Sucesos

Juanmi Mercado, de ciclista estrella a investigado en una banda de atracadores de Granada

Juanmi Mercado, tras proclamarse campeón de una etapa del Tour en el año 2006. Juanmi Mercado, tras proclamarse campeón de una etapa del Tour en el año 2006.

Juanmi Mercado, tras proclamarse campeón de una etapa del Tour en el año 2006. / Archivo

"Mercado, tercer granadino que gana una etapa del Tour". El 24 de julio del año 2004, la portada de Granada Hoy lucía este titular. Un día antes, el ciclista Juan Miguel Juanmi Mercado (Armilla, 1978), natural de Armilla, se había proclamado campeón de la etapa número 18, en el recorrido Annemasse-Lons le Saunier, vistiendo el maillot del Quick Step, llegando incluso a ser su imagen de marca. Dos años después, y tras haberse quedado sin sitio entre los grandes en 2005, Mercado encontró hueco en Agritubel y volvió a repetir su proeza. El 12 de julio de 2006, este ciclista granadino se alzaba con la décima etapa del Tour entre Cambo les Bains y Pau. Ahora, Juanmi Mercado ha vuelto a acaparar la atención informativa por un asunto que nada tiene que ver con su trayectoria deportiva. Tal y como ha podido saber Granada Hoy, Mercado ha sido investigado por la Guardia Civil en el marco de la Operación Zaletasuna, en la que se ha desmantelado una de las bandas criminales que atemoriza al Área Metropolitana.

En el año 2007, tras un difícil final de temporada, Mercado, cuya carrera profesional se había iniciado en 1998, tomó la decisión de decir adiós a la bicicleta al frustrarse las negociaciones para militar en el Andalucía Cajasur. "Mi decisión de retirarme no tiene marcha atrás", aseguró en una entrevista a este diario un año después y así fue, desde entonces se desvinculó del deporte tras haber dejado Granada en el top del ciclismo. Sin embargo, 14 años después de elevar por segunda vez su nombre a lo más alto del Tour de Francia, se ha visto envuelto en la oleada criminal que azota a los municipios del Cinturón granadino.

Entre diciembre de 2019 y febrero de 2020

Al menos 16 robos cometidos entre diciembre y febrero en Armilla, Ogíjares y Churriana de la Vega, un botín de más de 120.000 euros, vehículos sustraídos, electrodomésticos, material deportivo, instrumentos musicales, artículos electrónicos e informáticos, joyas y mobiliario, tres personas detenidas –dos hombres y una mujer de entre 23 y 33 años de edad, con antecedentes policiales, que habían ocupado de forma ilegal dos viviendas de Alhendín– y una cuarta, Juanmi Mercado, investigada por haber participado en alguno de estos robos. Este ha sido el resultado de la Operación Zaletasuna llevada a cabo por al Área de Investigación de la Guardia Civil de Armilla, la cual aún no se da por cerrada, ya que, según informó la Guardia Civil, se indaga la presunta participación de los detenidos en más robos de los que se han perpetrado en el Área Metropolitana.

Los implicados, que se habían especializado sobre todo en robos en comercios, forzaban las puertas para entrar en los establecimientos o domicilios que asaltaban. Sin embargo, si no lo lograban, hacían un butrón en alguna pared del establecimiento para así poder acceder a su interior.

Robos con fuerza

El primero de los robos tuvo lugar en Armilla, el 1 de diciembre del pasado 2019. Los detenidos forzaron la cerradura de la puerta de entrada a una congregación religiosa de la localidad, entraron al templo y sustrajeron diversos artículos, entre ellos, material informático, instrumentos musicales y una televisión.

A este robo le siguieron el resto en viviendas, panaderías, bares, supermercados y otros establecimientos comerciales de Armilla, Churriana de la Vega y Ogíjares, llegando incluso a ser reincidentes en alguno de ellos. Por ejemplo, en una panadería de Churriana entraron tres veces entre el 15 de diciembre y el 7 de enero, además de intentarlo una cuarta, mientras que en una conocida tienda de bicicletas de Armilla lograron sustraer material deportivo por valor de 68.000 euros en dos robos cometidos el 24 de diciembre y el 22 de enero.

La investigación

Ante ello, los agentes del Área de Investigación de la Guardia Civil de Armilla comenzaron a investigar establecimientos de compraventa de objetos de segunda mano de Armilla y Granada, en los que encontraron instrumentos musicales sustraídos en la congregación religiosa, así como en una de las viviendas asaltadas. A través de ese hilo, continuaron sus pesquisas en las que también revisaron las imágenes de las cámaras de seguridad de algunos de los establecimientos asaltados. Fue así como lograron identificar a los responsables de estos robos.

Durante la fase de explotación de Zaletasuna, los agentes realizaron dos registros domiciliarios en los que se recuperaron muchos de los objetos sustraídos. Tal y como ha informado el Instituto Armado, se trata de dos motocicletas, material audiovisual e instrumentos musicales, artículos electrónicos, pequeños electrodomésticos y artículos de bazar, un teléfono móvil, el mobiliario completo robado en una vivienda, joyas y material informático, y patrones de diseño de maillots y material deportivo sustraído en un conocido establecimiento de venta de bicicletas de Armilla. Asimismo, también se encontraron las ropas utilizadas en estos robos.

La investigación continúa abierta, sin embargo, algunos de los comerciantes afectados consideran insuficiente las medidas tomadas. En este sentido, uno de los afectados mostró a este diario su indignación porque "los que han cometido estos robos a las 24 horas de ser detenidos ya estaban en la calle y eso es lo que no puede ser".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios