Novedad editorial

Francisco Villegas irrumpe en la novela con ‘Siete inviernos después’

  • La novela mezcla intriga, psicología y biomédica así como escenarios de Granada y Almería

Francisco Villegas irrumpe en la novela con ‘Siete inviernos después’ Francisco Villegas irrumpe en la novela con ‘Siete inviernos después’

Francisco Villegas irrumpe en la novela con ‘Siete inviernos después’ / Efe (Almería)

Francisco Villegas, traumatólogo granadino, da el salto a la narrativa con la publicación de su primera novela, Siete inviernos después (Ediciones Miguel Sánchez) un libro de intriga que se centra en un crimen cometido diez años atrás con “distintos niveles” y “toques” de psicología e incluso bioética médica. La trama comienza siete años después del suicidio en prisión de Estéfano Rinaldi, condenado por el asesinato de su exmujer y su hijo. Ernesto, su mejor amigo y psiquiatra de profesión, decide aceptar un encargo: colaborar en la investigación de un crimen cometido diez años antes para encontrar una prueba que pueda demostrar la inocencia de Rinaldi.

“La idea era desarrollar la investigación de un asesinato ocurrido muchos años antes y con todos sus protagonistas ya muertos. Una investigación en la que participaran especialistas en este campo y un representante de aquellos que estuvieron vivos y ya no estaban, que pusiera esos datos delante. Ese fue el núcleo”, explica.

Eso fue en 2014, pero no fue hasta un par de años después cuando sacó del “cajón” este proyecto y se puso a preparar su primera novela. Sólo la documentación y preparación le llevó cerca de un año. Además de este “trabajo más grueso”, era necesario rellenar las lagunas que pudiese haber en diferentes materias y aspectos relevantes para la trama. Luego el proceso de redacción de la primera versión de la obra fue relativamente rápida, un par de meses. Lo que no evitó que hubiese que revisar, corregir y “podar” hasta llegar a la definitiva.

Villegas señala que desde 1997 trabaja en el Hospital de Poniente de El Ejido (Almería) como traumatólogo. Aunque advierte que no hay una “gran especificidad médica” en los detalles del crimen, el plasmar los “entresijos de un hospital”, fue fácil para él. También hay que tener en cuenta que “el protagonista, en la época de los crímenes, era miembro de un comité de ética en un hospital de Granada”.

“Los crímenes vienen de una situación previa de mucho antes, relacionados con una pareja y una intención de aborto. Ahí entra el comité de ética, que tiene que valorar dicha intención. Cuento, en cierta manera, cómo es este proceso, a qué casos se enfrenta este comité y cómo se da respuesta”, añade. “El protagonista podría ser otorrino, oftalmólogo o internista. Que fuese psiquiatra venía bien pero no era imprescindible”, añade sin querer concretar más detalles de una historia que se desarrolla en Granada y Almería, con un escenario principal: la casa en la que se produjo el crimen, a la que se traslada Ernesto desde su hogar en el Pantano Cubillas de Granada para aportar luz a lo ocurrido.

“La novela tiene una lectura fácil que es la trama de intriga. Es el nivel más visible. Pero debajo, hay toques de psicología. Y si te paras, de pronto puedes pensar... ¿Qué opinión tengo yo de este tema? Tiene distintos niveles y subtramas”, apunta por último.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios