La estación soterrada de AVE de Marea Amarilla costaría 148 millones de euros

  • El proyecto contempla un apeadero en la Azucarera mientras duren las obras

Recreación del proyecto Atrio Granada del arquitecto Juan Pablo Canales. Recreación del proyecto Atrio Granada del arquitecto Juan Pablo Canales.

Recreación del proyecto Atrio Granada del arquitecto Juan Pablo Canales. / juan pablo canales

Comentarios 1

Las obras para la llegada del AVE en superficie avanzan mientras se acumulan los proyectos para un futuro soterramiento. Después del plan 'low cost' que presentó el Ministerio de Fomento cifrado en 100 millones de euros llegó la propuesta municipal, que preveía unas plusvalías de 226 millones, pero que se encontró al poco de nacer con el escollo de que la UGR se niega en rotundo a ceder el campo de rugby de Fuentenueva y los comedores universitarios para esta operación urbanística. Y el martes llegó la propuesta de Marea Amarilla, basada en el trabajo del arquitecto granadino Pablo Canales, que significaría una inversión de 213 millones de euros y que contempla una estación soterrada bajo el puente de Camino de Ronda que costaría 148 millones.

El proyecto de Pablo Canales es "esencialmente" el mismo que preparó como proyecto de fin de carrera, aunque con "ligeras modificaciones" de cara a aumentar la edificabilidad y que los números cuadren con las plusvalías que presenta el plan municipal. El plan presentado por Marea Amarilla plantea construir 2.500 viviendas repartidas en un 80% en terrenos públicos y el resto en espacios de titularidad privada, con una apuesta por utilizar el actual ramal de Moreda de cara a la edificación de viviendas y 'olvidar' así el plan del Ayuntamiento de construir seis torres de 22 plantas en el campus de Fuentenueva, dejando la actual playa de vías de la estación de Andaluces como el gran pulmón verde del centro de la ciudad. También se mantiene la torre de oficinas y un hotel sobre la estación soterrada en un proyecto que ahora está en manos de los técnicos municipales de cara a presentar un proyecto consensuado al Ministerio de Fomento en la reunión que se anunció para septiembre para debatir sobre los distintos proyectos para soterrar el AVE a su entrada en Granada. "La referencia para cuantificar este proyecto es el plan que presentó Rafael Moneo en 2010", señala Canales sobre el diseño que tenía un presupuesto de ejecución de 770 millones porque incluía una segunda fase en la que se ejecutaba la variante exterior de Moreda, una infraestructura imprescindible para que los trenes de alta velocidad y los convencionales lleguen a Granada por una única vía que uniría ambas arterias a la altura de Atarfe.

Una de las reivindicaciones que pusieron las plataformas sobre la mesa en su reunión del martes con el alcalde, Paco Cuenca, es solicitar de manera inmediata a Fomento la licitación de la variante exterior por Moreda para poder obtener las plusvalías proyectadas en el tramo que quedaría libre desde Atarfe hasta Granada. Marea Amarilla también defiende trasladar los talleres de Renfe a la Azucarera, una propuesta para optimizar el apeadero temporal que habría que habilitar mientras duren las obras de soterramiento.

El proyecto inicial planteaba un túnel de tres vías, una de ancho convencional y dos para el paso de la alta velocidad. "Esto se puede optimizar más y se pueden construir dos vías mixtas para los dos sentidos de la marcha con los dos tipos de ancho, con lo que la sección de túnel se reduciría de 20 a 13 metros y abarataría esa partida a 53 millones", apunta Canales, que subraya que el proyecto que presentó el Ayuntamiento el pasado mes de julio "es un informe de viabilidad que no llega a ser un proyecto de integración", lo que en su opinión es "perfecto" de cara a hacer números para calcular la plusvalías que se podrían generar para sacar adelante el proyecto".

La estación soterrada bajo el puente de Camino de Ronda vuelve a ser una opción para la ciudad si el Ayuntamiento acaba incorporando el plan de Juan Pablo Canales a la propuesta de soterramiento que defenderá ante el Ministerio de Fomento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios