Aniversario · Quince años con los lectores

Así que pasen quince años

  • La presencia continuada y día a día de Granada Hoy en su cita con los lectores es una efeméride digna de celebrar

Comentarios 1

Un periódico joven, moderno, independiente y -ante todo- de calidad, que no desmereciese las cabeceras del Grupo Joly en el que nacía integrado, que conectase con la contrastada aceptación centenaria de Diario de Cádiz con la reciente innovadora irrupción de singular éxito que había supuesto tres años atrás la salida de Diario de Sevilla o la celebrada reconversión de Huelva Información.

Vista general de Granada bajo el logo de 'Granada Hoy'. Vista general de Granada bajo el logo de 'Granada Hoy'.

Vista general de Granada bajo el logo de 'Granada Hoy'.

Esa era la ebullición que reinaba en la redacción de Granada Hoy en vísperas de aquel 14 de septiembre de 2003 en que la imagen de un nuevo periódico apareció en todos los quioscos de la ciudad y provincia, estirando la oferta informativa que en los últimos años se había reducido a la tradicional y única cabecera de Ideal. Como declaración de intenciones, veníamos a sumar, con más preguntas que respuestas y en todos los casos con la consigna de consolidar una segunda opción, por el propio prestigio cultural y social de la ciudad de Granada, donde para el mes siguiente se anunciaba la inminente apertura de un tercer diario local, La Opinión, que incomprensiblemente había dilatado hasta la imprudencia el momento de su aparición.

Introdujimos hábitos informativos de los que todavía nos sentimos acreedores

Ilusionante es un término gastado en ocasiones como esta, pero no se me ocurre otra palabra para definir aquel equipo dispuesto a desarrollar la propuesta: un producto variado, de presentación atractiva y atrayente, donde Juan Ignacio Pérez, Santiago Sevilla y María Andrade maniobraban con tacto y acierto al frente de la sección local; una apuesta por la muy bullente, activa y productiva Granada cultural, que se traducía en el cuadernillo diario que pilotaba Magdalena Trillo, Actual, sin precedentes en la prensa local; y un seguimiento casi enfermizo por el deporte provincial, a cargo de Juan Prieto, pese a que el referente, el Granada Club de Fútbol, malvivía en Tercera División las horas más infortunadas de su historia. Más un selecto elenco de colaboradores hasta completar las plurales páginas de opinión bajo la supervisión de Alejandro Víctor García. Con voluntad de influencia y generador de opinión y debate en la sociedad granadina.

Y el broche final de un atractivo diseño que antes de un año llevó a Granada Hoy al reconocimiento nacional, el premio ÑH, el 'oscar' del diseño periodístico -según afortunada definición de Ideal- y a cargo de la Society for News Design (SND), que en 2004 proclamó al entonces recién nacido diario Granada Hoy como el mejor diseñado de España, un honor compartido con dos señeras cabeceras de la prensa nacional, La Vanguardia y El Heraldo de Aragón. Justo es reconocer en este capítulo el esfuerzo y vigilancia que sobre el producto final siempre ejerció José Antonio Sánchez, el responsable de la sección. Esa era la apuesta y esa era la propuesta: un producto moderno e innovador, de cuidada presentación, que huyese del triunfalismo o el sensacionalismo de la permanente tentación a una apertura con el suceso del día, independiente -pese a interesados bulos- de los poderes regional o local y siempre bajo la premisa de la calidad.

Porque somos los segundos estamos obligados a intentar ser mejores que los primeros. Con esa consciencia y objetivo iniciábamos nuestro camino, bajo el aliento de saber que al añadir una segunda opción a la oferta informativa reinante estábamos a la vez espoleando a la mejoría a las otras dos cabeceras. Con lo que el beneficiario directo siempre resultaba ser la sociedad granadina.

Evocando ahora aquellos intensos días que caminaban dislocadamente veloces hacia la fecha prevista, se apodera de mí con mayor aprensión de la que hubiéramos debido sentir entonces el hecho cierto de que no llegaron a cuarenta los días que tuvimos como periodo de prueba y preparación previa al nacimiento de Granada Hoy. Que el 'número cero' fue también el 'número uno', que introdujimos hábitos informativos y de presentación de la actualidad de la que todavía nos sentimos acreedores y que la tirada de aquel primer día se agotó antes de mediodía, tal era la expectación que se levantó bajo un eslogan, más y mejor información, que siempre tratamos de refrendar.

Las gradas del auditorio, repletas. Las gradas del auditorio, repletas.

Las gradas del auditorio, repletas.

Para la pequeña historia queda que aquel primer número se abría con una exclusiva que había pasado desapercibida en la actualidad del verano anterior (la tentativa de ETA para golpear en Sierra Nevada, dentro de su campaña de terror en los centros de atractivo turístico) y que confirmó el ministro del ramo, en una visita al lunes siguiente de este domingo que ahora conmemoramos. Que ese mismo número de apertura desvelaba lo que pudo ser y no fue: el tranvía avanzando por la Gran Vía, antes de que el proyecto se atrancase entre enrevesadas rivalidades y zancadillas políticas hasta desterrarlo de su trazado por el centro. Y que esa información también dio lugar a la anécdota del día porque el fotomontaje del futuro tranvía, reservado para la primera portada de Granada Hoy, a la hora de la verdad no dio la calidad que se le suponía y a toda prisa se improvisó una foto del día que se entresacó entre las casetas y atracciones de las fiestas del Zaidín.

Quince años, más de cinco mil fechas han pasado desde aquel domingo. Demasiada agua discurrió bajo los puentes como para no añorar personas y personajes, hechos, acontecimientos y elementos del paisaje de Granada, Andalucía y España que han quedado atrás, entre las nieblas de los días transcurridos y en todo caso suavizados todos en el juicio de la historia por la pátina amarillenta del tiempo, el implacable, el que pasó... En aquel 2003 la crisis todavía no había golpeado con la dureza que después hemos probado toda la sociedad española, entre cuyos sectores el de la prensa escrita fue uno de lo más afectados. No es ningún secreto y por ello la propia existencia, la presencia continuada y día a día de Granada Hoy en su cita cotidiana con los lectores es una efeméride digna de celebrar. Y lo será aun más así que pasen otros quince años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios