Selectividad y equidad

El examen MIR se ha revelado como una prueba prestigiada. Puede ser una referencia a considerar

El examen de selectividad ha sido noticia de portada y causa de debate en los medios de comunicación, tras la recogida de miles de firmas ante la extrema dificultad del examen de Matemáticas en la prueba de selectividad de la comunidad de Valencia.

A partir de ahí, se alzan voces a favor de una selectividad única e igual para el acceso a la universidad española, para asegurar equidad en España. Soy consciente de que el término equidad es conceptualmente complejo de articular y de medir pero, en esta columna, me permito la licencia de usarlo de manera coloquial como la mayoría de la gente.

Yo no estoy seguro de cual es la mejor fórmula para conseguir esa equidad pero tengo claro que una fórmula que los ciudadanos no la valoren como equitativa es una mala fórmula. En este caso, es muy probable que la mayoría de los estudiantes y de sus familias piensan que el actual modelo no asegura la equidad.

Si analizamos la experiencia en el ámbito de la sanidad, el examen MIR para acceder a la formación especializada es un examen único para todo el Sistema Nacional de Salud y en los alrededor de 41 años de funcionamiento se ha revelado como una prueba prestigiada y exenta de críticas en relación a la equidad. Puede ser una referencia a considerar porque, si el malestar y el debate generado sobre la selectividad en esta semana no se resuelve con una fórmula satisfactoria, generaciones jóvenes que van a ser el futuro de nuestra sociedad y también sus familias, van a tener argumentos para considerar que las autonomías generan desigualdades inaceptables.

Y yo, que creo que las autonomías tienen más ventajas para la equidad que inconvenientes, propongo a las instituciones educativas que aborden este asunto con rigor y ofrezcan soluciones válidas ante las quejas sobre la alteración del principio de equidad producida por el funcionamiento autonómico en materia educativa.

Si se asocia que es el ejercicio de las competencias autonómicas la causa principal de la desigualdad en la prueba de selectividad, se darán las circunstancias que permitan incrementar en el medio plazo y de manera significativa el porcentaje de ciudadanos que aspiren a una recentralización del Estado. Ello sería un gran paso atrás.

Corregir desigualdades y generar consensos sobre cómo hacerlo es uno de los roles más relevantes atribuidos al Gobierno de España. Manos a la obra.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios