La desescalada en la provincia

Las playas de Granada ya están listas para abrir: la reconstrucción empieza desde la Costa

  • Vigilancia, carteles con información y parcelas, los mecanismos para garantizar la seguridad

  • Los municipios del litoral aseguran que no habrá problemas de aforo pese a las restricciones

Un operario, este sábado, realizando trabajos en una de las playas de Almuñécar. Un operario, este sábado, realizando trabajos en una de las playas de Almuñécar.

Un operario, este sábado, realizando trabajos en una de las playas de Almuñécar. / Antonio L. Juárez/Photographerssports

Quedan menos de 24 horas para que Granada inicie la fase 2 de la desescalada y todas las miradas están puestas en la Costa. La reapertura de las playas ha sido una de las medidas más esperada, pero ¿cómo va a ser ese primer baño del año? Todo tal y como lo conocíamos ha cambiado y el verano de 2020 será totalmente distinto. Sin embargo, los principales municipios del litoral granadino –Motril, Salobreña y Almuñécar–, ya se están preparados para hacer frente a nivel turístico a una temporada estival marcada por el coronavirus.

En horario de 9:00 a 23:00 horas, los granadinos podrán visitar las playas de Almuñécar desde este lunes. Esta limitación horaria se debe a que durante esas horas se llevarán a cabo los trabajos de desinfección en aseos, duchas y vestuarios. Si bien, no será hasta el 12 de junio cuando la localidad sexitana cuente con servicio de socorrismo.

En Salobreña, vecinos y visitantes también podrán disfrutar de sus playas. Eso sí, sin poder hacer uso de los servicios. Y es que no será hasta la segunda quincena de junio cuando la Villa inaugure de forma oficial sus playas con la puesta en marchad e todos los servicios (socorrismo, limpieza de arena y agua y módulos de aseo).

Sin embargo, Motril ha fijado este martes 2 de junio, y no el lunes, como la fecha de reapertura. Si bien, habrá que esperar hasta el día 13 de junio para que los usuarios puedan hacer uso de los servicios complementarios de playa, como duchas o aseos, mientras que hasta el 15 de junio se ha dispuesto un servicio con una treintena de monitores deportivos que cubrirán funciones de información sobre las medidas de prevención. A partir de esa fecha será cuando lleguen los auxiliares de playas asignados desde la Junta de Andalucía para realizar las tareas de vigilancia.

De momento, los tres municipios apelan a la responsabilidad y al comportamiento cívico de la ciudadanía para cumplir con las medidas de seguridad en las playas. Sin embargo, sí que se estudian medidas para controlar los aforos de cara al verano. Así lo indicaron los propios alcaldes de estas tres localidades a Granada Hoy.

Parcelas y cámaras en Salobreña

Hace unas semanas una empresa probó como sería parcelar la playa de Salobreña para garantizar la seguridad. Esta medida servirá precisamente par el control de aforo en las playas salobreñeras, lo cual según indicó la alcaldesa, María Eugenia Rufino, "es una de las prioridades". "Aunque las playas cuentan con espacio suficiente ahora se va a optimizar porque normalmente no se ocupa toda la arena. Desde pleamar a la arena habrá un espacio despejado para el paseo por la orilla, tal y como ha establecido la ley. Otros lugares de paso como las pasarelas se utilizarán para el tránsito y para delimitar las parcelas en las que se ubicarán los bañistas. La parcelación se hará con un tractor que hará camadas que permitan diferenciar los espacios a ocupar y de paso", indicó Rufino.

"Por cada persona se calculan 4 metros cuadrados y, en cada parcela, habrá señalización de la capacidad y el número de bañistas que se pueden situar ahí. En los accesos a la arena habrá señalización sobre estas medidas y el uso que se debe hacer de las playas y el personal de refuerzo de la Junta también hará labores de información para que los socorristas contratados por el Ayuntamiento puedan continuar haciendo su trabajo sin otra distracción", añadió la alcaldesa.

Sin embargo, Salobreña apuesta además por la instalación de cámaras de seguridad para controlar el aforo: "Estamos a la espera de la autorización de la delegación del Gobierno en Andalucía para la colocación de los paneles con las cámaras de seguridad y la megafonía a lo largo de todo el litoral", explicó Rufino.

Autocontrol y vigilancia en Almuñécar

Almuñécar ha aprobado esta semana un bando municipal en el que se estipula que los bañistas o usuarios de las playas sexitanas tendrán que guardar los dos metros de distancia de seguridad, tanto en el agua como en la arena y los grupos de reunión, en los que también deberá guardarse la distancia estipulada, no podrán superar el máximo de personas permitidas según la fase. Para concienciar sobre ello, el municipio instalará cartelería y códigos QR a través de los cuales se explicarán las recomendaciones a seguir.

Tal y como explicó la alcaldesa de la localidad, Trinidad Herrera, "las medidas de vigilancia hasta la entrada en vigor de socorrista y auxiliares de playa la llevará la Policía Local. Más que control será autocontrol de cada usuario de playa atendiendo las medidas de seguridad que hemos fijado según las normas sanitarias".

Asimismo, la regidora indicó que "para los controles a partir de la puesta en marcha de socorristas y auxiliares de playa contamos con 35 socorristas y 78 auxiliares".

Banderolas y cartelería en Motril

Los primeros diez metros lineales de playa señalizados con banderolas, vigilancia, cartelería y apelar a la responsabilidad individual. Estas son las medidas que se llevarán a cabo en la localidad de Motril. Y es que, según explicó su alcaldesa, Luisa García Chamorro, "más que adoptar medidas de control o coercitivas, Motril apela a la responsabilidad individual de los vecinos y visitantes y, para ello, deben estar informados".

"Las cuatro playas de nuestro municipio (Azucenas, Playa Granada, Poniente y el Cable) son muy extensas y suman 5.795 metros lineales de superficie útil de playa, sin incluir las del litoral de la Entidad Local Autónoma de Carchuna y Calahonda", explicó García Chamorro, lo cual se traduce en un "aforo máximo calculado de estas cuatro playas de unas 71.000 personas, teniendo en cuenta que hemos establecido una zona de reserva en los primeros 10 metros lineales de playa, que se va a señalizar con banderolas".

Ante ello, en la localidad se aboga por "instalar cartelería en las treinta cabeceras de pasarela de acceso para informar de las normas de obligado cumplimiento, como la distancia mínima interpersonal y las actividades permitidas. Se trata de informar a la gente para que sepan dónde y cómo colocarse", indicó la regidora. Una cartelería y señalización que estará ya habilitada desde "el mismo día en que reabran las playas", es decir, este martes.

Si en algo coinciden las tres alcaldesas es en la importancia de que todo el que lo desee pueda disfrutar este verano de las playas de la Costa de Granada con total seguridad, un hecho por el que coinciden en que no será necesario establecer preferencias de acceso a las mismas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios