Turismo

Sierra Nevada demanda más camas calientes

Sierra Nevada aspira a superar los datos de la temporada pasada, la segunda mejor de su historia Sierra Nevada aspira a superar los datos de la temporada pasada, la segunda mejor de su historia

Sierra Nevada aspira a superar los datos de la temporada pasada, la segunda mejor de su historia / Cetursa

Con los debates del teleférico y de la ampliación de la superficie esquiable siempre rondando a la actualidad de Sierra nevada, el consejero de Cetursa, Jesús Ibáñez, ha aportado una nueva lectura sobre el tema afirmando que tan importante es seguir aumentado el 'dominio blanco' de la estación como incrementar el número de camas calientes (habitaciones de hotel) para equilibrar la balanza en la proporción con las camas frías (apartamentos). Una demanda que viene de lejos y que vuelve a resurgir con la nueva dirección de Cetursa.

En sus primeros meses al frente de la estación invernal granadina, Ibáñez ha constatado que uno de los focos de crecimiento de Sierra Nevada está en la creación de nuevos hoteles cercanos a la estación que puedan aportar principalmente a esquiadores y también a otros visitantes una opción más cómoda para hacer turismo sin tener que buscar apartamentos o trasladarse inevitablemente a la ciudad de Granada para alojarse.

A lo que hay sumar de que las camas calientes tienen un componente económico de creación de riqueza en cuestión de puestos de trabajo de incremento de consumo, de una estación que mueve unos 500 millones de euros por temporada y podría subir esa cifra hasta los 700 o los 1.000 con una mayor masa hotelera.

El objetivo es que haya el mismo número de camas calientes que frías

"Creo que a la estación lo que falta son hoteles. Tenemos una desproporción de 3.000 camas calientes y 10.000 frías (apartamentos), y lo suyo es 50-50. O más hoteles que apartamentos", señaló Ibáñez recientemente en una entrevista a este periódico al ser consultado sobre el teleférico, una iniciativa que ve factible y que puede tener rendimiento siempre y cuando se haga mediante iniciativa privada –"lo que no va a hacer Cetursa es meterse en eso y menos la consejería de Hacienda"– y con un proyecto que sea viable tanto ambiental como económicamente.

La cuestión de las camas calientes es algo que preocupa a todas las estaciones de esquí internacionales, y no es algo exclusivamente de las españolas. Así, en el reciente congreso anual de estaciones francesas, se señaló que es más fácil comercializar un destino y mantener tasas de ocupación satisfactorias a través de camas calientes mientras que las estaciones con camas frías que a veces están desocupadas o parcialmente ocupadas por propietarios privados se enfrentan a más dificultades.

Igualmente, en otro que compara las estaciones suizas y las austriacas concluye que a pesar de la popularidad de las suizas, que siguen siendo el destino alpino por excelencia de los esquiadores, Austria ha ganado mucho terreno e, incluso, ha puesto estaciones en los primeros puestos debido a que su proporción de camas calientes es mayor que en los sitios para el esquí del país helvético.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios