Turismo y deportes

Sierra Nevada diseña el futuro de la estación para la próxima década

  • Cetursa desvelará el plan estratégico para el complejo en el consejo de administración de marzo

  • Racionalidad e inversión económica, conservación y producción de nieve, las claves

Vista de la estación de Sierra Nevada el pasado mes de diciembre Vista de la estación de Sierra Nevada el pasado mes de diciembre

Vista de la estación de Sierra Nevada el pasado mes de diciembre / J. J. Medina

El futuro de Sierra Nevada en un plan estratégico a diez años para el periodo que discurrirá entre el 2020 y el 2030. Esta será la hoja de ruta a seguir para la estación de aquí a la próxima década, y que avanzaron el consejero de Hacienda Juan Bravo, el delegado de la Junta en Granada Pablo García, y el consejero delegado de Cetursa, Jesús Ibáñez.

Un plan basado en la racionalidad y la eficiencia económica, la sostenibilidad medioambiental, y la generación de riqueza y puestos de trabajo. Según desvelaron los responsables de Sierra Nevada, este plan será presentado en el Consejo de Administración de Cetursa del próximo mes de marzo. Será a partir de la aprobación de este plan cuando se abra un proceso de alegaciones y recepción de propuestas por parte de los colectivos implicados en Sierra Nevada, de cara a ser tenidos en cuenta en el documento, que además sigue las recomendaciones de la Federación Internacional de Esquí (FIS en sus siglas en inglés).

Dentro de este plan cobrará gran relevancia la nieve producida. Jesús Ibáñez, consejero delegado de Cetursa Sierra Nevada, avanzó que en breve saldrá publicada la licitación para adquirir un centenar de nuevos cañones de generación de nieve que sustituyan a los más antiguos, y que requerirá de la inversión de unos dos millones de euros.

Para la estación, asegurar que se pueda esquiar es vital e Ibáñez puso como ejemplo el caso vivido antes de la última Navidad, cuando "tres días de lluvia desde el Veleta hasta Pradollano" hicieron que "muchos creyeran que íbamos a cerrar". Sin embargo, los 33 nuevos cañones, que necesitan de menos agua y unas condiciones meteorológicas menos específicas, lograron que se mantuviera abierto el complejo y así también “los miles de puestos de trabajo” que dependen de esta actividad.

También este plan estratégico girará alrededor de conseguir reducir el impacto de la contaminación de la estación en el entorno natural de Sierra Nevada, para la cual también hay ya una licitación en marcha. Este plan estudiará mejor forma de reducir la huella de carbono a través de una racionalización de los medios de transporte. De ahí, Ibáñez ya avanzó medidas ya puestas en marcha como descuentos en forfaits para personas que acrediten haber subido a otras a la estación en su vehículo particular. En este punto, también se buscará la forma de mejorar las carreteras de acceso.

También se tratará de racionalizar la movilidad en autobuses y sobre todo los remontes. De hecho, Ibáñez también dijo que ha salido otra licitación pública para estudiar cómo mejorar los medios mecánicos dentro del actual dominio esquiable, en el que hay zonas en las que no hay pistas.

El plan de inversiones, que rondó los 10 millones de euros para este año, está ejecutado "casi en su totalidad", como expresó el máximo mandatario de la estación, y que ha supuesto la mayor partida de dinero recibida por esta desde hace diez años, un hecho del que se congratularon el consejero Bravo y el delegado García. Con todo esto, también este plan contempla cambios en los procedimientos de contratación, mantener el plan social, y un cambio de imagen y renovación de instalaciones en Borreguiles.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios