La colmena

Magdalena Trillo

mtrillo@grupojoly.com

Cepa B117, se acabó la fiesta

Reino Unido ha decretado un cierre total, Cataluña lo aplicará después de Reyes y Andalucía se lo piensa

De la cepa británica del Covid a la enfermedad X sobre la que ya advierte la OMS. De la cepa británica del Covid a la enfermedad X sobre la que ya advierte la OMS.

De la cepa británica del Covid a la enfermedad X sobre la que ya advierte la OMS.

Cataluña ya ha decretado diez días de confinamiento municipal justo después de Reyes, Reino Unido ha ordenado el lockdown de Inglaterra hasta mediados de febrero y Escocia dará un cerrojazo todo enero. No se salvan ni las escuelas. En España, Sanidad ha notificado más de 30.000 contagios nuevos desde Nochevieja -la cifra global roza los 2 millones- y Andalucía se reúne este mismo viernes para decidir si endurece las restricciones.

La cepa B117 del coronavirus está detrás del nuevo cierre del grifo. Los científicos no han constatado que sea más letal ni que esquive el efecto inmunizador de las vacunas, pero sí que infecta con más intensidad y, sobre todo, que siguen siendo necesarias las mismas medidas preventivas contra el SARS CoV-2: higiene extrema, mascarillas y distancia de seguridad.

La tercera ola de la pandemia competirá este año con la temida cuesta de enero. El efecto Navidad ha tenido su precio. Sanitario y económico. La pandemia ha roto seis años consecutivos de creación de empleo. Se acaban de publicar los datos oficiales de fin del ejercicio y son demoledores. No ha habido sorpresas ni se observa aún ningún repunte por el balón de oxígeno dado a comercios y bares en Navidad. Se han perdido más de 360.000 afiliados a la Seguridad Social, se produce la primera caída anual desde 2013 y el paro afecta ya a 3,9 millones de españoles. La mayor destrucción la soporta el sector servicios y Andalucía se sitúa en el top junto a Cataluña y Madrid.

En esta ocasión, la batalla contra la variante B117 se librará en paralelo a la carrera mundial de vacunación que se ha puesto en marcha sólo diez meses después que de que el virus se volviera global. Todo un éxito de la ciencia. Un inesperado regalo de Reyes que arrastra, sin embargo, la sombra de asumir que no será un proceso realmente solidario (ni un solo país en vías de desarrollo ha podido afrontar el desafío) y el hartazgo de ver cómo la política (la más tóxica) lo empaña todo. Ya tenemos un doble tablero de confrontación: el europeo comparando el ritmo de administración entre países (España ha recibido 718.575 vacunas y ha puesto menos de 83.000; un discreto 12% que ya hay quienes tildan de "fracaso") y, a nivel doméstico, evaluando a las distintas comunidades. Andalucía va la quinta. ¿Aprueba o suspende? Al B117 lo derrotarán los científicos, pero con la rapidez o lentitud que dejen los políticos. De momento, se acabó la fiesta.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios