Covirán Granada-Bilbao Basket | La crónica Gran triunfo del Covirán con sabor a 'play off'

  • Partidazo y victoria del conjunto nazarí, que no se amilana ante la dureza del Bilbao Basket, uno de los favoritos al ascenso a la ACB

Los jugadores del Covirán celebran el gran triunfo ante el Bilbao Basket Los jugadores del Covirán celebran el gran triunfo ante el Bilbao Basket

Los jugadores del Covirán celebran el gran triunfo ante el Bilbao Basket / Fermín Rodríguez (Granada)

Un recién ascendido a la LEB Oro no sólo trató de tú a un recién descendido y máximo aspirante a retornar a la ACB, sino que le mojó la oreja en un encuentro en el que el Covirán y el Bilbao ofrecieron un gran espectáculo en un Palacio de Deportes que vibró con los suyos: 72-70.

Fue un choque de hombres, muy duro, en el que ambos conjuntos ofrecieron, además, una fortaleza mental y física digna de encomio. Fueron 40 minutos de una igualdad casi total.

Cuando a falta de cuatro minutos parecía que estaban  contra las cuerdas, los grandainos sacaron raza para maniatar el ataque visitante y endosar un parcial de 9-0 que resolvió el partido, aunque hasta que no sonó la bocina todo estuvo en el aire.

Carlos de Cobos fue determinante en el tramo final del choque Carlos de Cobos fue determinante en el tramo final del choque

Carlos de Cobos fue determinante en el tramo final del choque / Fermín Rodríguez (Granada)

Los de Pin se subieron a las barbas de un Bilbao que dio y pulió cera, pero que se encontró con unos anfitriones que dieron brillo al que bien podría ser su mejor partido. La tremenda igualdad de la categoría no asegura los play off, pero los nazaríes ya han hecho méritos más que suficientes.

El partido fue muy duro y muy intenso El partido fue muy duro y muy intenso

El partido fue muy duro y muy intenso

Se abren las 'hostilidades'

Con mucha concentración e intensidad en defensa en ambas pistas comenzó un choque que en sus primeros compases resultó vistoso por las ofertas tácticas que ofrecieron los contendientes. Se intercambiaron canastas hasta que mediado el acto inicial el Covirán se atascó en ataque. Un parcial de 0-6 provocó el primer tiempo muerto de Pin (10-15, 7’).

Tres triples consecutivos, uno de Pardina y dos de Josep Pérez cortaron con contundencia la pequeña sequía ofensiva. Y con la misma entrega en la retaguardia no sólo volvió la igualdad al marcador, sino que los locales cerraron el primer cuarto mirando al rival por el retrovisor: 23-20.

Dureza

Los vizcaínos volvieron con más ímpetu al parqué conscientes de que al Covirán no se le puede dar ni agua. El choque se endureció porque los locales no se amilanaron en ningún momento. Y con este panorama salió Bortolussi para dejar su impronta con un triple nada más pisar la pista.

Mumbrú las vio venir y paró el encuentro (31-26, a 6’13’’ para el descanso). A la vuelta, siguió la guerra. Los dos técnicos, que no querían bajar ni un ápice el ritmo, sobre todo atrás, movían sus peones a la par que el marcador se ralentizó en sus movimientos.

Los bilbaínos metieron una marcha más en su dureza, incluida una fea antideportiva de Rigo a Pardina, pero se encontraron con la firmeza de los locales, dispuestos a no dejarse a intimidar y, sobre todo, a seguir jugando al baloncesto. No obstante, la falta de acierto en el tramo final del primer tiempo se tradujo en un parcial de 6-11 que dejó a los visitantes al mando gracias a una canasta de Salgado sobre la bocina: 42-43.

Reanudación

El paso por los vestuarios calmó un poco los ánimos. Los primeros compases de la reanudación fueron más 'amigables', pero sin perder nadie ni un ápice de entrega, sobre todo en las retaguardias. Los dos equipos tuvieron que trabajar más sus canastas. Eso sí, según avanzó el cuarto, las buenas maneras se fueron perdiendo.

Joan Pardina fue el máximo anotador de los nazaríes Joan Pardina fue el máximo anotador de los nazaríes

Joan Pardina fue el máximo anotador de los nazaríes / Fermín Rodríguez (Granada)

Mediado el tercer cuarto las defensas estaban muy por encima de los ataques. Y cuando un equipo las daba, a trascartón las tomaba. Cinco puntos seguidos de 'Borto' volvieron a poner al Covirán arriba (55-53). Un triple de Schreiner sobre la bocina puso colofón a un bonito acto y dejó a los bilbaínos con una ligera ventaja a falta de los últimos diez minutos: 56-57.

Emoción hasta el final

Ninguno de los dos contendientes estaba dispuesto a ceder terreno en un cuarto en el que el marcador se mantuvo inamovible más de dos minutos. Un triple de Rigo fue el primer balón que pasó por el aro (56-60).

En los últimos cuatro minutos los visitantes sólo pudieron anotar dos puntos

Reaccionó de forma contundente el Covirán que, con sacrificio atrás y moviendo el balón en ataque, evitó que los visitantes se agarraran a una mínima ventaja. Aunque poco después, dos triples seguidos 'dispararon' a los bilbaínos (63-68, a 4’09’’ para el final).

Los nazaríes no bajaron los brazos y apretaron los dientes. Secaron a los de Mumbrú . Un triple de De Cobos cerró un parcial de 9-0 que dejó, a falta de 54 segundos, el partido de cara. El Covirán los gestionó a la perfección.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios