Entrevista a la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno María Jesús Montero: "España está comprando todas las vacunas autorizadas que se ofrecen"

  • "Moreno Bonilla miente: Andalucía ha recibido 4.000 millones de euros extraordinarios"

  • "Juan Espadas puede ser lo que se proponga: secretario general, presidente de la Junta, presidente del Gobierno... Es una persona muy preparada"

  • "La mentira del Gobierno andaluz sobre las vacunas que se reciben es tan burda que me sonrojo"

  • "La única herramienta política del Gobierno andaluz es el frentismo, no tiene otras"

  • "Los gobiernos socialistas en la Junta no practicaban el nacionalismo de darle lo mismo lo que ocurría en el resto de España si era malo para m"í

  • "Abengoa. ¿El Gobierno andaluz, desde su autonomía, va a renunciar a ayudar al tejido empresarial?"

María Jesús Montero, en la Delegación del Gobierno de Andalucía.

María Jesús Montero, en la Delegación del Gobierno de Andalucía. / Juan Carlos Muñoz

María Jesús Montero es la portavoz del Gobierno y la ministra de Hacienda. Y quiere seguir siéndolo, aunque es visible que su lugar en el PSOE de Andalucía no será tan secundario como cuando fue consejera de la Junta. Está por la renovación de la dirección y elogia a Juan Espadas, aunque matiza que el alcalde de Sevilla aún no ha publicitado que será candidato. Montero forma parte del núcleo de más confianza de Pedro Sánchez, y es ahora cuando prevé que el ritmo de producción y administración de vacunas terminarán por acotar la pandemia. A pesar de los problemas surgidos con AstraZeneca, mantiene el objetivo de vacunar a 33 millones de españoles a mediados de agosto.

-Pedro Sánchez ha adquirido unos compromisos muy exactos sobre la vacunación. 33 millones de personas inmunizadas en agosto, con hitos intermedios desde mayo. Otros presidentes europeos, como Angela Merkel, no han comprometido fechas. ¿En que basa estas afirmaciones?

-La industria ha asegurado las entregas de sus vacunas, hemos preguntado, ha contestado y se ha reafirmado en las fechas y las cantidades. Además, sabemos que el sistema sanitario tiene potencial para administrar estas cantidades, porque lo estamos viendo a diario. Es bueno que los grupos de edad sepan cuándo les toca, para que cada cual esté atento, pero el presidente también ha querido enviar un mensaje a los sectores económicos y a los inversores en el sentido de que, para verano, ya podamos volver a cierta normalidad.

-¿Por el sector turístico?

-Para el sector turístico es imprescindible, pero también es muy importante para los otros más afectados, caso del comercio mayorista y minorista, y todo el relacionado con la movilidad: venta de combustibles, autobuses escolares, transporte en general. En el caso del comercio es que hay una retracción del consumo que aún dura.  

María Jesús Montero. María Jesús Montero.

María Jesús Montero. / Juan Carlos Muñoz

-Pero se ha visto que hay muchos elementos impredecibles en esta pandemia y en la fabricación de las vacunas. ¿Por qué asume ese riesgo que puede provocar una desconfianza posterior?

-Es que en política hay que dar la información que se tiene, y es ésa. Si usted me pregunta si es seguro al cien por cien, en esta pandemia hemos visto que no hay nada seguro de ese modo. 

 -¿Acabará el 9 de mayo el estado de alarma?

-Todo indica que el decreto de estado de alarma que está en vigor, y lo digo desde la precaución, no será necesario, porque valdrá con la legislación que tenemos. La propia generada por el Consejo Interterritorial, porque las decisiones acordadas son de obligado cumplimiento, y el decreto ley de desescalada, entre otras. Eso no significará que decaigan otras medidas complementarias que no afectan a la movilidad, como la obligatoriedad de las mascarillas o de respetar las distancias de seguridad. Eso tardará más, y aún no se ha definido cuánto más. También habría capacidad para limitar la movilidad de los ciudadanos, y siempre que los jueces lo autoricen, en aquellos lugares donde se concentre la incidencia más alta de la pandemia. 

-El Gobierno de España ha salido al trapo, y casi en tropel, con el asunto de la vacuna Sputnik de la comunidad de Madrid. Y después de eso es la propia Comunidad Europea la que indica que sí se pueden abrir negociaciones con la empresa rusa. Lo que no acabo de comprender por qué un Gobierno entra a trapo en un asunto que es un farol electoral.

-La iniciativa de Isabel Díaz Ayuso no respondía a un interés real de adquisición de las vacunas...

-... por eso le digo lo de entrar a trapo. Es un elemento de confrontación, estaba claro.

-Pero ella pone en duda dos asuntos que son de mucha importancia: cuestiona la compra conjunta de vacunas por parte de la Unión Europea y, después, la de España. ¿Por qué lo hace? Por pura confrontación, para poner en evidencia, según sus parámetros, que aquí no se hace lo suficiente para vacunar a los ciudadanos y utiliza, y esto es lo grave, la ansiedad de los ciudadanos con la vacunación para hacer política. Desde un punto de vista ético y político, es impresentable. 

-Pero coincide en el tiempo que, en Alemania, Angela Merkel diga que sí, que puede negociar con Sputnik.

-Alemania ha aclarado algo previo, que es lo importante, que hay que esperar a que la Agencia Europea del Medicamento la autorice. Esto no lo dijo Díaz Ayuso. Y Merkel sigue: si no hay una estrategia única por parte de Europa, cada país hará sus compras, pero a España le parece que la compra única ha ido bien. Si se hubiera hecho de este modo, la disputa de los países por conseguir ahora las vacunas sería más grave que la que padecimos por comprar las mascarillas o con los test de antígenos. Si no vamos como Unión Europea, el mercado se lo lleva Estados Unidos, India y puede que Alemania.

-¿Para España hubiese sido un desastre?

-Hubiese tenido serias dificultades para hacer el acopio. Mire, si es la Unión Europea junta quien ha comprobado cómo algunas industrias han querido incumplir, imagínese cada uno por su cuenta. Ha habido que llamarles al orden porque la pugna es grande.

-¿Sabemos si Rusia tiene tanta capacidad para producir una vacuna que quiere vender en todo el mundo?

-Me hago también esa pregunta, es verdad; desde luego tiene la capacidad comercial para llegar a muchos clientes. Parece que sí, que podrían alcanzar ese potencial de producción, si es así y se autoriza, es posible. Pero le digo algo muy claro: España está comprando todas las vacunas que le plantean las industrias autorizadas, todas, si hay una ampliación de la oferta, cuando la ha habido, la hemos comprado. Cuando Europa nos comunica que se pueden adelantar las entregas o ampliarlas, el Ministerio de Sanidad está diciendo que sí. Del mismo modo que la respuesta ha sido afirmativa cuando se nos ha preguntado si compraríamos vacunas de las otras dos empresas que se están estudiando. (La Agencia Europea del Medicamento está estudiando ahora las de Curevac y NovaVax)

-La Junta de Andalucía se queja de que no le llegan las vacunas que le corresponden por población.

-Andalucía recibe las vacunas que le corresponden por cada grupo de edad que va decidiendo el Consejo Interterritorial. Me produce mucho rechazo que se digan estas cosas. Se recibe, como todas, en función de las cohortes de edad que se vacunan en cada momento. Es una mentira tan burda que me sonrojo sólo de leerlo. La impresión es que la única herramienta política del Gobierno andaluz es el frentismo, no la confrontación, sino el frentismo. No hay legislación, no hay capacidad de gestión, no tienen ningún discurso en positivo, todo es negativo y, para ello, recurren a la mentira. El señor Moreno Bonilla ha dicho en sede parlamentaria que Andalucía ha recibido cero euros del Gobierno de España. Cero. ¿Cómo puede decir eso?

-¿Cuánto es?

-Más de 4.000 millones de euros extraordinarios, sobre lo que le hubiera correspondido en un año normal, entre entregas a cuenta, fondos Covid, el reparto de la conferencia de servicios sociales, la de sanidad...

-Pero lo que sostiene es que, si fuese por el criterio de población, y eso es una alusión a usted, sería más

-No, es que van cambiando de criterio y esto lo hacen todas las comunidades del PP, que si les viene bien, se callan y no hacen el titular. El criterio para el reparto del gasto de la Covid es el de la incidencia de la pandemia, y yo incorporé una cohorte de población infantil que beneficiaba a Andalucía. 

-¿Por qué se incorporó?

-Para las garantías en las escuelas.

-Ministra, los gobiernos socialistas de la Junta también practicaron la confrontación contra Mariano Rajoy y José María Aznar. Usted ha sido consejera.

-Esto es frentismo, es utilizar una mentira para confrontar y es una mentira grave. Los gobiernos socialistas en Andalucía han sido combativos cuando han entendido que se le perjudicaba, pero no han animado un nacionalismo del tipo que le da lo mismo lo que ocurra en el resto de España porque es malo para mí. El PSOE de Andalucía ha sido el fiel de la balanza para que hubiera equilibrio e igualdad en toda España, eso no es lo que practica el PP.

-¿No le parece un buen ejemplo el superávit que ha alcanzado la Junta en 2020?

-Eso significa que le hemos transferido más dinero del que han podido gastar.

-Usted, que ha dirigido la Consejería de Salud, habría disfrutado con el presupuesto actual del SAS.

-Como consejera de Salud, hubiera disfrutado que hubiese una María Jesús Montero en el Ministerio de Hacienda. El SAS ha podido acometer ahora proyectos de inversión que eran imposibles con el dinero que enviaba el señor Rajoy. Por ejemplo, el hospital militar de Sevilla. Andalucía estaba sometida a un ajuste fiscal, donde el Gobierno andaluz tuvo que priorizar mantener unos servicios, sueldo e infraestructuras sobre la inversión. Nos sobrevivo una crisis en la que el Gobierno de Rajoy le puso a las comunidades el pie en el cuello.

-Pero lo haría porque España tenía una falta de recursos tremendos.

-Como ahora, igual que ahora, muchos menos recursos porque ha habido una caída del PIB a plomo. ¿Y qué hemos hecho? Transferir a las comunidades autónomas dinero por encima del sistema de financiación, 16.000 millones de euros. Y el que se endeuda es el Gobierno y el déficit lo asumimos nosotros y, en el futuro, lo corregimos nosotros. Es que no tiene nada que ver. Con Montoro... Montoro habría dado FLA, endeudamiento a las comunidades y graves problemas.   

-¿Ese frentismo se da, después, en el seno de las comisiones con los distintos ministerios? 

-No suele darse, son las afirmaciones políticas que se hacen en las ruedas de prensa de después de los Consejos de Gobierno, lo que algunas veces dice el señor Moreno Bonilla y, sobre todo, el señor Juan Marín, que lo que quiere es parecerse al original más que el original. Marín ha dicho barbaridades.

-Por ejemplo.

-Me llamó la atención que dijese que no iba a dar ayudas a Abengoa, que ha sido una empresa señera, y que conserva un gran conocimiento tecnológico para sectores que son de futuro. Y el señor Marín dice que no va a hacer lo que hicieron gobiernos anteriores.

-Quizás no puedan dar las ayudas por eso, porque han denunciado ante los tribunales a los gobiernos socialistas por dar subvenciones a las empresas. 

-Entonces yo me hago la siguiente pregunta. Entonces, desde la autonomía que tiene el Gobierno andaluz, ¿se renuncia a ayudar al tejido empresarial que tiene Andalucía? Vamos a renunciar a estimular, económicamente, a nuestra comunidad autónoma; vamos a abandonar competencias que tenemos tan importantes para ayudar a las empresas con problemas. Que lo aclaren, ¿no? No se le puede demandar al Gobierno lo que tú no quieres hacer.

-¿Si usted hubiese sido consejera de la Junta, le habría concedido ayudas a Abengoa?

-Tendría que haber estudiado los expedientes, como se hizo en España, ver cuál era el riesgo y me hubiera sumando, pero tanto tardó la Junta que la situación se fue deteriorando. En ese momento, sí se podía haber dado una ayuda condicionada, condiciones duras, pero para salvar a la empresa. Tanto tardó y tanto desprestigió a la propia empresa que ha habido un deterioro en el proceso. 

-El presidente de la Junta ha dado por cerrada la planta de Airbus en Puerto Real, ¿es así?

-Lo que el Gobierno le viene insistiendo a Airbus es que no se pierdan puestos de trabajo en Andalucía. Airbus ha cerrado un volumen muy importante de plantas en Alemania, y hace ya tiempo venía insistiendo en la necesidad de racionalizar las plantas. En la Bahía de Cádiz seguimos trabajando con ellos en ese requisito, que no se pierdan puestos de trabajo. Si se pueden mantener las dos plantas, bien; si no, que no se pierdan puestos.

-¿Continuarían en la otra planta?

-Sí. Estas son las condiciones de lo que estamos hablando con Airbus.

-El Estado participa en Airbus y le da ayudas.

-Es un 4%, una parte que no da para tener fuerzas para dar un giro a una estrategia, pero en las conversaciones que se mantienen con Airbus y en la relación que se tiene, para compra de aparatos militares y demás, se insiste en eso. Pero que yo sepa a Airbus no le hemos dado ayudas públicas, lo mismo ha acudido al ICO, pero no los tiene del fondo de solvencia, se financia bien en los mercados internacionales. Desde Hacienda no le hemos dado ayudas a Airbus.

+++++++++++++++++

-Su partido, el PSOE en Andalucía, anda metido en un proceso de primarias.

-No, todavía no.

-Pero se ve.

-Todavía no toca, y en eso hay que ser muy disciplinado. El cronograma del partido se va a final de año, cuando hayamos superado la pandemia, después del verano. Ya estaremos mejor para comenzar los procesos congresuales.

-¿Entonces el PSOE de Andalucía no celebrará su congreso hasta finales de año?

-Es lo que está previsto.

-¿No cree que hay un vacío espacial en el PSOE andaluz? ¿A usted le gusta la oposición que está haciendo?

-Diría que, en este momento, el PSOE está concentrado en el proceso de vacunación, después comenzará otro tiempo. Desde el Gobierno no hemos querido entrar en la confrontación con las comunidades del PP, no entramos en esa gresca.

-¿Qué parece Juan Espadas como candidato?

-Juan Espadas es una persona que puede ser lo que se proponga, secretario general, presidente de la Junta, presidente del Gobierno. Juan es una persona muy preparada, he trabajado con él y serán los militantes quienes tengan que elegir a esa persona. Que yo sepa el señor Espadas todavía no ha dicho dará el paso de presentarse a las primarias.

-Parece que el secretario general del PSOE, que es el presidente del Gobierno, ha dado el visto bueno.

-Que yo sepa, Espadas aún no ha trasladado que es candidato, eso es una decisión personal que debe tomar cada candidato.

-¿Pero eso es importante o es una frase hecha?

-No, es importante, nos equivocaríamos si el proceso de lo que debe hacer el PSOE en Andalucía sólo pasa por elegir a un candidato. Pasar por definir un proyecto, pasa por el papel que debe jugar el partido en la próxima década, pasa porque seamos capaces de anticipar los retos a los que Andalucía se va a enfrentar y que veamos en qué es competitiva y en qué es fuerte. Eso es lo importante y, luego, los candidatos. Por ese orden.  

-¿Usted puede ser la candidata a la Presidencia de la Junta?

-Cualquier militante puede ser candidato, pero estoy concentrada en una tarea que también es muy importante para Andalucía. También es importante que haya andaluces y andaluzas en el Gobierno en carteras que son claves. Porque los ministros y ministras también llevan a Madrid una mirada desde el sur que es muy necesaria para la igualdad en el territorio, y esa tarea es tan importante que me atrevería a decir que es igual que las otras.

-¿Ser ministra en Madrid como andaluza es tan importante como presidir la Junta?

-Cada tarea tiene su afán, pero son necesarias todas. 

-Hay varios ministros andaluces, una vicepresidenta, una ministra de Hacienda, el de Agricultura, Justicia... Vienen poco.

-Es que hemos vivido una pandemia, los ciudadanos tienen restringida la movilidad. Yo sólo me he trasladado por lo esencial, pero también esto va cambiando. 

   

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios