Conciertos

Una lluvia de Tequila para arrancar bien el Zaidín Rock

  • Las leves precipitaciones no detiene a los amantes del rock en la primera noche

  • El escenario fue cubierto para evitar que se mojaran los músicos

Comentarios 0

Las ganas de rock and roll siempre pueden contra cualquier adversidad. Incluso a la climatología. Las suaves gotas de lluvia que caían sobre Granada a primera hora de la tarde y durante la noche a intervalos intermitentes, además del frío que se ha instalado estos días en la ciudad no fueron excusa para las cientos de personas que se reunieron anoche para la jornada inaugural de la 39 edición del Zaidín Rock. Los asistentes se fueron concentrando en la explanada entre el estadio Nuevo Los Cármenes y el Palacio de Deportes a la espera de que la música empezara a emanar por los potentes altavoces instalados en el escenario. Este año, por tercera vez consecutiva, se celebra este festival en esta localización, que cada vez va fidelizando más a los aficionados.

El escenario, en el que estaban citados los grupos granadinos Nilsson, Sardaukarz, Fajalauzza y por último Tequila, tuvo que ser preparado de forma especial a última hora para evitar que los músicos y los instrumentos se humedecieran, y que todas las actuaciones se llevaran a cabo con normalidad.Un techado fue levantado para que las gotas de lluvia no incidieran sobre los artistas, según confirmaba uno de los organizadores, Paco Burgos, horas antes de que las guitarras comenzaran a sonar. El montaje fue rápido y ayudó a que las gotas no hicieran estragos.

Desgraciadamente no se pudo cubrir toda la zona del evento, aunque sí las barras. Pero poco importó. Los fieles acudieron a la cita, que se acerca a los cuarenta, para empaparse del rock más heavy y tomar cerveza de los grifos instalados por los laterales de la zona.

El festival de rock gratuito más antiguo de Europa es un gran reclamo y siempre tiene éxito. Los grupos que actuaron anoche lo saben, y dieron todo con su música para el deleite de un barrio que también comienza sus fiestas.

Los locales Nilsson, con la voz de Laura Campoy a la cabeza, el punk-metal de Sardaukarz, con sus temas de creación propia, la energía de Fajalauzza y, por supuesto, los archiconocidos Tequila, que prometieron hacer que la lluvia supiera un poco más a alcohol. El cartel seguirá abierto a partir de hoy, ya con una previsión de lluvia menor de la que se instauró ayer. Huecco será quien cierre una noche de viernes que tendrán otros actores musicales de relevancia sobre el escenario, como son los grupos O’Funk’illo, Antílopez, Funkdación y el cantante granadino El niño del Albaicín.

Para mañana los Celtas Cortos, pondrán el broche a la fiesta rockera precedida por los grupos Sínkope, José Antonio García, Número Primo y Pacientes sin clínica. Al cierre de esta edición el festival transcurrió con normalidad, sin lamentar ningún tipo de incidente y con una afluencia que fue llenando con cuentagotas el recinto durante la noche.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios