Vivir

Siempre en busca del buen gusto

  • Restaurante La Botillería Calle Varela 10. Abierto desde las 12:30 a las 1:00 horas. Mes de agosto cerrado los domingos.

Siempre en busca del buen gusto Siempre en busca del buen gusto

Siempre en busca del buen gusto / reportaje gráficO: maría de la cruz

El buen gusto es algo que por desgracia no todo el mundo lleva inherentemente en su ser. Por eso, cuando aparece lo único que se puede hacer es dejarse cautivar y rendirse a sus maneras. La elegancia, por otra parte suele venir acompañando al primero, pero si a esta receta se le suma la profesionalidad, sin duda el plato llamado experiencia inolvidable está servido. Este compendio de agasajos no es en balde, cuando algo así se presenta no hay si no que subrayarlo. Hablamos del restaurante La Botillería, emplazado en la calle Varela, barrio del Realejo.

Este lugar, pese a contar solo con cuatro años de vida, lleva consigo toda la experiencia profesional de los tres socios que lo regentan: grandes empresarios hosteleros de Granada. Por lo tanto se sobreentiende que La Botillería ofrece lo mejor de su campo: la atención al cliente y su gastronomía.

SugerenciasLos huevos rotos con pimientos rojos asados y láminas de foie casero

Empezando por lo primero, una de sus responsables, María García González, cuenta que en su restaurante atienden cómo les gustaría que les atendiesen, es decir, de manera exquisita. Con un aforo para casi 200 personas, este lugar consigue aunar de manera sublime las recetas de la cocina tradicional con toques de estilo de la gastronomía de autor. Un ejemplo es el plato que aparece en la receta: los huevos rotos que sustituyen por pimientos rojos asados y a los que se añaden láminas de foie casero. Este plato, aparentemente sencillo, guarda una mezcla de sabores inimaginable.

Por otro lado, aparecen platos como las alcachofas rebozadas de la Vega de Granada, la potente Lasaña de morcilla o el panaché de verduras. Hay que señalar que veganos y vegetarianos pueden encontrar aquí un buen sitio donde comer de manera diferente y con sabor casero.

Otras sugerencias serían el risotto de gambas con calabacín, el solomillo en salsa de foie y pistachos, el chivo lechal de Canillas, el tataki de atún rojo de almadraba, el bacalao confitado sobre crema de espinacas, el entrecote de ternera o el salmón con salsa de menta y cilantro.

Por último, y de ahí el nombre del local, en La Botillería se le presta especial atención al vino. La relación con el caldo es tan importante que pocos paladares se quedarían insatisfechos al observar su carta de vinos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios