Salud sin fronteras

Pinchazos a mujeres

Es de esperaruna reacción de rechazo social de parte de la mayoría de la ciudadanía que desprecia estas agresiones

Vaya por delante mi rechazo y mi desprecio más absoluto para los autores de los pinchazos a mujeres, cuyas noticias inundan las portadas de todos los medios de comunicación en España y muestran una nueva manera de ejercer violencia machista en nuestra sociedad. Algunos medios de comunicación nos trasladan incluso que habría ya unos 2000 casos de estos pinchazos en lugares de ocio en Francia, Reino Unido, Bélgica o Alemania.

Seguramente sobre la base de una visión machista que vive en amplios sectores de la sociedad y en ámbitos juveniles, (algo especialmente preocupante para mí), las redes sociales ayudan a multiplicar este fenómeno por efecto de imitación.

Ello puede hacer que en pocas semanas, el fenómeno se extienda de manera global haciendo que deba ser necesaria una acción de respuesta contundente y coordinada desde las autoridades públicas.

Que estos hechos se produzcan en los ambientes lúdicos y estén (seguramente) protagonizados por jóvenes que agreden a mujeres jóvenes es (además de reprochable) un lamentable fracaso social que implica tanto al sistema educativo como a esa parte de la sociedad y a esas familias que han sido incapaces de educar en valores de respeto a la igualdad entre hombres y mujeres; un respeto que debería marcar un comportamiento unánime en toda la sociedad. Desgraciadamente no es así y seguimos viendo día tras día agresiones machistas que nos llenan de vergüenza e indignación.

Es de esperar y desear una reacción de rechazo social de parte de la inmensa mayoría de la ciudadanía que desprecia este tipo de agresiones. Este rechazo social que debería expresarse de manera amplia y contundente, puede servir de base a lo que es una exigencia cívica hacia las autoridades de todas las administraciones para que, en el marco de las competencias de cada una de ellas, haya una respuesta coordinada tanto policial como asistencial a las agresiones que se produzcan.

Una respuesta que debe tener también un objetivo educativo y preventivo en el que la implicación de los locales de ocio es de enorme importancia. Por eso, creo que es muy positiva la iniciativa anunciada por el Ayuntamiento de Granada por la cual se va a crear una red de establecimientos de ocio nocturno dispuestos a cooperar para establecer acciones y medidas que ofrezcan seguridad a las mujeres frente a estos hechos. Un ejemplo a imitar.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios