Corpus 2019

Una Tarasca luminosa da paso a los días grandes del Corpus

  • El desfile de La Pública de Granada ha inunda las calles del centro en una mañana calurosa en un nuevo baño de tradición y alegría para la ciudad de la Alhambra

La Tarasca de 2019 La Tarasca de 2019

La Tarasca de 2019 / Álex Cámara

La Tarasca de este año ha estado acompañada de diversas manifestaciones de la gente. A su paso le gritaban "guapa, guapa" en el embudo que se provoca de gente en Cárcel Baja hasta llegar a la plaza de la Trinidad para girar hacia calle Mesones donde los niños hacían gestos histriónicos de sorpresa cuando veían venir a los cabezudos.

El vestido ha hecho correr diversos comentarios, una chica con apariencia de Rosalía que la miraba al pasar comenta que la no la ve mal, pero pensaba que iba ir más a la moda y hoy. Hubiera sido una sorpresa que la Khaleesi también hubiera ostendado uñas de gel kilométricas.

Ya ha finalizado el recorrido de la Pública de Granada entre vitores, aplausos y cientos de risas de los más pequeños, algunos estupefactos, otros ojipláticos. Un año más la Tarasca da colorido real en una jornada de celebración donde se juntan familias, oriundos y foráneos. El resoplido final de los porteadores de la Tarasca cuando salen de debajo de ella marca el final para que, después, pueda hacer fotos y hacerse a autofotos a La Pública y con ella. Una mañana luminosa y blanca.

Como era de esperar la Plaza del Carmen se ha llenado, como tantos otros años de cientos de niños expectantes a la Salida de la Tarasca montada a Lomos del Dragón, (la tarasca real, el maniquí es la tarasquilla). Precedida de los gigantes, charangas y cabezudos al son de la tonada de "Granada, granada mía".

Ni el calor ni un sol radiante que sofoca han impedido que cientos de personas se repartieran por Reyes Católicos para ver el secreto mejor guardado de Granada, la vestimenta, maquillaje y peinado de la tarasca, que luce un vestido de Laura Garre luminoso, blanco con detalles florales, aún a la espera de escuchar alguna crítica.

Ha dicho la diseñadora que el vestido es blanco como la Sierra, tiene adornos nazaríes con cristalitos y volantes para ir al Corpus. Además, la han puesto rubia y con un peinado y vestido inspirado en la Khaalesi, la protagonista de Juego de Tronos

Tradición con dos siglos de historia

La reciente Tarasca es un tradición que tiene casi dos siglos de historia, cuando los comerciantes de la ciudad quisieron recuperar la para devolverle su esplendor a la Feria del Corpus y como herramienta de mercadotecnia para promoción de los comercios de la urbe.

Este año, el Ayuntamiento de Granada ha acercado la figura de la Tarasca a las personas con discapacidad visual a través de la organización de un taller sensorial que ha tenido lugar momentos antes del inicio del desfile. Los participantes han podido tocar desde los cabezudos, al dragón o el propio maniquí, a la vez que han asistido a una explicación sobre la celebración del a procesión de la Pública.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios