Provincia

Piden el arreglo del embalse de San Clemente, al norte de Granada, para evitar fugas de agua

  • PP y Ciudadanos presentan una moción en Huéscar para que la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir soluciones el problema en una comarca con problemas de abastecimiento

Vista del embalse de San Clemente, en Huéscar Vista del embalse de San Clemente, en Huéscar

Vista del embalse de San Clemente, en Huéscar / G. H.

Los grupos del Partido Popular y Ciudadanos del Ayuntamiento de Huéscar han presentado una moción en Pleno Municipal en la que solicitan a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir la reparación de las fugas del Embalse de San Clemente, así como el arreglo del camino de servicio del canal que parte desde este pantano trasvasando agua para riego a distintos pagos de la comarca.

Esta infraestructura se terminó de construir en el año 1990 y supuso la inundación del núcleo urbano de San Clemente, que contaba con 680 habitantes. Es una presa que recibe el agua del Río Guárdal, y que embalsa muy poca agua por problemas geológicos. Tiene una capacidad de 120 hectómetros cúbicos y en los últimos 8 años apenas ha contado con 11, menos del 10% de su posibilidad de almacenaje, quedando muy lejos de otros embalses cercanos que superan el 50% de su capacidad.

"Los problemas geológicos del pantano, aparentemente, estriban en las características geológicas del vaso inundable, porque se producen fenómenos de infiltración del agua, produciéndose importantes fugas", argumenta la moción, que añade que "si tenemos en cuenta que el pantano está ubicado en una zona donde las precipitaciones por año son muy escasas, donde la desertización apremia, y que regar los campos supone un potencial de desarrollo y mejora económica, en una zona totalmente deprimida y con aumento del despoblamiento, la reparación de estas fugas es de capital importancia, habida cuenta, además, que el sector agrícola y ganadera está generando empleo y riqueza en la actualidad".

Igualmente en la moción se menciona el camino de servicio del canal, junto a la infraestructura que trasvasa estas aguas, y por el que paralelamente discurre el citado camino de servicio, con una extensión de 35 kilómetros, el cual con el trascurso del tiempo ha sufrido graves deterioros, no solamente en el asfaltado, sino también en la señalización y en la cunetas, dando lugar a que, en la actualidad el paso, tanto con vehículos como a pie, sea peligroso, y en algunos tramos impracticable.

Son dos actuaciones muy importantes y necesarias, afirma Soledad Martínez, alcaldesa de Huéscar, "para el desarrollo de Huéscar, para generar empleo y riqueza, y también para fijar población en la ciudad, motivos suficientes para cursar esta solicitud a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir".

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios