protesta

Familias de Puerto Lope (Granada) denuncian el cierre de una unidad en su colegio pese a tener más niños que el pasado curso

  • Indican que se les ofreció mantener la unidad de 4 años a cambio de que se suprimiera el colegio en Tózar, donde estudian cinco niños

Concentración de familias del CPR Las Atalayas de Puerto Lope frente a Educación. Concentración de familias del CPR Las Atalayas de Puerto Lope frente a Educación.

Concentración de familias del CPR Las Atalayas de Puerto Lope frente a Educación. / R. G.

Familias y vecinos de Puerto Lope, anejo de Moclín, denunciaron ante la Delegación provincial de la Consejería de Educación y Deporte el cierre de una unidad de 4 años en el colegio público rural (CPR) Las Atalayas. Según las familias, la Delegación instó a los padres a trasladar a los menores escolarizados en Tózar (cinco niños) en el CPR de Puerto Lope para mantener la unidad que se prevé suprimir. De no ser así, los once escolares de 4 años se repartirán el próximo curso 2020/2021 entre dos clases, la de 3 años y la de 5, una decisión que las familias no comparten. Además, critican que se haya usado a los escolares "como moneda de cambio" al proponerse cerrar Tózar para mantener la clases de Puerto Lope.

Las familias se concentraron en la Delegación, donde leyeron un comunicado, entregaron más de 600 firmas de adhesión a su propuesta de mantener la unidad y anunciaron nuevas medidas en el caso de que se suprima la unidad. También indicaron que han solicitado cita tanto a la delegada territorial, Ana Berrocal, como al responsable de Planificación. "Nos dijeron que no podían atendernos", indicaron las familias sobre la respuesta recibida desde Educación.

"Nos están dando a elegir entre la muerte del pueblo de Tózar o la educación de nuestros hijos", critican las familias

El comunicado remitido por las familias destaca que esta supresión implica que haya un docente menos de cara al próximo curso pese a tener "mejores condiciones en cuanto a matriculación de niños este año que el anterior". En el mismo comunicado alegan que la respuesta de la Delegación fue proponer eliminar la unidad de Tózar a través de los padres: "Si no eliminamos la unidad de Tózar los niños de 4 años de Infantil de Puerto Lope se tienen que dividir en dos, metiendo una mitad en tres años y la otra mitad en cinco años". Las familias señalan que se les ofreció otra posibilidad, que califican de "remota": "Que el maestro de apoyo que llega como recurso de ayuda al centro se ponga como maestro de este curso". El comunicado señala que "con esta propuesta" de Educación "nos están dando a elegir entre la muerte del pueblo de Tózar o la educación de nuestros hijos".

Por otra parte, el Ayuntamiento de Moclín anunció mediante otro comunicado que ha solicitado una reunión “urgente” a la delegada de Educación de la Junta en Granada, Ana Berrocal, "tras tres semanas solicitándosela", para que explique "de primera mano la intención de la Consejería del ramo de recortar una unidad" de Educación Infantil en el Colegio Público Rural (CPR) Las Atalayas de Puerto Lope-Tózar, donde además tienen previsto también "eliminar" una plaza de una docente.

El alcalde de la localidad, Marco Antonio Pérez, lamentó en declaraciones recogidas en este comunicado este "nuevo ataque" del Gobierno andaluz a la educación pública, por lo que ha pedido a la responsable de Educación en la provincia que “dé marcha atrás al recorte” previsto en el citado centro.

"No podemos permitir que poco a poco dilapiden los servicios públicos con los que ya contamos en el medio rural, y que, en estos tiempos, se convierten en elementos indispensables para fijar la población al territorio y que todas las familias puedan vivir aquí con las mismas prestaciones que en la ciudad", señaló.

Pérez subrayó que "existe un fuerte malestar entre la comunidad escolar y las familias afectadas del municipio" y que desde hace tres semanas lleva pidiendo una reunión con la delegada de Educación y hasta ahora se ha encontrado la "callada por respuesta".

"No podemos estar con esta incertidumbre a dos meses del inicio del curso escolar, puesto que las familias también precisan de una planificación a corto y medio plazo y ellas mismas son las que están reivindicando que el colegio de Puerto Lope siga tal cual estaba hasta ahora", dijo.

Estas declaraciones las realizó el regidor en las puertas de la Delegación de Educación del edificio de La Normal, en la capital, junto a las familias puertolopeñas y las AMPA La Sierra y Las Atalayas para lograr una respuesta por parte de la delegada y que desde la Consejería aclaren "sus verdaderas intenciones" y "defender con datos la situación del centro, que hace incomprensible dicho recorte sin consenso ninguno".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios