Provincia

Las grullas inundan Huéscar esta Navidad

  • Colegios, institutos, asociaciones, negocios y Aspadisse han colaborado en la decoración y en el árbol que ha capitaneado la Escuela de Arte de Huéscar

El Árbol de Navidad de Huéscar El Árbol de Navidad de Huéscar

El Árbol de Navidad de Huéscar / G. H.

En la mañana del miércoles, los niños de los colegios e institutos, los alumnos de Aspadisse, de las residencias de ancianos, y los vecinos en general junto a los 'manitas' de la Escuela de Arte dieron vida al Árbol de Navidad de Huéscar, un elemento decorativo que "no es el del Ayuntamiento, sino el del pueblo de Huéscar2, destacó la alcaldesa Soledad Martínez. El árbol está inspirado en la obra japonesa de La Leyenda de las Mil Grullas y su colocación estuvo capitaneada por los alumnos de la Escuela de Arte oscense.

Cientos de niños y algunos menos niños pegaron su grulla en el árbol, teniendo la oportunidad de plasmar en dicha grulla, bien un deseo, bien una promesa, quizá un sentimiento o una reivindicación. Otros simplemente reflejaron curiosidades: uno que le regalen una moto, otro quiere enamorarse. Con la lectura de frases célebres, por parte de representantes de los colegios, concluyó este acto y se dejó el árbol, dentro del Kiosco de la Música que presencia la Plaza Mayor de Huéscar.

El árbol iluminado en plena noche. El árbol iluminado en plena noche.

El árbol iluminado en plena noche. / F. G.

Por la tarde, mientras algunos telespectadores se aburrían con el partido de fútbol entre el Barça y el Real Madrid, cientos de oscenses se dieron cita en la Plaza Mayor, donde el equipo de gobierno, aunando sus manos, encendió el interruptor que daba vida al alumbrado y a la decoración navideña.

Las grullan también están en los escaparates de los comercios de Huéscar. Las grullan también están en los escaparates de los comercios de Huéscar.

Las grullan también están en los escaparates de los comercios de Huéscar. / G. H.

Antes la concejal Lucia Valero y la alcaldesa Soledad Martínez invitaron a la participación de todos en los actos programados, recordaron la importancia de comprar en el comercio local, y felicitaron las fiestas. Un cañón de nieve artificial regaló felicidad a los asistentes, unas pequeñas bengalas pusieron luz y sonido, y aunque no estaba preparado, varios cientos de pájaros que posaban sobre los árboles de la plaza, comenzaron a volar de forma aleatoria, ayudando a que la noche fuera aún más espectacular y curiosa. Finalizó la Rondalla local Pinares de la Sagra, interpretando varios villancicos.

Este año ha colaborado todo el pueblo. Desde la Asociación de Empresarios, que ha decorado las calles con alusiones navideñas junto a las luces además de sus escaparates comerciales, a Aspadisse, que ha decorado el hall de entrada al Ayuntamiento. Empeño también han puesto a todos los colegios, institutos y asociaciones, así como al pueblo en general, que han atendido el Banco Municipal en que se solicitaba que se reinventara la Navidad en Huéscar. "Esto demuestra que la ilusión vuelve a recuperarse en el pueblo", destacó la alcaldesa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios