Proyecto de autopista eléctrica

Un informe cifra el impacto de la alta tensión en el Valle de Lecrín: 610 millones

  • El dossier será la base de las alegaciones al proyecto que se presentarán el día 5 de febrero

Simulación de torres de alta tensión en el Valle de Lecrín Simulación de torres de alta tensión en el Valle de Lecrín

Simulación de torres de alta tensión en el Valle de Lecrín

El movimiento contra la instalación de torres de alta tensión en el Valle de Lecrín y la construcción de una subestación eléctrica en Saleres empieza a vivir días clave en su lucha.

Lo que empezó siendo una plataforma vecinal ya ha aunado a empresarios y alcaldes de la comarca, de los cuales algunos ya se han desmarcado de la iniciativa Lecrinnova, con la que Red Eléctrica Española, impulsora del proyecto, inyecta dinero y soluciones en las zonas donde tiene presencia.

El punto culminante se producirá el próximo 5 de febrero, cuando las plataformas vecinales y empresariales presentarán ante la Junta de Andalucía las alegaciones a una infraestructura que consideran desastrosa para la economía y el futuro del Valle de Lecrín.

“En total, calculamos que más de 100 entidades tanto públicas como privadas y particulares se van a adherir a las alegaciones respaldadas por más de 8.000 ciudadanos que han firmado peticiones contra el proyecto”, sostienen.

La base de estas alegaciones se basarán en tres informes independientes elaborados por catedráticos y analistas económicos en tres campos diferenciados: salud, medio ambiente y económico-turístico. A este último tuvo acceso Granada Hoy.

Se trata de un documento de cerca de 100 páginas elaborado por el catedrático de Organización de Empresas de la Universidad de Granada, Daniel Arias, el economista y analista de STEF Iberia Agustín López Sánchez, y el máster de Economía por la Universidad de Cambridge, Laurence Seidler, dueño de un establecimiento hotelero en Nigüelas.

El informe contra el proyecto de línea de alta tensión por el Valle de Lecrín, al menos en su idea inicial a través de cableado aéreo, es demoledor, aunque el estudio no cierra la posibilidad de hacer la red soterrada gracias a los beneficios que obtiene REE.

“El informe es pionero en España, ya que no existe ninguno similar previo”, indica uno de sus autores, Daniel Arias. En la bibliografía figuran hasta 32 investigaciones académicas diferentes en las que basar las afirmaciones del dossier, 2.000 estudios económicos consultados para realizar modelos de predicción de pérdidas monetarias relacionados con variables como el impacto ambiental, social y sanitario, tanto para el turismo como para el sector inmobiliario.

Este estudio sitúa las pérdidas económicas para el Valle de Lecrín en un total de 610 millones de euros sólo en turismo (reducción de ingresos, pérdidas de empleo, cierre de negocios y desvalorización de las viviendas, tanto las particulares como las referidas a alojamientos.

El informe “invalida” los puntos clave y las justificaciones del proyecto del REE. De entrada, discute que basen la infraestructura en la demanda creciente de energía, cuando los indicadores a nivel local, nacional y internacional indican la tendencia contraria.

También recriminan a Red Eléctrica “no documentar y valorar lo que la Junta de Andalucía y otras entidades consideran como el recurso más valioso de la comarca”: la belleza. Esta falta de consideración “conducirá a una catástrofe económica y social”, añade el escrito.

El informe está elaborado por un profesor, un catedrático y un empresario

También explica que Red Eléctrica subestima el valor del sector turístico en el Valle “por un 1.290%” con la construcción de la línea de alta tensión, y que la compañía “no proporciona adecuada información visual y gráfica que hubiera permitido a las autoridades y al público estimar el daño real al paisaje”.

Asimismo, el informe dice que REE no documenta la pérdida de valor del conjunto de viviendas, tanto particulares como turísticas, por la variable llamada ‘proxy de belleza’, por la cual, en un entorno que vive de ese factor, la depreciación de los inmuebles va íntimamente ligada.

“En pueblos situados en un ratio de 30 kilómetros de Granada, como está el Valle de Lecrín, la variación del precio de una vivienda en Saleres y en Colomera de es un 40% más cara en el primero”, explica Daniel Arias.

Un proyecto que ha despertado de la habitual quietud que se respira en el Valle de Lecrín, y que en las próximas semanas se va a jugar buena parte de su futuro. Y de una parte importante de los ingresos turísticos de la provincia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios