Córdoba

El PSOE se muestra sólido en Córdoba y el bipartidismo resiste

  • Podemos no cumple las expectativas, IU sufre un duro revés al quedarse con un escaño y Ciudadanos sorprende con un acta.

Cinco partidos representarán a Córdoba en el Parlamento andaluz en la nuevo legislatura que arranca tras las elecciones autonómicas celebradas ayer. El PSOE ganó los comicios con claridad en la provincia y logró un resultado que le consolida como primera fuerza en el territorio, mientras que el PP, pese a una fuerte caída en número de votos, pudo finalmente aguantar cuatro escaños. Podemos se quedó con sólo un acta, al igual que Ciudadanos e Izquierda Unida. Así las cosas, el bipartidismo se muestra más solido de lo que apuntaban las encuestas antes del inicio de la campaña. Y al margen de la lectura que realicen los líderes provinciales, los datos definitivos muestran que todas las formaciones tendrán que reflexionar sobre lo ocurrido, a excepción de Ciudadanos, por el que nadie apostaba en Córdoba hace 15 días y que se ha colado en el Parlamento andaluz con un resultado a todas luces inesperado. 

El PSOE ha ganado con una claridad incuestionable. Es la primera fuerza política de la provincia y saca una ventaja considerable en número de votos -que no en escaños- al PP. Aún así, se han quedado lejos de aquellos 164.270 votos de 2012, ya que los socialistas han perdido en torno a 13.000 sufragios. Había temor a que la irrupción de Podemos le pasara factura al PSOE, pero finalmente han aguantado el tipo mejor que los propios dirigentes preveían, demostrando así su fortaleza. 

Muy distinta es la sensación en el PP, que se ha dejado más de 53.000 votos respecto a 2012 y ha sufrido de manera severa la irrupción de nuevas formaciones, principalmente Ciudadanos. Los populares estuvieron casi toda la noche con tres escaños, aunque finalmente saltó el cuarto. Los populares pueden haber sufrido un desgaste importante como consecuencia de las políticas del Gobierno central y de lo que marcaban las encuestas respecto a su candidato. Aún así, el PP cordobés ha aguantado mejor que en otras provincias, principalmente por la capital. 

Podemos es ahora la tercera fuerza política de la provincia, ya que logró ayer más de 53.000 votos, pero que no cumplen con las expectativas que la formación de Pablo Iglesias se había marcado. Al final, su escasa actividad en la campaña -de casi invisibilidad en la provincia- le ha pasado factura, aunque obtiene un número de sufragios muy importante 

IU es una de las grandes derrotadas -junto al PP- tras las elecciones de ayer. Se ha dejado atrás en torno a 14.000 votos y pierde un escaño, que gana Podemos. Es otra de las formaciones que tendrá que reflexionar sobre su futuro, si bien el apoyo de la provincia le ha permitido mantener ese escaño. 

Ciudadanos es la sorpresa en Córdoba y, aunque en quinta posición, se cuela en el Hospital de las Cinco Llagas con un parlamentario, muy trabajado durante la campaña electoral, pero de gran valor para un partido que no contaba hace 15 días y que logró en Córdoba más de 32.000 votos. 

Una lectura aparte merecen los resultados de la capital. Aquí los populares han sido los más votados y les ha permitido salvar el tipo en unas elecciones en el que las cosas no le han ido bien. Casi 55.000 votos obtuvo el PP en la ciudad, pero nada que ver con los cerca de 80.000 que ganaron en 2012, con lo que se dejan 47.000, lo que supone un descalabro importante. 

También pierden apoyos los socialistas -más de 6.000 papeletas-, casi la mitad de todo lo que descienden en la provincia, lo que muestra que su punto débil sigue siendo la capital. Así, se llevaron algo más de 39.500 votos de los cordobeses y es el único pero a su victoria de ayer. 

Podemos obtiene unos 27.000 sufragios, la mitad del global provincial, aunque no le sirve para un segundo escaño. Sin embargo, partía de cero y los números revelan que no sólo se han nutrido de exvotantes de IU, sino del PSOE e incluso del PP. 

Ciudadanos se convierte en la cuarta fuerza política de la capital con unos 19.200 votos, provenientes en gran parte del descontento con el PP. Llamativo es también que en la ciudad en la que IU ha gobernado durante tantos años ahora quede como quinta fuerza en unas autonómicas. Pierde respecto a hace tres años 5.500 votos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios