Educación

Historia centenaria

  • El IES Padre Suárez cierra la celebración de sus primeros cien años en la Gran Vía con un acto en el que estuvo muy presente la figura de su alumno más longevo, de 108 años

El Padre Suárez está de enhorabuena. El instituto público de Gran Vía de Granada cerró los actos de celebración su primer centenario en su actual magna ubicación con un evento en el que tuvo un papel protagonista la figura de Juan Manuel Rubio Moscoso, su antiguo alumno más longevo. Sus 108 años no le permitieron desplazarse hasta Granada desde Valladolid –viaje que cumplimentaba puntualmente para la Virgen de las Angustias hasta que llegó a los 100–, pero en su lugar asistió una sobrina nieta, María Ángeles Rubio, que destacó de su tío su capacidad para hablar y relatar anécdotas de una Granada centenaria. “Es un gran orador”.

Hasta los cien años, Juan Rubio venía cada año a Granada a la Virgen de las Angustias

Rubio nació en 1911. Estudió en el Escolapios y en el IES Padre Suárez, centro que en 1919 acababa de mudarse a su actual ubicación tras varios años de interinidad en otros inmuebles del centro, como el Conservatorio Victoria Eugenia. La fundación del instituto se remonta a 1845 mediante la Ley Pidal-Gil de Zárate.

Tras su formación inicial, Juan Rubio cursó ingeniería industrial en una escuela jesuita. La expulsión de la orden con la República propició que terminara sus estudios en Bélgica. Una vez de vuelta, participó en la guerra civil, según recuerda otro de sus sobrinos, Mariano Rubio. Su fluidez con el francés –aprendido en sus años belgas– propició que fuera secretario de Manuel de Falla. El compositor gaditano contaba con el joven Juan para atender la correspondencia que le llegaba en francés a su casa, en la Antequeruela.

Ya como ingeniero, Juan trabajó en la industria azucarera. Precisamente el cultivo de la remolacha en la Vega granadina y el IES Padre Suárez tienen una curiosa ligazón. Fue el catedrático de Agricultura Benito Ventué Peralta, autor del Estudios cobre el cambio y mejoramiento en la Vega y demás territorio de la provincia de Granada, quien introdujo este cultivo en la provincia y propició, de esta manera, la creación de un tejido empresarial. Con Juan Rubio la historia es todavía más singular. Participó en un acuerdo firmado entre Franco y Sadam Hussein para propiciar la instalación de fábricas de azúcar en Iraq, recuerda su sobrino.

“Es consciente por completo”, indica María Ángeles del estado de salud de Juan Manuel, del que destaca que “está muy emocionado” por el reconocimiento que se le tributó en su antiguo instituto. El centro, representado por su directora, María Ruiz, fue recientemente condecorado con la Granada de Oro por parte del Ayuntamiento de Granada en un acto que tuvo lugar en el Teatro Isabel la Católica.

Entre los distinguidos en el acto del primer centenario estuvieron Luis Castejón, responsable hasta su jubilación del destacable Museo de Ciencias del Padre Suárez –una de las joyas del centro, junto a su biblioteca de 16.000 volúmenes–, Javierl Vílchez Joya, Joaquín Correa, Antonio Martínez, Rafael Ibáñez, Juan Molina y Juan Carlos Aguilera, todos ellos antiguos directores del centro. También fue galardonado, además de Juan Rubio, Ramón Ortega Quero.

Para finalizar el acto se contó con la presencia del Coro Universitario Nuevas Voces, bajo la dirección de Victoria Ortí.

La jornada de celebración se realizó en coincidencia con el día del Padre Suárez.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios