Provincia

Diez pueblos de la provincia de Granada ya han pedido el autoconfinamiento en la segunda ola del coronavirus

  • En la actualidad son cinco los municipios que mantienen activa la petición a sus vecinos para que limiten su movilidad

Diez pueblos de la provincia de Granada ya han pedido el autoconfinamiento en la segunda ola del coronavirus Diez pueblos de la provincia de Granada ya han pedido el autoconfinamiento en la segunda ola del coronavirus

Diez pueblos de la provincia de Granada ya han pedido el autoconfinamiento en la segunda ola del coronavirus

Como siempre ha sucedido durante esta pandemia, el futuro se escribe en los telediarios. Tras la finalización de estado de alarma localidades de Galicia, Aragón o Cataluña tuvieron que retroceder en la desescalada por el aumento de casos, situación que. como siempre  ha pasado en el coronavirus, también ha acabado llegando a Granada, aunque con matices. Ya son diez las localidades de la provincia las que han tenido que pedir a sus vecinos el autoconfinamiento por los rebrotes de coronavirus, en algunos casos en zonas que habían visto pasar de largo el virus en los días de plomo de la pandemia entre marzo y abril. Y quedan otras localidades como Caniles que, aunque no pidieron el confinamiento, sí tuvieron que cerrar los edificios municipales y suspender las actividades hasta dar por controlados los brotes detectados. Albolote, Pedro Martínez, Jérez del Marquesado, Huélago y Charches son los municipios en los que la petición de reducir al máximo la  movilidad siguen vigentes.

Puebla de Don Fadrique

El Ayuntamiento de Puebla de Don Fadrique, en el norte de la provincia de Granada , reabrió el 17 de agosto sus instalaciones municipales, después proceder a su cierre una semana antes  solicitando también el confinamiento voluntario a su población, tras detectarse un brote de coronavirus que ya se da por controlado. Tras alrededor de un centenar de PCR, el brote acumuló un total de 16 positivos.

Pedro Martínez

El Ayuntamiento de Pedro Martínez pidió el pasado 3 de septiembre el  autoconfinamiento  voluntario tras tener constancia del positivo en coronavirus de una vecina, el primero en este municipio de Granada, a raíz del que se practicaron  un total de 30 PCR. La primera PCR, que resultó negativa, se hacía a una mujer que había estado en contacto con la vecina afectada, de cuyo positivo informó al pueblo, de unos 1.200 habitantes, en bando emitido el pasado lunes 31 de agosto,una vez se puso en contacto con él un trabajador de un hospital granadino que va los fines de semana a Pedro Martínez.

Jérez del Marquesado

El Ayuntamiento de Jérez del Marquesado  pidió el lunes  a sus vecinos el autoconfinamiento  voluntario, ante el ascenso de casos de coronavirus hasta un total de 17 en cuatro focos diferentes, para así tratar de frenar la propagación de la pandemia. A  finales del mes de julio  se dio el primer caso de Covid-19 en el municipio, a raíz del contagio de un visitante que  contagió a un yerno y a un nieto. Desde entonces, y hasta el pasado viernes, cuando había nueve positivos activos, los servicios epidemiológicos han llegado a contabilizar 17 casos, solo dos de ellos vecinos de Jerez, en cuatro focos diferentes. 

Albolote

Quizás el caso más llamativo ya que se trata de una población de cerca de 19.000 habitantes y es la más cercana a la capital. El Ayuntamiento de Albolote pidió el 3 de septiembre a sus vecinos que no salieran  de casa en la medida de lo posible debido a la existencia de “cuatro o cinco focos descontrolados” de coronavirus en el municipio.

Huélago

El Ayuntamiento de Huélago, en la comarca de Guadix,  uno de los que se habían mantenido sin casos de coronavirus, pidió a la población que se autoconfinara voluntariamente el pasado 10 de septiembre por un brote de Covid-19 que contabilizaba 14 positivos en una población de 413 habitantes.

Algarinejo

El Ayuntamiento de Algarinejo, en el Poniente de Granada , que recomendó a mediados de agosto a sus vecinos el confinamiento voluntario tras la detección de un brote de Covid-19, levantó  esta petición el  19 de agosto al haber quedado confirmado que la situación sanitaria estaba controlada.  Todas las pruebas PCR realizadas hasta el momento por los sucesivos rastreos dieron  resultado negativo y la cifra final de afectados que dio lugar al autoconfinamiento quedó en cuatro, una ellas hospitalizada en el hospital de Baza.

Charches

El Ayuntamiento de Valle del Zalabí pidió el 4 de septiembre a los vecinos del núcleo de Charches que se queden en la medida de lo posible en su casa tras detectarse cuatro casos de coronavirus. En un bando de su alcalde, Manuel Sánchez, afirmó  que estos cuatro casos ya se encontraban  aislados en sus casas y que se había  iniciado el protocolo de rastreo de contactos de estas personas. Según datos del IECA, Charches cuenta con 399 habitantes. 

Píñar

Píñar, en la comarca granadina de Los Montes, hizo efectivo el 24 de agosto el decreto por el que pidió a sus vecinos que se confinaran voluntariamente tras la confirmación de tres positivos en coronavirus. Finalmente dieron negativas las alrededor de 200 PCR que, a iniciativa pública y privada, se realizaron con personas del círculo y de los allegados de los afectados por el brote, que contabilizó finalmente cuatro contagiados en un municipio de alrededor de 1.2000 habitantes.

Busquístar

El Ayuntamiento de Busquístar, en la Alpujarra y  con una población de unos 300 habitantes,  fue de los primeros municipios de  de la provincia de Granada  que pidió  a sus vecinos el confinamiento voluntario, después de tener constancia de la cuarentena que guardaba  una familia de cuatro miembros relacionada con la reunión celebrada en La Taha, en esta misma comarca, que dio lugar a un brote de coronavirus por el que también se solicitó a ciudadanos y visitantes de esta localidad que no salieran de casa en la medida de lo posible. La localidad ya ha dejado atrás esta medida excepcional que se decretó el 12 de agosto.

La Tahá

El Ayuntamiento de La Taha, que pidió el autoconfinamiento  voluntario de sus vecinos el 11 de agosto  por un brote de coronavirus, recibió 9 días después  los resultados de las pruebas que realizó a iniciativa propia a trabajadores de ayuda a domicilio, que resultaron  negativas. El alcalde de este municipio,  con una población en siete núcleos de unos 900 habitantes, que aumenta notablemente en verano, cifró a el número de contagiados del brote en diez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios