Investigación y Tecnología

Síndrome del pulmón blanco, nueva enfermedad respiratoria que afecta a la población infantil

Médico revisando una radiografía de pulmón.

Médico revisando una radiografía de pulmón.

El síndrome de pulmón blanco es un tipo de neumonía que afecta a la población más infantil y que procede de China. Es causada por la bacteria Mycoplasma Pneumoniae y, por el momento, poco se sabe de esta nueva epidemia que está recorriendo el mundo y en la que los principales perjudicados son los más pequeños. Se le llama síndrome de pulmón blanco por las manchas blancas que se observan en las radiografías de pulmones de personas con neumonía y que aparecen cuando no entra aire por el bronquio o cuando una infección, tumor u otra enfermedad ocupan los alvéolos o saquitos aéreos pulmonares.

La OMS se ha puesto en contacto con China y le ha pedido que dé más detalles sobre esta nueva enfermedad que está masificando de nuevo los hospitales de aquel país. Por aquella parte, dan pocos datos al respecto. Lo único que aseguran es que son consecuencias del levantamiento de permisos después del Coronavirus. 

Hay cierta preocupación ya que en EEUU se han dado 145 casos en la región de Ohio entre niños con edades desde los 3 hasta los 14 años desde agosto, además de que es una enfermedad para la que no existe vacuna, por lo que solo es posible curarla con la prescripción de antibióticos. Hay autoridades que desconfían un poco de la efectividad de los medicamentos y temen que las bacterias puedan hacerse resistentes a los antibióticos. 

Sintomatología

Los síntomas son muy parecidos a los de cualquier resfriado común, por lo que aparece la fiebre, tos, fatiga, escalofríos, mocos verdes y en casos más graves, dificultad para respirar. En el síndrome del pulmón blanco se juntan una variedad de infecciones respiratorias entre las que se incluye la neumonía, la afección pulmonar que se caracteriza por una inflamación de los pulmones que se llena de líquidos y pus dificultando la respiración. 

En algunos casos, los menos, se manifiesta dolor de cabeza, de garganta, sensación de cansancio, fiebre, tos que empeora gradualmente y que puede durar desde varias semanas hasta varios meses. En los niños menores de 5 años, también es común que se presenten estornudos, congestión o secreción nasal, dolor de garganta, ojos llorosos, vómitos y/o diarrea.

Es una enfermedad contagiosa que se transmite de persona a persona a través de las gotitas respiratorias que se desprenden al toser o al estornudar.

Inusual aumento de casos

La neumonía por micoplasma es una infección bacteriana que se caracteriza por tener síntomas leves y similares a la gripe, pero en ocasiones puede requerir tratamiento con antibióticos y hospitalización. Diferentes socios internacionales colaboran de manera coordinada ya que aunque sea una enfermedad con sintomatología parecida a una gripe, no terminan de confiar debido a un inusual aumento de casos. Algo que contraargumenta China, quien informó a la Organización Mundial de la Salud de que “no se han detectado patógenos nuevos o inusuales” en sus casos de niños enfermos.

Hay expertos que señalan que la neumonía por micoplasma es una forma más leve de neumonía, pero con síntomas duraderos. Sin embargo, expertos aseguran que la inmunidad contra el micoplasma dura más tiempo que la inmunidad contra infecciones virales.  

Por su parte, Reino Unido podría estar experimentando un pico de infecciones dado que las epidemias ocurren aproximadamente cada cuatro años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios