Propiedad intelectual

La piratería bajó un 5% en 2019, pero subió "significativamente" durante el confinamiento

  • La Coalición de Creadores e Industrias de Contenidos cifra en 2.437 millones el perjuicio a las industrias del libro, la música o el cine

  • Cuatro de cada diez usuarios alegan no saber aún "distinguir" entre las plataformas legales y las ilícitas

Un joven navega por internet. Un joven navega por internet.

Un joven navega por internet. / D. S.

El confinamiento aumentó "significativamente" el número de visitas a portales de contenido ilícito, según un estudio realizado por la Coalición de Creadores e Industrias de Contenidos, que también cifra en un 5% el porcentaje de caída de la piratería digital en 2019. Así se desprende del Observatorio de la Piratería y hábitos de consumo de contenidos digitales 2019, presentado este viernes y que incluye además un análisis del impacto de la pandemia, que destaca que a partir de la declaración del estado de alarma, se incrementó de manera "significativa" el número de usuarios que accedían a portales de contenido ilícito.

En concreto 11 de cada 100 internautas accedieron a estos portales cuando antes nunca lo habían hecho y además entraron en una mayor número de sitios ilícitos. El 25% accedió a tres o más portales en la primera semana de confinamiento estricto, frente al 19% que lo hacía en las semanas previas. Esto demuestra que su consumo se diversificó respecto a los portales que visitaba antes de ese periodo. El informe ha sido presentado por la Coalición en un acto celebrado en la Biblioteca Nacional de España al que ha asistido el ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes, quien ha destacado que aunque la piratería "sigue siendo un serio problema, podemos estar contentos por el avance de la lucha".

Según el documento, durante el confinamiento estricto se observaron varios cambios importantes en los hábitos de consumo de contenidos ilícitos: más usuarios, más contenidos consumidos en un mayor número de portales, y un consumo más constante durante todo el día. Pero este consumo disminuía cada día a partir de las 20:00 horas, a diferencia de lo que ocurría antes del estado de alarma, donde se observaba una importante concentración del consumo entre las 19:00 y las 23:00 horas. Tras la vuelta a la llamada nueva normalidad, los indicadores de intensidad de consumo volvieron a niveles previos al estado de alarma, y el número de usuarios se redujo "considerablemente, registrándose los mínimos de todo el periodo".

Descenso en 2019

Respecto a los datos de 2019, el informe apunta que la piratería digital experimentó en España otro descenso en cifras absolutas, en concreto un 5%, lo que significa que se accedió a 5.187 millones de contenidos ilícitos, una cifra que representa una disminución acumulada del 17% desde 2015. El valor de dichos contenidos es de 30.904 millones de euros y el perjuicio para el sector alcanzó los 2.437 millones de euros. Es decir, según este informe las arcas públicas podrían haber percibido 673 millones de euros durante 2019, una cifra que se eleva a los 4.658 millones desde 2012, y "se podrían haber creado cerca de 120.000 puestos de trabajo directos e indirectos".

En cuanto al acceso a contenidos, este informe, elaborado por la consultora independiente GfK, destaca que la industria del libro es la más afectada, con un porcentaje de individuos que realizan accesos ilícitos del 33%, seguida por las películas (31%), la música (30%), las series (26%), los periódicos (23%), el fútbol (22%), los videojuegos (20%), las revistas (13%) y las partituras (5%). Respecto a los 2.437 millones de euros de beneficios perdidos por la piratería en 2019, es la música la peor parada, con 527 millones de euros, seguida de las películas, con 437 millones; las revistas, 323 millones; el fútbol, 293; los periódicos, 287; los libros, 230; los videojuegos, 203; las series, 108, y las partituras 30 millones.

Para Carlota Navarrete, directora de la Coalicion de Creadores e Industrias de Contenidos, acabar con la oferta ilegal de contenidos es un reto "estratégico inaplazable", ha urgido durante la presentación.

Justificaciones

Entre los motivos que justifican el acceso ilícito a contenidos, detalla el informe, cuatro de cada 10 consumidores afirman "no saber distinguir entre las plataformas legales/ilegales", mientras que el 54% argumenta que lo hace porque ya paga por una conexión a internet o televisión de pago. "No hay consecuencias legales" y "no estoy haciendo daño a nadie o a ninguna industria" son justificaciones que se han reducido hasta el 30% y el 24%, respectivamente, lo que evidencia, "afortunadamente", una mayor concienciación positiva del consumidor y que las campañas de sensibilización "son efectivas".

Por fechas, se accede menos a contenidos ilegales en los meses de verano (entre julio y septiembre), mientras que abril y mayo acaparan la mayor media de sesiones por usuario. El informe también desvela que ha habido un ligero aumento en el acceso a los contenidos ilegales a través de los buscadores al pasar del 62% al 60% registrado en 2018. De ellos, Google se mantiene como el más utilizado: nueve de cada 10 accesos a contenidos piratas se producen desde sus resultados de búsqueda.

No obstante, lo que más destaca es el aumento del uso de redes sociales como medio para acceder a contenidos ilícitos (del 21% al 23% de 2019): Facebook (58%), Youtube (54%), Whatsapp (35%), Instagram (33%) Twitter (26%) o Telegram (25%).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios