Vivir

Granada rinde homenaje a su luchadora más universal

  • Los actos de conmemoración del 187 aniversario del ajusticiamento de Mariana Pineda ponen el acento en el papel transformador de la mujer

Comentarios 1

Granada conmemoró ayer el 187 aniversario de la ejecución de Mariana Pineda con el objetivo de blindar y perpetuar sus valores, una efeméride que se recordó con el tradicional acto institucional que incluyó una ofrenda floral ante el monumento dedicado a esta heroína ajusticiada a garrote vil, y que está situado en la plaza que lleva su nombre en pleno centro de la capital.

Bajo mazas, la corporación municipal se trasladó hasta el céntrico espacio. El alcalde de Granada, Francisco Cuenca, quiso subrayar que el acto no sólo conmemora la figura de Mariana Pineda, sino también los valores de libertad, igualdad y justicia que defendía, y que hoy son los pilares sobre los que se asienta los estados democráticos y de derecho.

La heroína ni siquiera bordó la bandera por la que fue ejecutada, pues no sabía hacerlo

"Granada tiene que mantener viva su identidad", aseveró Cuenca, quien recordó las señas de identidad y convicciones propias que esta heroína defendió en una época tan convulsa que hasta que le costó la vida; por lo que apostó por blindar sus valores y reconocer su figura en el tiempo.

El Ayuntamiento de Granada aprovechó este 187 aniversario del asesinato de Mariana Pineda para extender su homenaje a todas las mujeres anónimas que han contribuido en procesos de transformación. Algo que se acentúa en los tiempos que corren, en los que la sociedad ha tomado conciencia definitivamente de la importancia del papel de la mujer en la sociedad actual.

El delito de Mariana Pineda en la llamada Década Ominosa, periodo en el que el poder absoluto de Fernando VII condenó a los liberales a elegir entre el exilio y el cadalso, fue el de guardar en su casa una bandera a medio bordar con el lema liberal de "igualdad, libertad y justicia". Una enseña que, según Antonina Rodrigo en su biografía Mariana de Pineda. La lucha de una mujer revolucionaria contra la tiranía absolutista, ni siquiera fue bordada por ella, pues no sabía hacerlo, si bien compró la seda, hizo los dibujos y le encargó el trabajo a dos bordadoras del barrio del Albaicín mientras ella se encargaba de ocultarlo para que no fuera descubierta.

El acto celebrado ayer se suma al programa municipal desarrollado esta semana y que ha incluido la entrega de los Premios Mariana Pineda a la Igualdad a Asunción Jódar, cuya trayectoria artística se ha caracterizado por dar visibilidad a las mujeres creadoras, y la Plataforma 8 de Marzo, que trabaja desde hace dos décadas por la igualdad entre hombres y mujeres en diversos ámbitos.

Esta semana se ha presentado además el libro Mariana. Tragedia granadina de la libertad y el amor, de Manuel de Pinedo García, editado por el Ayuntamiento y en el que se reconstruye y ambienta el momento histórico que vivió Granada y Mariana Pineda durante la década ominosa. También una ruta guiada ha recordado a la heroína con un recorrido por los lugares vinculados a Mariana Pineda y una propuesta de amalgama cultural que ha unido ritmos orientales y andalusíes entre armonías, coplas flamencas, cantos árabes y melodías sefardíes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios