Presidente de Covirán

Covirán desembarca en Cataluña y estudia dar el salto a Marruecos

  • El grupo granadino intensifica su proceso de modernización, marcado por la transformación digital y los planes de expansión nacional e internacional

Comentarios 0

"En los próximos cuatro años, vamos a transformar Covirán más que en los 55 anteriores". El presidente de la cooperativa granadina de supermercados, Luis Osuna, realizó ayer toda una declaración de intenciones en el Desayuno Informativo organizado por el Grupo Joly, editor de este periódico, y Banco Santander. Covirán no solo tiene un rico pasado o un presente marcado por la innovación y el crecimiento, sino que también tiene por delante un futuro lleno de proyectos que consolidarán a la empresa como un referente en el sector de la distribución alimentaria.

La agenda de Covirán para los próximos años tiene un objetivo claro: "Crear futuro". Citando a Peter Drucker, el presidente de Covirán recordó que "la mejor forma de predecir el futuro es creándolo", una máxima que la empresa granadina ha hecho suya. Si en los últimos tres años la transformación del grupo ha sido "más importante" que la experimentada desde su fundación -con la definición de un nuevo concepto de tienda, la inauguración de la Escuela de Comercio Covirán o la apertura hacia Portugal-, lo que está por venir no se queda atrás. Innovación, expansión e internacionalización son las tres palabras que mejor definen el futuro de Covirán, que está preparada para dar un salto al futuro y continuar con un proceso de modernización "permanente". La clave, según explicó Osuna, será adaptar la empresa a las macrotendencias derivadas de los cambios demográficos, la transformación física y socioeconómica de las ciudades, así como la globalización y la escasez de recursos vinculada al cambio climático, que "van a afectar a todos los sectores".

Banco Santander se posiciona a favor de un crecimiento financiero "ético y responsable"

Para llevar a cabo esa adaptación, que pasa también por amoldarse a los nuevos hábitos de un consumidor cada vez más exigente e informado, Covirán afrontará un proceso de transformación digital sin precedentes, que va desde el negocio on line hasta la personalización de ofertas para cada cliente. "El consumidor no solo quiere una experiencia de compra, sino que demanda una experiencia de compra diferente, conectada y multicanal", explicó el presidente de la cooperativa de supermercados, quien aseguró que esta nueva circunstancia obliga a llevar a cabo un nuevo rediseño del modelo de tienda, que servirá también para hacer frente a la competencia de las grandes superficies y los centros comerciales. "La digitalización no se elige, está ahí. Como no nos subamos pronto, nos encontraremos con que ese tren ya ha pasado". Y eso, para Covirán, no es una opción. "Tenemos ese compromiso con nuestro grupo, nuestros socios, nuestros empleados y, también, con Granada".

Un mundo digital es un mundo sin fronteras, algo para lo que Covirán ya ha empezado a prepararse. La compañía está analizando su implantación en Marruecos, que podría convertirse en el segundo destino internacional de la cooperativa de origen granadino. De hecho, Luis Osuna explicó ayer en el desayuno informativo que la idea es abrir una "tienda piloto" en Marruecos antes de final de año. La expansión de Covirán en tierras españolas tampoco tiene freno: en 2017 la empresa abrirá una plataforma de distribución en Cataluña y otra en Canarias.

"Vamos a seguir abriendo mercado y creciendo", subrayó el presidente de Covirán, quien recordó que el grupo, líder entre los detallistas independientes, ocupa el segundo puesto del ranking nacional de distribución alimentaria por número de supermercados y da empleo a más de 15.000 personas. Con un volumen de negocio de 640 millones de euros, Covirán constituye "una parte importante de la economía social de Andalucía".

Crecer, sí, pero "sin olvidar el entorno". Luis Osuna aseguró que la sede social de Covirán seguirá en Granada, por mucho que el modelo de negocio del grupo se exporte a otras provincias y otros países.

Ante una audiencia de más de 500 personas, el presidente de Covirán también apuntó que la transformación que el grupo experimentará en los próximos años no tocará el modelo cooperativo. "Bien gestionado, se ha demostrado que es un modelo óptimo, el que mejor distribuye la riqueza".

El director territorial de Banco Santander en Andalucía, Alberto Delgado, apuntó que en estos tiempos de recuperación en los que la economía consolida su estabilidad -como muestra la reducción del déficit por tercer año consecutivo, el crecimiento del PIB o el de las exportaciones, el consumo y el empleo-, las entidades financieras tienen que plantearse qué papel deben jugar. Banco Santander lo tiene claro. La entidad aseguró que su misión es "contribuir al progreso de familias y empresas". Solo así, aseguró el director territorial, se podrá garantizar el progreso de la propia entidad financiera.

Tras trabajar para salir de la crisis con sus propios medios, "sin ayudas públicas y gracias a la confianza de accionistas y clientes", Banco Santander tiene por delante el reto de "contribuir al crecimiento de la economía andaluza", asegurándose de que sea "sostenible e inclusivo". Delgado recordó que Santander fue la primera entidad financiera que creció en crédito tras el estallido de la crisis, y que la liquidez ya ha dejado de ser un problema: la entidad tiene reservados 8.300 millones de euros para financiar a familias y empresas.

Al igual que Covirán, Santader también tiene que afrontar un proceso de transformación para adaptarse a un mundo que está cambiando a un "ritmo vertiginoso". Ahí entra en juego, según explicó el director territorial de la entidad, la banca digital, la innovación, las App o la adaptación a la economía colaborativa.

Alberto Delgado aseguró que es importante crecer e innovar, pero que todavía más relevante es "cómo hacerlo". Desde Banco Santander aseguran que la única respuesta posible a esa pregunta es crecer "de forma ética y sostenible", asegurando que el suyo sea un banco "sencillo, eficaz, personal y justo". Sencillo como consecuencia de la digitalización y de la simplificación de la oferta comercial; eficaz por la inversión en tecnología; personal porque el "trato humano es prioritario" y el centro de la relación seguirá siendo el cliente, y justo porque el compromiso social va más allá de la financiación y se amplía con más de 12.000 planes de ayuda a familias para que sigan conservando su vivienda, 400 acciones de voluntariado social, 943 becas y más de un millar de experiencias profesionales de empleo apoyadas económicamente por la entidad. "Queremos ser la entidad de referencia. Somos un banco que hemos hecho los deberes y con futuro".

más noticias de ECONOMÍA Ir a la sección Economía »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios