"Todos tenemos la responsabilidad de mantener un ambiente seguro en España"

  • La Subdelegación de Defensa en Granada celebra el XXIII Aniversario de su creación con una ceremonia en la que se entregaron catorce condecoraciones tanto a personal civil como militar

Foto de familia de todos los galardonados durante la celebración del Día de la Subdelegación de Defensa en Granada. Foto de familia de todos los galardonados durante la celebración del Día de la Subdelegación de Defensa en Granada.

Foto de familia de todos los galardonados durante la celebración del Día de la Subdelegación de Defensa en Granada. / rep. gráfico: carlos gil

En 1994, en el antiguo Hospital Militar situado en el Campo del Príncipe de la ciudad, se instaló la Delegación de Defensa en Granada, una organización periférica dependiente del Ministerio que se encargada de la organización territorial civil, es decir, de gestionar la política de defensa así como la administración militar granadina. En octubre de 2003, esta institución trasladó su sede hasta las instalaciones conocidas como 'El Refino' ubicadas en la calle Santa Bárbara de la capital. Fue en el año 2008 cuando la institución pasó a denominarse Subdelegación de Defensa y justo ayer celebró su vigésimo tercer aniversario y el Día de la Subdelegación.

Con la finalidad de que "se reconozca la seguridad y la defensa como instrumento necesario para garantizar la paz y el ejercicio de las libertades y derechos de sus ciudadanos", tal y como indicó el subdelegado de Defensa en Granada, el coronel Manuel Pérez, se celebró este acto institucional que estuvo presidido por el delegado de Defensa en Andalucía, el coronel Carlos Ángel Echevarría, que advirtió en que "todos tenemos la responsabilidad de mantener un ambiente seguro en España". Durante la celebración se reconocieron los méritos del personal militar y civil granadino, en un acto que contó con la asistencia de diversas autoridades de la provincia como el coronel jefe de la Base Aérea de Armilla y Ala 78, Luis García-Almenta López-Muñiz; el teniente general jefe del MADOC, José Carrasco Gabaldón; el teniente coronel jefe interino de la Comandancia de la Guardia Civil de Granada, José Santiago Martín, los subdelegados de Defensa de Córdoba, Huelva, Jaén y Málaga, entre otros.

De este modo, se impusieron un total de tres Cruz al Mérito con distintivo blanco, encomendadas por la Real y Militar Orden de San Hermenegildo. Estas condecoraciones las recibieron el capitán Marcos González; el capitán José Sacristán; el subteniente Daniel Alcázar; y la funcionaria Ana Cifuentes.

También se entregaron las concesiones y diplomas de empleo al personal reservista voluntario: aquel que durante algunos periodos temporales, concilian su vida laboral con labores de las Fuerzas Armadas, con el fin de reforzar las capacidades de las mismas. Estas condecoraciones fueron impuestas a los alférez María José García, María José Mingorance, José Fernando Ramos, César Daniel Ruiz, María Esther Sánchez, Gabriel Vallejo y Anterio Fernández, así como al cabo Miguel Ángel Ruiz.

Asimismo, se realizó una mención especial al personal de la Subdelegación de Defensa de Granada que ha pasado a situación de reserva o jubilación durante este año, reconocimiento que recibieron el teniente Eduardo García, por pasar a situación de reserva, mientras que por jubilación fue para la funcionaria María del Carmen González y para José Joaquín Erenas.

Además de ello, con el objetivo de incrementar el conocimiento de la historia militar, sus valores y sus hazañas entre los escolares, al tiempo que se potencia la imagen de las Fuerzas Armadas tanto en el entorno docente como en la sociedad en general, como garantes de un estado de derecho, el Ministerio de Defensa promueve en cada una de sus Subdelegaciones el concurso literario 'Carta a un Militar Español'.

Este año se ha celebrado la cuarta edición de este certamen, cuya ganadora resultó la alumna del Colegio Santo Tomás de Villanueva de la capital, Mar Sánchez Única, quien ayer, junto con los demás finalistas del concurso, recibió su correspondiente galardón gracias a su 'Carta a Isabel Barreto'.

Esta alumna de 4º de la ESO sueña con ser "médico del ejército" por lo que decidió participar en este concurso para el que quiso que la carta fuese una mujer: "Así encontré a Isabel Barreto. Empecé a buscar su historia y descubrí que ella fue la primera mujer almirante. Para mí se ha convertido en un ejemplo de lucha y superación, y quiero eso en mi vida. Me gustaría ser como ella en un futuro".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios