Deportes

Messi, el gran interrogante

  • Desde la derrota en el Mundial de Rusia ante Francia nada se sabe del argentino

  • El Barça inicia un curso en el que la Champions es una obsesión

Massi y Luis Suárez, en la ciudad deportiva de Sant Joan Despí . Massi y Luis Suárez, en la ciudad deportiva de Sant Joan Despí .

Massi y Luis Suárez, en la ciudad deportiva de Sant Joan Despí . / enric fontcuberta / efe

Se le vio sonriente descansando con su familia en Ibiza; animado en uno de los locales de moda de la isla y feliz jugando a la pelota con su perro Hulk, ya de regreso en Barcelona. Pero ¿cómo afrontará Messi la nueva temporada tras su decepcionante Mundial?

Es una de las grandes incógnitas a un día para que el campeón de la Liga y la Copa del Rey se estrene en la nueva campaña en la Supercopa frente al Sevilla. Un mes y medio después de que la poderosa Francia eliminara a la selección argentina en los octavos de final de la Copa del Mundo que debía coronarlo, la estrella azulgrana pisará de nuevo un campo con todas las miradas fijadas sobre él.

El pasado 30 de junio abandonaba el Kazan Arena cabizbajo, frustrado de nuevo en su sueño de levantar ese título que no consta en su palmarés. Rusia 2018 tampoco fue su Mundial. Cuatro años después de perder en la dolorosa final de Brasil 2014, Messi ni siquiera pudo acercarse a la revancha. Su actuación fue casi tan decepcionante como la de su combinado.

Desde entonces, un prolongado silencio ha sido su única respuesta. Por no decir, Messi, de 31 años, ni siquiera dijo si volverá a vestir la camiseta de su selección. Ésa es la gran preocupación de los hinchas argentinos, que lo aman y odian a partes casi iguales.

La de los seguidores del Barcelona, que simplemente lo adoran, apunta en otra dirección: ¿tendrá Messi la suficiente motivación para seguir tirando del carro del Barça? ¿Le quedarán fútbol y ganas? De vacaciones mientras parte de sus compañeros se preparaban para el nuevo curso en la gira por los Estados Unidos, la estrella argentina no ofreció ni una sola pista sobre cómo encara una temporada en la que al conjunto dirigido por Ernesto Valverde se le exigirá, sobre todo, un mejor papel en la Liga de Campeones. La ansiada Champions es la asignatura pendiente del equipo catalán y de Messi en los últimos años.

No es casualidad que el quinto y, de momento, último Balón de Oro del futbolista argentino se remonte a 2015, el año en el que el Barcelona logró su último título continental. Desde entonces, el cuadro blaugrana no ha sido capaz de pasar de los cuartos de final del gran torneo europeo mientras el Real Madrid ganaba las tres ediciones celebradas.

En ese tiempo Messi no resultó determinante en los duelos decisivos. Incluso en ciertos encuentros se lo echó en falta. Algunas voces sostienen que Messi ya ofreció lo mejor de sí mismo y que su reinado en el fútbol mundial, como el de Cristiano Ronaldo, tiene los días contados.

Con la camiseta del Barcelona, la de sus mayores éxitos, Messi apenas comparece ante los medios de comunicación. Lo que se sabe de él llega a través de terceros o de las redes sociales. Tampoco ahí se pronunció desde el 26 de junio, cuando Argentina derrotó a Nigeria y se salvó de una escabrosa eliminación en la primera fase del Mundial de Rusia. La última publicación de Messi en Facebook e Instagramse produjo tres días después, justo antes de la caída de la convulsa albiceleste ante la luego campeona Francia. Sus seguidores y el Barcelona esperan que mañana rompa su silencio ante el Sevilla con una actuación que les permita creer que el 10 regresa con ganas y fútbol para volver a reinar.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios