Tribuna

Marío Ramírez

Pregunten a los negocios

Lo que nadie discute es la repercusión del diestro de Galapagar

José Tomás, en Algeciras José Tomás, en Algeciras

José Tomás, en Algeciras / Erasmo Fenoy

Ayer nos sorprendió la noticia de que el diestro José Tomás vuelve a torear en Granada. Esta noticias es buena tanto para los taurinos, que disfrutaremos del maestro, como para la ciudad.

Nuestra ciudad va estar presente en todo el mundo desde el anuncio del cartel hasta después de la Feria del Corpus. A día de hoy, todavía nos acordamos de aquel Corpus de 2014.

Deben reconocer las personas que no le gustan los toros que para Granada es positivo y aportará trabajo.

No debemos olvidar que la última vez que Tomás toreó por aquí nos repercutió positivamente en la ciudad.

Recuerdo a mi padre Antonio Ramírez (Restaurante Ramírez) hablar de aquellos días en los que, incluso, salió en Telecinco diciendo "está todo a reventar".

Y la verdad es que no había visto nunca tanta gente en el restaurante. Pero no sólo el día de la corrida, también meses antes no paraban de haber un reguero de personas en los alrededores de la Plaza.

José Tomás, ídolo para muchos, también tiene sus detractores, pero en lo que nadie discute es su repercusión.

Yo tuve el placer de verlo en Algeciras y hay que decir que no había hoteles para alojarnos en kilómetros y la feria estaba completa.

A día de hoy pienso que será muy positivo para el barrio, ya que existen muchos negocios a punto de cerrar sus puertas por el deterioro sufrido. La perdida del Hospital Clínico dejó a muchos sin trabajo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios