina saca pecho en unos Premios Lorca reivindicativos

  • Lanórdika Circo y Danza, Histrión y La Maquiné son reconocidas en la fiesta del teatro andaluz

  • Mariano Sánchez Pantoja, el ex coordinador del Teatro Alhambra, recibe el galardón de honor

Foto de familia de los artistas y compañías reconocidas en la sexta edición de los Premios Lorca de Teatro Andaluz. Foto de familia de los artistas y compañías reconocidas en la sexta edición de los Premios Lorca de Teatro Andaluz.

Foto de familia de los artistas y compañías reconocidas en la sexta edición de los Premios Lorca de Teatro Andaluz. / reportaje gráfico: álex cámara

La escena granadina tiene mucho qué decir. Lo demostró ayer en los Premios Lorca del Teatro Andaluz, que reconocieron la labor de Histrión, La Maquiné y Lanórdika. La compañía de Gema Matarranz y Nines Carrascal, que optaba a seis galardones, sólo se llevó el premio a mejor adaptación teatral por Lorca, la correspondencia personal, cuyo autor es Juan Carlos Rubio. Mientras, La Maquiné ganó en la categoría de mejor espectáculo para la infancia con Historia de una semilla y Lanórdika se hizo con el galardón a mejor montaje de calle con Rojo Estándar.

Pamelas, collares de perlas y abrigos de piel falsos. Los alumnos de la Escuela Remiendo recibían a los invitados al acto de entrega de los Premios Lorca vestidos como estrellas de cine salidas del mismísimo Hollywood. Minutos después, se subían al escenario del Palacio de Congresos para representar el primer número musical de la gala con el Bienvenidos de Miguel Ríos reconvertido en himno teatrero. "ARESAN reconoce el talento de creadores andaluces o autores que presiden su labor en esta tierra", explicaba la maestra de ceremonias Paz de Alarcón al empezar la gala, en la que se homenajeó a Javier Paisano, presidente de la Asociación de las Artes Escénicas de Andalucía, aún convaleciente de un ictus, y al actor y gestor cultural Víctor García Ángel, fallecido recientemente.

El Teatro Clásico de Sevilla fue el gran triunfador de esta sexta edición al hacerse con ocho premios gracias a su fiel y cuidada adaptación de Luces de Bohemia de Valle-Inclán, entre ellos el Premio al Mejor Espectáculo Teatral, el Lorca a la Dirección (Alfonso Zurro), el Lorca a la Dirección de Producción (Noelia Díez y Juan Bonilla), y el Lorca al Intérprete Masculino (Manuel Monteagudo). El espectáculo además se llevó el Lorca al Maquillaje y Peluquería (Manolo Cortés), el Lorca a la Escenografía (Curt Allen Wilmer), el Lorca al Vestuario (Curt Allen Wilmer) y el Lorca a la Iluminación (Florencio Ortiz).

La Maldición de los hombres Malboro de Isabel Vázquez/Excéntrica Producciones & Elena Carrascal, que "derriba el arquetipo del macho", fue otra de las producciones más premiadas al hacerse con tres galardones: el de Mejor Espectáculo de Danza Contemporánea, el de Mejor Coreografía para Isabel Vázquez y al de Mejor Intérprete Masculino de Danza. Éste último lo ganó de forma colectiva el elenco de la obra -David Barrera, David Novoa, Arturo Parrilla, Javier Pérez, Indalecio Seura y Baldo Ruiz-.

Muchos de los artistas premiados insistieron durante su discurso en que "invertir en cultura es crear riqueza" y que dedicarse a esta profesión "es de valientes", "un riesgo". Entre las reivindicaciones, Carolina Ramos, ganadora del Premio Lorca de Estudio sobre Artes Escénicas, pidió al Instituto de Teatro de Sevilla la homologación de sus títulos tras más de dos décadas de espera; mientras que Florencio Ortiz, premiado por su labor de iluminación en Luces de bohemia, comentó que "si un solo iluminador de Sevilla hiciera todos los trabajos de teatro no llegaría a final de mes". "¿Consejero, ha tomado nota? Haz hueco, haz hueco", le dijo en tono irónico de Alarcón al consejero de Cultura de la Junta, Miguel Ángel Vázquez.

La ganadora del Premio Lorca a mejor coreografía por La Maldición de los hombres Malboro, Isabel Vázquez, criticaba también que el Centro Andaluz de Danza -donde imparte clases- tiene cada año "un presupuesto más pequeño". "Nos asfixiamos", se lamentó Vázquez, que reprochó que "la mayoría de artistas tienen que largarse de Andalucía y de España para encontrar trabajo; luego forman parte de compañías internacionales que son contratadas por espacios públicos -españoles-".

Uno de los momentos más emotivos tuvo como protagonista a Mariano Sánchez Pantoja. Tras un largo aplauso y la ovación de los asistentes, algunos en pie, el ex coordinador del Teatro Alhambra recibió de manos de su sucesor Enrique Gámez el Premio Lorca de Honor. "Hay dos frases del poeta en las que he basado mi trayectoria profesional. Una de ellas es que "las puertas del teatro no se cierran nunca". No se cierran a la creación, a la participación, al ejercicio libre de la cultura, a la complicidad de los artistas y con el público. La otra frase denuncia permanentemente a las instituciones y entidades cuando exige que si éstas no promueven, animan y facilitan las artes escénicas, la sociedad a la que representa está muerta. Defendamos el espectáculo en vivo que nos emociona. Sólo así seremos mejores personas y mejores ciudadanos", reconoció.

A mitad de la gala, Rubio subía al escenario para recibir el premio a mejor adaptación teatral por Lorca, la correspondencia personal. "Había pensado en escribirle una carta a Federico, pero prefiero un audio de WhatsApp. Ha sido una insensatez entrar en tu arte. Hemos hurgado en tus cartas cuando tú mismo lo prohibiste, pero queríamos homenajearte. He sido una polilla que se ha acercado a tu luz. No me he quemado por el gran equipo. Histrión sois de lo mejor que me ha ocurrido en la vida", se sinceró el dramaturgo, que exigió la búsqueda del cadáver del autor de Yerma.

Los reconocimientos a compañías granadinas llegaron en la recta final de la gala. Historia de una semilla de La Maquiné se llevó el Lorca al Mejor Espectáculo para la Infancia justo cuando se cumplen 10 años de la fundación de la compañía formado por Joaquín Casanova y Elisa Ramos; mientras que Rojo Estándar, de la joven y prometedora formación Lanórdika Circo y Danza -Darío Dumont y Greta García- ganó el Lorca al Mejor Espectáculo de Calle.

La guinda a estos Premios Lorca tan reivindicativos la puso Zurro al recoger el Premio a Mejor Dirección: "Quería expresar mi preocupación porque las políticas siguen permitiendo teatros cerrados, mi incertidumbre ante esa ley andaluza de artes escénicas porque se quede en bella palabrería sin atajar el mal endémico del teatro andaluz, y mi angustia por las compañías y empresas teatrales, a las que se les persigue fiscalmente como si fueran las responsables del expolio de los ERE".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios