Comedia

"¿Y el libro qué?": el épico troleo a Ignatius Farray en su "peor actuación" en Granada

  • El cómico canario dedica un programa de 'La vida moderna' a contar como un joven le increpó durante su show en el Palacio de Congresos: "Perdí los nervios y llamé al agente de seguridad"

Ignatius Farray cuenta el altercado en 'La vida moderna' Ignatius Farray cuenta el altercado en 'La vida moderna'

Ignatius Farray cuenta el altercado en 'La vida moderna' / G. H.

Ignatius Farray visitó el pasado fin de semana la ciudad para presentar su monólogo La comedia salvó mi vida. El artista reunió a más de 600 personas en el Palacio de Congresos bajo estrictas medidas de seguridad e higiene. "Vino gente de Málaga y de Sevilla. A mí me hacía mucha ilusión hacer un buen show para agradecer esa respuesta tan guay", ha contado el guionista en el programa La vida moderna donde colabora. El actor canario, lejos de dar el cante como acostumbra, vivió un auténtico espectáculo (calvario) en pleno show que más tarde le impidió dormir en el hotel. 

Un joven del público comenzó a increparle al grito de "¿y el libro qué?" (en referencia, imaginamos, a sus memoria publicadas en un volumen semanas atrás). La pregunta se repitió una y otra vez a lo largo de su "peor actuación", tal y como se titula el nuevo capítulo del programa de Cadena Ser. "Se trata de una bola de nieve que fue creciendo. Allí metimos la pata todos. La gente con la mejor voluntad empezaba a aplaudir y me vacilaba. Era un aplauso irónico colectivo. Hablaba de alguna cosa y aplaudían sólo por trolear", ha relatado Farray.

El chico siguió con su troleo épico y entró en bucle. "Aquello pudo haber acabado en un linchamiento público", ha reconocido irónico. El joven asistió al espectáculo acompañado de su pareja con la que Ignatius intentó bromear. "Fue muy pesado. No había manera de reconducir aquello. La chica intentaba contextualizar: "Es que ha tenido una pandemia muy mala. Mi ilusión era incorporar esto al espectáculo. Lo que conseguí es que todo el show fuera de esto", ha lamentado el artista.

Poco después, Ignatius perdía los nervios y llamaba al agente de seguridad del espacio cultural granadino. Al rato, el chico volvía a entrar al teatro haciendo una peineta y gritando lo mismo: "¿Y el libro qué?". "Para echarme del teatro has utilizado técnicas fascistas, tú que tanto criticas a los fachas. Ahora quiero que me enseñes la polla", le espetó el espectador furioso. "Que tú hayas vuelto a entrar y estés disfrutando con todos nosotros, dentro de nuestra comunidad, de este espectáculo o de lo que esté pasando aquí esta noche es la democracia", ha respondido el cómico en La vida moderna.

Ignatius acabó utilizando "la exhibición de órganos genitales como herramienta de conciliación" al acabar su show. La anécdota, relatada con pelos y señales en La vida moderna, ha corrido como la pólvora en redes sociales y ha generado numerosos memes en Twitter. "Te deseo lo mejor", se ha despedido el cómico, que esa misma noche recibió una partitura del grito sordo hecho música de la mano de un artista vanguardista. La guinda a una noche de troleo épica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios