Perfil | Nueva directora del Centro Lorca Un todoterreno de la gestión cultural

  • Sara Navarro Valero (Granada, 1973) atesora amplia experiencia en el campo de la museología y el patrimonio desde hace tres lustros

Sara Navarro Valero (Granada, 1973), en una foto reciente. Sara Navarro Valero (Granada, 1973), en una foto reciente.

Sara Navarro Valero (Granada, 1973), en una foto reciente. / G. H.

La nueva directora gerente del Centro Lorca, Sara Navarro Valero (Granada, 1973), es definida por algunos de sus compañeros como "un todoterreno de la gestión cultural". La granadina atesora una amplia experiencia en el sector de la museología y la gestión del patrimonio cultural desde hace más de tres lustros. Su comienzo en el mundo de la gestión cultural, en 2004, fue "inmejorable".

Navarro inició su carrera en el Museo Reina Sofía. Allí realizó sus primeras prácticas después de obtener el máster de Museografía en la Universidad Complutense de Madrid. Después trabajó en la famosa galería Marlborough de Madrid -Soledad Sevilla trabaja mucho para ella- y en la empresa General de Producciones y Diseño, en Sevilla, donde fue una de las responsables de la gestión y el desarrollo de contenido del Museo Histórico Militar.

Licenciada en Bellas Artes por la UGR, Navarro siempre fue una alumna inquieta con ganas de viajar y aprender idiomas. Estuvo un cuatrimestre en Holanda con una beca Erasmus y luego consiguió entrar en un programa de intercambio de la Universidad de Los Ángeles. El objeto de la beca era que los estudiantes volvieran a su universidad de origen un año después. Sin embargo, en vez de terminar el doctorado, se quedó allí para ejercer como profesora voluntaria de dibujo en la Free Arts for Abused Children. 

Navarro se dedica desde hace una década a la gestión de proyectos museográficos y a la organización de actividades culturas y pedagógicas en el Patronato de la Alhambra y el Generalife, labor que desempeña como directora de la empresa Museum Design & Management desde 2011. Su anterior director, Reynaldo Fernández, la recuerda como una "gran profesional, muy responsable y preparada, y agradable en el trato". Fernández no olvidar mencionar sus dotes como políglota.

La gestora se estrenó trabajando para el Patronato de la Alhambra y el Generalife con la muestra sobre el 150 aniversario de la muerte de Washington Irving y el 175 aniversario de la publicación de Cuentos de la Alhambra. "Ésa era una exposición de libros, bastante ardua. Me remito al Centro Lorca. Aprendí cómo se hace una exposición de un tema literario", hace memoria la nueva directora del Centro Lorca. 

También se destaca de su perfil la organización de actividades didácticas desde hace cinco años, ya que no sólo ha abarcado actividades estrictamente artísticas como recitales, conciertos y montajes teatrales, sino también actividades a caballo entre lo cultural y lo pedagógico -talleres para potenciar la creatividad, por ejemplo-. Además, "siempre que he gestionado lo he llevado todo: desde los temas presupuestarios al seguimiento in situ de la exposición", asegura.

La granadina cree que su trayectoria tiene "muchas conexiones con todos los aspectos que tienen que abarcar el Centro Lorca", "un aglutinanente de muchas cuestiones, no sólo de la obra de Federico". "La parte patrimonial es fundamental en el conjunto patrimonial. En el Centro Lorca existe también un legado que hay que saber gestionarlo. Luego allí hay una sala de exposiciones, una biblioteca y un archivo. Ya estoy familiarizada con esos trabajos", afirma Navarro, que adelanta que "el arte contemporáneo" estará presente en el Centro de la Romanilla. 

Una línea temporal une a Navarro y a Lorca desde hace 23 años. "Mi relación con él como personaje es muy parecida a la que pueda tener cualquier persona interesada en la cultura. En la adolescencia y la juventud escribía mucho, sobre todo poesía, para mí a diario. No publiqué nada", recuerda. Sin embargo, la nueva directora del Centro de la Romanilla recibió el premio Lorca en la categoría de pintura -los ahora galardones a la creación artística de la UGR-, en 1996, cuando aún era una alumna. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios