alemania

Alemania nunca muere

  • La Mannschaft, que estuvo a punto de dar la sorpresa cayendo eliminada, se aferra a la épica

  • Kroos se erige en el nuevo líder alemán

Toni Kroos resopla tras lograr el gol frente a Suecia. Toni Kroos resopla tras lograr el gol frente a Suecia.

Toni Kroos resopla tras lograr el gol frente a Suecia. / ronald wittek / efe

Es una vieja fábula del fútbol: Alemania nunca muere y siempre vuelve cuando parece liquidada. Cuando el refinado juego de toque de sus últimos tiempos le había fallado, la Mannschaft sacó a relucir su versión más antigua y épica en Rusia 2018 para protagonizar su última gesta en una Copa del Mundo: una increíble remontada de último minuto.

La campeona parecía a punto de quedar eliminada en primera fase por primera vez desde 1938 en la memorable noche del sábado en el estadio Fisht de Sochi, en su segundo partido del Grupo F. Incluso el empate la dejaba al borde de la eliminación.

El primer gol es culpa mía; pero cuando haces 200 pases, es lógico que falles alguno"

Alemania jugaba con diez desde el minuto 82 por la expulsión de Jerome Boateng y el cerebro de unas de las Alemanias más elegantes que se recuerde, Toni Kroos, había hecho un partido horrendo tras perder la pelota que condujo al 1-0 para los suecos en el 32'. Hasta que llegó el minuto 95, literalmente segundos antes del pitido final. Tiro libre para la tetracampeona.

Kroos tocó la pelota con Marco Reus y cuando todos esperaban un centro desde el lado izquierdo, el centrocampista la mandó al fondo del arco con un brillante disparo. Quizá una buena síntesis de la estética y la épica de Alemania: el fino pie derecho de Kroos culminó la heroica remontada tras el empate marcado por Reus en el 48'.

"¡Estamos vivos!", celebró Kroos en la madrugada de Sochi en las redes sociales, aunque ya había explotado sobre el campo. "Mucha gente se habría alegrado de que nos quedásemos fuera hoy, pero no se los vamos a poner tan fácil", dijo el volante del Real Madrid, conocido hasta ahora más bien por su talante tranquilo y flemático.

"Claro que el primer gol es culpa mía. Fue un pase erróneo, algo que normalmente no me pasa. Pero si das 400 pases, puede pasar que dos no lleguen" agregó, desbordante de confianza. "Pero uno tiene que tener luego los huevos de jugar el segundo tiempo como lo hicimos", siguió el jugador, barajado ahora como el líder de la renacida "Mannschaft".

"R-e-s-p-e-to", tituló el sobrio portal del semanario Der Spiegel, que ve a Kroos como el heredero de Philipp Lahm o Bastian Schweinsteiger en la jerarquía del equipo de Joachim Löw. "Gracias, Kroos", escribió el sensacionalista Bild. "El disparo magistral", celebró por su parte el diario francés L'Equipe, que recordó el miedo que infunde la legendaria garra teutona: "El gran terror".

"El fútbol es un deporte sencillo en el que 22 personas persiguen el balón durante 82 minutos, los alemanes pierden un jugador, 21 personas persiguen el balón durante 13 minutos y al final los alemanes ganan de alguna maldita manera", escribió Lineker en Twitter. Porque Alemania, nunca está muerta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios