Sucesos

Juicio a un médico por acoso sexual a una enfermera en Chimeneas (Granada)

  • Según la denuncia, habría intentado besarla en los labios cogiéndola a la fuerza

Juicio a un médico por acoso sexual a una enfermera en Chimeneas (Granada) Juicio a un médico por acoso sexual a una enfermera en Chimeneas (Granada)

Juicio a un médico por acoso sexual a una enfermera en Chimeneas (Granada)

La Fiscalía de Granada ha solicitado seis meses de prisión para un médico acusado de cometer un delito de acoso sexual en el ámbito laboral contra una enfermera cuando ambos trabajaban en el centro de salud de Chimeneas en Granada.

Según consta en el escrito de acusación,  los hechos se remontan a julio de 2018, cuando la enfermera desarrollaba su labor junto a F.Z.V., el médico, con el que entabló una relación laboral "cordial y agradable".

En una carta enviada por el padre de la mujer que ha denunciado los hechos, su hija R.G.S, de 27 años, es enfermera y durante el verano del año 2018 realizó una sustitución en la provincia de Granada.

Con la ilusión de desarrollar su trabajo, que "disfruta tremendamente por la parte humanitaria que supone y ganar cuatro euros", se fue sola hacia a esta localidad de la provincia, alquiló un piso y  cargó sus maletas de ilusión.

A los muy poquitos días, recibió una llamada suya a mediodía. "Apenas podía respirar, se asfixiaba y no conseguía entender lo que me pretendía decir", explica. "Yo ya sabía que algo trágico le había ocurrido porque desde pequeña cuando se pone muy nerviosa le dan ataques de asma", continúa el padre en su misiva, que recuerda que por su mente se le pasó que hubiera tenido un accidente de tráfico, un robo violento o una agresión por parte de algún paciente con problemas psiquiátricos

Después de esos minutos su hija hija le balbuceó entre sollozos que el médico con el que estaba prestando consulta en la localidad de Chimeneas, F.Z.V de 59 años, se había dirigido hacia ella con la intención de besarla en los labios, cogiéndola a la fuerza por las manos e incluso cogiéndole la cara. Era el tercer día que su hija estaba trabajando allí.

Después de ese forcejeo, volvió a  su consulta diciendo en voz alta frases tales como “si es que no debo de hacer estas cosas, yo lo sé”

Según el testimonio del padre, la enfermera  pensó que estaba frente a un psicópata y sólo el instinto de supervivencia hizo que sacara valentía para contestarle en esos momentos, "una falsa valentía que se convirtió en un decaimiento en cuánto que este individuo se marchó".

Una vez consiguió que se tranquilizará le recomendó que se marchará inmediatamente del lugar y que se dirigiera a cualquier centro de salud para que la atendiesen de su estado de nerviosismo y ansiedad, así como que presentase denuncia ante la Guardia Civil. Igualmente habló con el coordinador del SAS para ponerle en conocimiento los hechos y solicitar que no coincidiera nuevamente con ese individuo.

En un principio se instruyó la causa por un supuesto delito leve de coacciones si bien el Juzgado de Instrucción número 4 de Granada, a la vista de las pruebas y manifestaciones, acordó suspender el juicio oral por ese delito iniciado el pasado 14 de febrero y transformó la causa contra el doctor F.Z.V. en un presunto delito de acoso sexual en el ámbito laboral, por el que la Fiscalía solicita seis meses de prisión con la accesoria de inhabilitación especial para el sufragio durante la condena y una multa de 6.000 euros por el daño moral ocasionado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios