Ganadería

La mayor concentración de macrogranjas de cerdos de España, en un pueblo de Granada

  • La Plataforma de Ciudadanos por la protección de Castilléjar alerta de la posibilidad de que amplíe con una granja más

  • El alcalde de la localidad niega a Efe esta posibilidad

La mayor concentración de macrogranjas de cerdos de España, en un pueblo de Granada La mayor concentración de macrogranjas de cerdos de España, en un pueblo de Granada

La mayor concentración de macrogranjas de cerdos de España, en un pueblo de Granada

La denominada Plataforma de Ciudadanos por la protección de Castilléjar ha advertido de la que consideran una "proliferación incontrolada" de macrogranjas porcinas en este municipio del norte de la provincia de Granada y de los posibles daños medioambientales asociados a este tipo de explotaciones.

Según ha informado este colectivo en un comunicado, el patrimonio natural y el potencial turístico de la zona está "amenazado" por la instalación desde 2005 de macrogranjas, que suman en la actualidad 64 grandes naves y que suponen la mayor concentración de este tipo para un solo municipio en España.

La plataforma, en colaboración con Ecologistas en Acción, ha denunciado que el Ayuntamiento de Castilléjar esté además en disposición de aprobar la ampliación de una granja más, una situación que "preocupa tanto a los vecinos del municipio como a los de otros pueblos colindantes".

Ha advertido igualmente que el complejo porcino se ubica en un espacio natural y que las naves están rodeadas de árboles en zonas a las que no se permite el acceso, razón por la cual la ciudadanía no era consciente de las "vastas dimensiones" del proyecto, con 64 naves y 45 balsas de purines del tamaño de medio campo de fútbol cada una.

Esos purines se estarían evaporando en esas balsas que, de acuerdo a distintos cálculos, podrían albergar entre 120 y 180 millones de litros, con elementos tóxicos como amoniaco, ácido sulfídrico, metano, antibióticos, nitratos y otros componentes nocivos.

La plataforma ha denunciado que estos restos no estén siendo "plenamente depurados", con el peligro de saturar en un futuro la tierra, que quedaría contaminada de nitratos y otros elementos y, de filtrarse hacia las aguas subterráneas, con riesgo para los acuíferos.

Por su parte, el alcalde de la localidad, Jesús Raya (PSOE), ha negado en declaraciones a Efe que exista esta proliferación incontrolada de macrogranjas expuesta, o un alarmismo real en la población por este tipo de explotaciones.

Según el regidor, en el municipio hay por una parte una macrogranja desde 2005, que luego fue ampliada en 2014, con siete núcleos que albergan en total 21.000 madres y lechones.

"En ningún momento se ha pedido su ampliación, ni tenemos intención de autorizarla", ha indicado Raya, que ha explicado que la propia Junta de Andalucía revisó la Autorización Ambiental Integrada (AAI) para hacerla "más restrictiva" y poner mayores condicionantes, de modo que se mejora la calidad ambiental.

Ese trámite habría sido "confundido" con una posible ampliación, ha indicado el alcalde, que sí ha hecho referencia a otras dos granjas menores, con unos 1.900 cerdos cada una, que fueron puestas en marcha por dos jóvenes emprendedores.

Raya ha detallado que esos emprendedores tienen la intención de ampliar su proyecto hasta pasar a 3.800 cabezas de ganado para que la explotación ganadera pueda ser "viable" y que, en este caso, el Ayuntamiento sí está por la labor de autorizarla, aunque la autorización ambiental siga dependiendo de la Junta de Andalucía.

"Se mejoraría lo que hay, con la separación de restos líquidos y sólidos y una depuradora", ha indicado el regidor, que ha dicho que el Consistorio está a favor de favorecer el emprendimiento y de que se mejore al mismo tiempo el cuidado del medio ambiente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios