Tráfico de droga

Los enganches eléctricos de una plantación de marihuana provocan un incendio en Deifontes (Granada)

  • Se encontró cerca de medio centenar de plantas en el lugar de los hechos

  • En otra operación realizada en Maracena fueron decomisadas otras 300

Imagen de archivo de un agente de la Guardia Civil en una plantación de marihuana. Imagen de archivo de un agente de la Guardia Civil en una plantación de marihuana.

Imagen de archivo de un agente de la Guardia Civil en una plantación de marihuana. / G. H.

La Guardia Civil ha realizado las dos primeras operaciones de 2020 en la provincia de Granada contra el cultivo ilegal de marihuana, que se han saldado con 347 plantas intervenidas y dos personas investigadas por un delito contra la salud pública por cultivo de droga y por defraudación de fluido eléctrico.

Una conexión ilegal provoca un incendio en una cochera

La primera actuación tuvo lugar en Deifontes el pasado día 8 de enero. Los agentes del Área de Investigación de la Guardia Civil de los Montes Orientales fueron los que descubrieron una plantación con 47 plantas de cannabis sativa después de que una conexión ilegal a la red eléctrica provocara un incendio en el garaje de la vivienda.

La conexión que provocó el incendio era la que alimentaba todo el aparataje que hace posible el cultivo de marihuana en el interior de una vivienda. Un hombre de 56 años de edad, sin antecedentes policiales, ha sido investigado por cultivo de droga y por defraudación de electricidad.

300 plantas en un domicilio de Maracena

La segunda actuación tuvo lugar en Maracena el pasado día 10 de enero. Los agentes del Área de Investigación de la Guardia Civil de esa localidad acudieron a un domicilio donde, tras obtener el permiso de la propietaria de la vivienda para realizar un registro, los agentes encontraron 300 plantas de cannabis sativa y los operarios de Endesa descubrieron una conexión ilegal a la red eléctrica que estaba consumiendo 60 amperios, el equivalente a unas quince viviendas unifamiliares.

En esta operación la Guardia Civil ha investigado a un hombre de 58 años de edad, con antecedentes policiales, por cultivo de droga y defraudación de fluido eléctrico. En ambas intervenciones la Guardia Civil ha contado con la colaboración de técnicos de Endesa para localizar y desmantelar las conexiones ilegales a la red eléctrica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios