Pasarela Flamenca 2019 Flores y bata de cola para un desfile ‘top’

  • La II edición de Pasarela Flamenca Granada genera una gran expectación en el Palacio de los Córdova

  • El pase inaugural corrió a cargo de Rebeca Moda Flamenca

El Palacio de los Córdova abrió ayer sus puertas para acoger la II edición de Pasarela Flamenca Granada, que por segundo año consecutivo celebra el diseño folclórico andaluz.

Más de 20 diseñadores y firmas consagradas, además de diecisiete creadores noveles, protagonizan el cartel de esta cita con la moda flamenca, que cuenta también con la presencia de la modelo Ángela Ponce, representante de España en la pasada convocatoria de Miss Universo.

Con esta nueva convocatoria, Pasarela Flamenca Granada aspira a consolidarse como evento de referencia para el sector en la provincia. La fiesta comenzó con el emotivo desfile de Rebeca Moda Flamenca, que ha querido celebrar su décimo aniversario con una colección inspirada en sus clientes.

Rebeca Sáez, directora creativa de la firma, presentó una selección de trajes diseñados en base a las máximas de comodidad y belleza, y pensados para una mujer contemporánea, que hace un inciso en su ajetreada vida personal y profesional para acercarse a la feria.

Tejidos elásticos, encajes y algodones aportan a las prendas ese punto de confort, pintado en tonos maquillaje, malvas y verdes que conviven con el clásico binomio rojo y negro, también en los modelos infantiles que compartieron pasarela con los trajes femeninos.

La siguiente en desfilar por los jardines renacentistas del Palacio de los Córdova fue María Vega. La joven diseñadora, ganadora del Primer Concurso de nuevos talentos celebrado durante la pasada edición del evento, volvió a pisar la pasarela con Pandemonium.

El imaginario naif de los miedos infantiles más comunes se plasma en los diseños de Vega, que juega con las tendencias actuales para trasladar la moda folclórica a un escenario más urbano. Faldas con volúmenes invertidos, asimetrías y trajes cortos o de dos piezas integran la colección, fiel reflejo del interés por mantener viva la moda flamenca desde una renovación y actualización continuas.

La muestra de María Vega abrió el Segundo Concurso de Jóvenes Diseñadores, protagonizado por diecisiete creadores noveles y estudiantes de diseño de moda. Cada uno de ellos presentó su versión particular del traje de flamenca, revisitado desde perspectivas tan dispares como la primavera, el estudio de la anatomía humana, la cerámica de Fajalauza o la serie Miami Vice.

Una visión rica y amplia del folclore que fue evaluada por un jurado experto, compuesto por personalidades del mundo del arte y la cultura andaluza, como la diseñadora Pilar Torrecillas, alma máter de la firma Pilar Dalbat, o la bailaora Mariquilla.

Mientras el jurado deliberaba el fallo del certamen, Qlamenco, la Asociación de Diseñadores y Empresarios de Moda y Artesanía Flamenca, llenó el palacio de volantes con las propuestas de 12 de sus miembros.

Agustín Roiz, Alejandro Santizo, Antonio Gutiérrez, Atelier Rima, Carmen Vega, Francisco Tamaral, Javier García, José Galván, Loli Vera, Luis Fernández, Pedro Béjar y Yolanda Ribas protagonizaron un desfile ecléctico con la artesanía y la originalidad como hilo conductor.

Tras la deliberación, a las 14:00, el jurado anunció los ganadores del concurso. Carlos Checa fue el primer premiado gracias a su diseño bicolor y asimétrico, inspirado en la anatomía humana y los estudios de Darwin, traducidos en una falda roja a capas, corta por delante y larga por detrás, combinada con una camisa de manga corta y anudada a la cintura. El segundo premio se le otorgó a Trini Pimentel, por su diseño rockero.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios