Turismo

Sierra Nevada: la estación de esquí número uno de la Navidad

  • La falta de nieve desluce la apertura de la mayoría de las estaciones españolas, excepto de la granadina (que ha firmado una gran temporada navideña) y de Baqueira Beret

Esquiadores en Sierra Nevada Esquiadores en Sierra Nevada

Esquiadores en Sierra Nevada / Álex Cámara

Ser la estación más meridional de Europa conlleva remar siempre a contracorriente y llevar a gala la condición de ser diferente. Es el caso de Sierra Nevada, que en una Navidad pésima en general para el turismo blanco en España se ha consolidado como la estación líder a nivel nacional con unas cifras muy positivas. Ha sido la número uno en visitantes y en oferta de ocio en unas fiestas en las que la falta de nieve estas ha provocado que menos de la mitad de las estaciones permanezcan abiertas.

Solamente la exclusiva estación leridana de Baqueira Beret ha podido seguir el ritmo de Sierra Nevada durante la campaña navideña con unas cifras muy similares de esquiadores, aunque la estación granadina ha tenido más afluencia con los usuarios de  otras actividades.

La bajada de temperaturas en la segunda mitad de las vacaciones navideñas, ha aumentado el número de kilómetros esquiables y ha permitido a los esquiadores españoles disfrutar de algunas jornadas de esquí, aunque la benevolencia del tiempo ha impedido a muchas estaciones abrir y conseguir los récords que se esperaban superar este año.

Aún así, Sierra Nevada ha cerrado una de las mejores Navidades de su historia tras registrar 154.300 esquiadores y 36.400 usuarios de actividades ajenas al esquí, para sumar más de 190.000 visitantes desde el 23 de diciembre hasta hoy, 6 de enero, 

Con estos datos, esta Navidad se sitúa como la tercera de mayor afluencia en número de esquiadores y la segunda en visitantes totales para la estación granadina.

La ocupación hotelera durante las dos semanas de vacaciones navideñas ha sido de 70% de ocupación media (en Pradollano y los alojamientos en la carretera de acceso), si bien los días previos y posteriores a la Noche Vieja los hoteles alcanzaron picos de ocupación del 90%.

Durante la segunda mitad del periodo navideño, y gracias al descenso de temperaturas, el sistema de nieve producida ha sido fundamental para la conservación y mejora de la superficie esquiable, e incluso la apertura de nuevas pistas, como Fuente del Tesoro, Tubo del Enero y Neveros (negras, de máxima dificultad).

Así, este domingo, la pista Maribel, que discurre paralela al Río, ha entrado en el parte de pistas, con lo que el dominio esquiable de Sierra Nevada se sitúa en 73 kilómetros, máxima superficie de la temporada. 

Baqueira Beret también ha registrado unas buenas cifras durante estas fiestas navideñas en las que ha acogido a más de 155.000 esquiadores entre el 22 de diciembre y el 6 de enero.

Las contadas nevadas esta temporada han hecho que los grosores de nieve oscilaran entre 25 centímetros en la cota 1.800 y 55 centímetros en la 2.500.

Se han abierto una media de 88 kilómetros de pistas y más del 90 % de los remontes diariamente, lo que ha permitido que los esquiadores se repartieran por las tres zonas abiertas de Baqueira, Beret y Bonaigua.

El día con más afluencia a la estación fue el 29 de diciembre, en que se registraron más de 16.000 esquiadores en pistas. 

En cambio, otras zonas de España han tenido menos suerte. Así ninguna pista ha abierto en la Cordillera Cantábrica o el Sistema Central, mientras que, en Aragón, se ha podido esquiar en cuatro de sus seis estaciones, Formigal-Panticosa, Cerler y Valdelinares (todas ellas del grupo Aramón) y en Astún, aunque con pocos kilómetros de pistas.

Cerler es la estación del grupo Aramón que más kilómetros esquiables ha ofrecido, más de 34 de un total de 77 kilómetros, mientras que, en la de Formigal-Panticosa, sólo se ha podido practicar este deporte en 10 de un total de 141 de los que dispone. En Astún apenas se han podido utilizar 16 kilómetros de los 50 que tiene con una nieve entre polvo y dura.

Aramón ha anunciado que la estación de Javalambre abrirá este fin de semana, con una oferta de 10 kilómetros de pistas de todos los niveles. Las bajas temperaturas que se han registrado en los últimos días han permitido poner en marcha los sistemas de producción de nieve de la estación de esquí.

Se espera que en los próximos días se siga trabajando con intensidad con los 170 cañones. La estación inaugura la nueva pista Bambolía, una de las novedades de la temporada. 

La falta de nieve en España ha atraído a muchos esquiadores a estaciones del pirineo francés y Andorra. Así, Grandvalira y Vallnord aseguran haber cerrado el periodo navideño con un balance muy positivo de afluencia de esquiadores.

La estación de Grandvalira ha recibido de media 16.300 esquiadores diarios, unos resultados en la línea de la afluencia registrada la temporada pasada. Por su parte Ordino Arcalís, en el sector de Vallnord, ha recibido 32.000 esquiadores hasta el 6 de enero, lo que representa un 20% más que los registrados en las dos temporadas pasadas.

Por su parte, Pal Arinsal también ha hecho un balance positivo de las Navidades: han esquiado menos personas que el año pasado pero han aumentado las cifras globales de facturación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios