Covirán Granada-Palencia | LEB Oro El Covirán Granada merece estar en el ‘play off’ por el ascenso

  • Los granadinos se juegan a una carta estar en las eliminatorias por el ascenso a la ACB

  • La afición ha de jugar un papel clave en el se ha convertido partido más importante de la temporada

Los jugadores del Covirán, con ganas de medirse al Palencia Los jugadores del Covirán, con ganas de medirse al Palencia

Los jugadores del Covirán, con ganas de medirse al Palencia / Carlos Gil (Granada)

En Granada no se entiende de barcos, pero sí se tiene la certeza de que el nombre del Covirán debe ser uno de los ocho equipos que van a jugar el play off por el ascenso.

A lo largo de la temporada los hombres de Pablo Pin han hecho méritos más que suficientes para ello. De hecho, salvo la segunda y la tercera jornadas, la tabla de clasificación ha acogido semana tras semana al conjunto nazarí entre sus preferidos.

Todo pasa por la victoria Todo pasa por la victoria

Todo pasa por la victoria

Pero una liga tremendamente igualada en su zona septentrional ha tenido como consecuencia que la increíble cifra de 19 victorias que acumulan los granadinos en una categoría en la que han debutado no hayan servido para certificar su presencia en el play off y que se la tengan que jugar en la última jornada liguera. Así son las cosas.

Alejandro Bortolussi siempre mira hacia adelante Alejandro Bortolussi siempre mira hacia adelante

Alejandro Bortolussi siempre mira hacia adelante / Carlos Gil (Granada)

El rival también se la juega

Para aderezar aún más el encuentro en el que el Covirán Granada se juega su pasaporte hacia el play off, el rival de esta noche, el Palencia, también está en las mismas.

En otras palabras, lo que hoy se juega sobre el parqué del Palacio de Deportes es una final en toda regla en la que el ganador se lleva el gato al agua y la gloria. En el caso de derrota, a los granadinos les queda la remota posibilidad de que el Huesca, que también se la juega, no gane en su cancha al Valladolid.

Al completo

Para encuentro, en el que el Covirán se juega dar un paso más adelante en su corta pero ya interesante historia, Pablo Pin cuenta con todos sus efectivos salvo Alo Marín. Aunque el escolta gaditano ya se ejercita con el grupo, aún adolece de falta de falta de ritmo, algo que ya han cogido los anteriores en salir de la enfermería: Sergio Olmos y, sobre todo, Alejandro Bortolussi.

Por tanto, Pin tendrá el banquillo repleto para administrar perfectamente a los suyos a lo largo de unos 40 minutos que prometen intensidad y mucha emoción.

La defensa será crucial

La labor en la retaguardia de los granadinos será una de las claves durante el choque pues de su sacrificio y capacidad de generar ayudas dependerá buena parte del éxito del Covirán.

El Palencia es un equipo con gran facilidad para la anotación, pues tiene en sus filas con no pocos puntos de referencia. Carles Marco cuenta con hasta cuatro jugadores que superan los 300 puntos –en el Covirán sólo los ha superado Guille Rubio– como son los ala pívot Nikola Cvetinovic (366 puntos) y el incombustible Urko Otegui (327), el alero Calvin Hermeson (351) y, por encima de todos, el escolta estadounidense Stephen Vasturia, que promedia algo más de 16 puntos por partido tras la disputa de 33 encuentros (540).

La lucha por el rebote será también crucial entre dos equipos que presentan números parejos. Para los granadinos será esencial para evitar así segundas y terceras opciones a un rival que al final hace pasar el balón por el aro.

... y también la afición

El apoyo de la afición puede ser determinante El apoyo de la afición puede ser determinante

El apoyo de la afición puede ser determinante / Carlos Gil (Granada)

En un encuentro de este calado habrá un tercer factor que debe inclinar la balanza a favor de los de Pin: la afición. A pesar de la hora y de la festividad de Día de la Cruz, el aliento de los seguidores nazaríes ha de ser un jugador más con el que cuente Pin. Y todo porque este partido hay que ganarlo sí o sí.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios