Vivir

De Willy Fog a Pipper, el perro turista

  • Pablo Muñoz y su mascota visitan Granada en su vuelta a España para concienciar sobre el turismo ‘dog friendly’

De Willy Fog a Pipper, el perro turista De Willy Fog a Pipper, el perro turista

De Willy Fog a Pipper, el perro turista / Guille Martínez

Willy Fog era un león perfectamente trajeado que a tenor de una apuesta imposible se propuso dar la vuelta al mundo en 80 días. De animales con visa turista habla también la historia de Pipper, un pequeño Parson Russell Terrier blanco que a su paso por Granada ha levantado pasiones aunque lo que pretenden él y su humano es replantear el concepto de urbanidad cuando se trata de compartir entorno inmediato con los animales de compañía.

Dice Pipper en su propia página web –habla en primera persona– que lo que más le gusta es irse con su humano de “excursión para descubrir nuevos sitios donde correr y jugar a la pelota”. De esto precisamente trata esta historia: viajar y testar “cómo está eso del tirismo dog friendly” explica el dueño de Pipper, el periodista donostiarra Pablo Muñoz.

Esta pareja ha recalado en Granada en su empresa de dar la vuelta a España donde además de conocer el estado del turismo para perros también promocionan “sitios chulos” en los que los perros también son bienvenidos.

La web de Muñoz tiene como finalidad promover el turismo dog friendly en España, el segundo país más visitado del mundo. “Y lo queremos hacer dando a conocer los principales destinos del país y los recursos turísticos que están abriendo sus puertas a quienes viajan acompañados de su perro”.

Durante su visita al colegio granadino, los niños han podido conocer a Pipper, jugar con él y también acercarse a la cultura dog friendly, un movimiento que nace por el “importante aumento de animales de compañía de los últimos años que ha llevado a que, cada vez, más españoles demanden estos servicios”.

Hay que explicar que en muchos otros países de nuestro entorno, los animales de compañía están perfectamente integrados en los espacios comunes de ocio, lo que, dado el nivel turístico de la ciudad, hacer de Granada una ciudad dog friendly, podría llamar aún a más visitantes.

En su web, el periodista explica que “los espacios dog friendly son un nicho de negocio en el sector del turismo, pero, lo más importante, ayudan a la socialización de las personas y pueden incidir en un menor abandono de animales.

La página Pipperontour relata el reto del perro de dar la vuelta a España entre mayo de 2018 y mayo de 2019 visitando 50 destinos turísticos de primer orden junto a su humano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios