Literatura

El libro sobre el alma de John Ruskin

  • La editorial Cuadernos de Langre publica 'Praeterita', la primera traducción al español de la autobiografía del esteta victoriano

  • Ayer se presentó ayer en la Escuela de Arquitectura de Granada

Portada del libro. Portada del libro.

Portada del libro. / Carlos Gil

John Ruskin, uno de los pensadores más originales de la época victoriana y un influyente esteta en el campo de la arquitectura, vivió sus últimos años alternando crisis de locura y periodos de lucidez.En esos intervalos de penetración escribió su biografía, que tituló Praeterita. A pesar de que la mayor parte de su voluminosa producción estaba traducida, esta obra tan útil para entender la filosofía vital del pensador estaba aún pendiente de ver la luz en español. Y esa fue justamente la tarea que emprendieron los traductores Andrés Arenas y Enrique Girón. 

La obra, que ayer se presentó en la Facultad de Arquitectura de Granada, cuenta con un prólogo del arquitecto Salvador Moreno. Moreno, junto a Arenas y Girón, fueron los encargados de dar a conocer la cuidada edición en un acto que también contó con la presencia del catedrático de Composición Arquitectónica, Juan Calatrava.

La presentación del libro con Andrés Arenas y Enrique Girón, autores de la traducción a cuatro manos. La presentación del libro con Andrés Arenas y Enrique Girón, autores de la traducción a cuatro manos.

La presentación del libro con Andrés Arenas y Enrique Girón, autores de la traducción a cuatro manos. / Carlos Gil

La pareja de filólogos y traductores explica que ellos mismos propusieron la tarea a Cuadernos de Lagren, especializada en época victoriana. La editorial madrileña aceptó encantada la propuesta, que ve la luz coincidiendo con el bicentenario del nacimiento de John Ruskin. "Se trata de una figura central de la crítica social y estética en la época de máximo esplendor del Imperio Británico", explica Andrés Arenas sobre la importancia del autor.

Ruskin era hijo del mayor importador de vinos de Jerez en el Reino Unido, que inculcaría en su hijo el amor a los viajes, la literatura y el arte. Estudió en la Universidad de Oxford de la que más tarde sería catedrático de Arte. Los traductores refieren que uno de sus alumnos más relevantes fue Oscar Wilde y, curiosamente, uno de los grandes admiradores de este conservador victoriano fue Gandhi, que incluso traduciría una de sus obras a un dialecto indio.

Admirador de la obra de su gran amigo, el pintor William Turner, al que le dedicaría el primer volumen de Pintores Modernos (1843), fue asimismo gran defensor de la Hermandad Prerrafaelista, cuyos máximos representantes fueron D. G. Rossetti, E. Burne-Jones y J. E. Millais. "En 1848 contraerá matrimonio con Effie Gray, de la que se separará seis años más tarde y quien se casará poco tiempo después con el pintor Millais", cuenta Andrés Arenas, quien señala que su complicada relación con las mujeres era una muestra de su falta de habilidades sociales y sus problemas mentales.

"Viajero impenitente, realizará numerosos viajes por Italia, Suiza o Francia, ciudades que le inspirarían algunas de sus obras más importantes entre las que destacan, Las siete lámparas de la arquitectura (1849), Las piedras de Venecia (1851-1853), A este último (1860) o Sésamo y lirios (1865)", recuerda Arenas, quien señala que también era amigo del polifacético William Morris, autor de la novela utópica Noticias de ninguna parte (1890).

Esa amistad resultó fundamental porque "ambos fundarán The Company of St. George para la mejora social y la utilidad de las artes, donde defendería un ornamentalismo ligado a la reforma de la sociedad".

En la última etapa de su vida, que cronológicamente coincide con su traslado a su residencia en Brantwood (Lake District), John Ruskin redactará su autobiografía Praeterita a lo largo de cuatro años. "Durante este tiempo padecería periodos de locura quedando incapacitado hasta su fallecimiento el 20 de enero de 1900", comenta el traductor sobre el origen de la obra que ahora ve la luz en español. 

"Pese a haberse traducido muchas de sus obras (no olvidemos que Carmen de Burgos, tradujo media docena de sus obras) Praeterita, que presentamos en Madrid en la Librería Rafael Alberti y ahora en Granada, no había sido traducida al castellano hasta ahora. Con una cuidada edición de Cuadernos de Langre, confiamos que este libro sirva para difundir su figura entre nosotros", explica sobre la importancia del texto.

El libro, permitirá a los lectores "detenerse y escrutar las descripciones de los escenarios y paisajes que le sobrecogen, desde los detalles más nimios de la naturaleza a los ambientes más domésticos o los más grandiosos", según subraya el propio Salvador Moreno en el prólogo.

"Es en ellos donde se abre al lector con toda la sinceridad de su alma y donde la escena y su estado de ánimo resuenan como un diapasón. Es aquí obligada la referencia a Marcel Proust, su declarado admirador y su primer traductor al francés", prosigue Moreno para quien “el mundo interior de Ruskin es mucho más explícito en la descripción de sus entornos que en las autorreferencias a sus estados de ánimo, con frecuencia contradictorias, en las que pasa de la euforia a la depresión sin un hilo que justifique la mudanza". "Sólo por estas descripciones, verdaderamente impresionantes, Praeterita sería ya uno de sus textos más notables y, nos atrevemos a decir, el más emocionante", sentencia Moreno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios